MADD Texas les pregunta a los padres: ¿Incluye su lista para el regreso a clases hablar con sus hijos adolescentes sobre los peligros del consumo de alcohol entre menores de edad? Debería incluirlo. Una nueva encuesta realizada en Texas muestra que la mayoría de los adolescentes no obtienen la información relacionada con el alcohol en su hogar

AUSTIN, Texas, 20 de agosto de 2013 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Mientras realizan la lista de suministros para el regreso a clases, los padres deben incluir el diálogo con sus hijos sobre los peligros del consumo de alcohol entre menores de edad. Los nuevos datos obtenidos en todo el estado demuestran que, si bien los padres son el factor de influencia principal en las decisiones de sus hijos relacionadas con beber, la mayoría de los niños no reciben el mensaje sobre los peligros del consumo de alcohol en su hogar. En una encuesta reciente realizada a jóvenes menores de edad de Texas, el 62 por ciento de estos manifestaron que obtenían la información sobre los peligros del alcohol de la televisión o de la escuela. Antes de que los adolescentes regresen a la escuela, Madres en Contra de Conducir en Estado de Ebriedad (Mothers Against Drunk Driving, MADD) invita a los padres a hablar con sus hijos sobre el alcohol mediante el uso de las herramientas proporcionadas en el programa Power of Parents.

"Los adolescentes de Texas no están recibiendo el mensaje sobre los peligros del consumo de alcohol entre menores de edad de parte de sus padres. La televisión y las escuelas están llenando este vacío, pero los padres siguen siendo la principal influencia cuando se trata del alcohol", indicó Jaime Gutiérrez, director estatal de MADD. "El momento en que los estudiantes regresan a la escuela es ideal para que los padres conversen con sus hijos adolescentes sobre los peligros del consumo de alcohol entre menores de edad. No hay nada que supere la influencia positiva de un padre".

Los jóvenes menores de edad de Texas manifiestan que acceder al alcohol resulta más fácil que nunca. Muchos niños menores de edad informan que no solo es sencillo conseguir el alcohol a su edad, sino que la mayoría considera que sus pares se emborrachan regularmente. De hecho, cuatro de cada cinco estudiantes menores de edad (80 por ciento) manifiestan que conseguir alcohol es fácil. Al mismo tiempo, casi nueve de cada diez estudiantes menores de edad (86 por ciento) creen que, al menos, emborracharse es una experiencia algo común para sus pares.

Además, los estudiantes menores de edad de Texas informan que se sienten preparados para soportar la presión de sus pares, pero que están preocupados por sus amigos. La gran mayoría de los estudiantes encuestados no estaban preocupados por la presión por parte de sus pares para beber o participar de algún comportamiento ilegal parecido. Al mismo tiempo, fueron mucho más propensos a decir que les preocupaba que sus amigos enfrenten una presión similar por parte de sus pares (el 42 por ciento expresó preocupación por sus amigos mientras que solo el 23 por ciento expresó una preocupación personal). Y, a pesar de manifestar que no están preocupados por su capacidad para soportar la presión de sus pares, cerca de la mitad de los estudiantes (47 por ciento) informan que los estudiantes que consumen alcohol probablemente terminen viajando con un conductor ebrio.

"Nuestros jóvenes menores de edad parecen estar diciéndonos que se sienten preparados para soportar la presión por parte de sus pares relacionada con el consumo de alcohol; sin embargo, muchos están preocupados por sus amigos", agregó Gutiérrez. "Los padres pueden marcar una gran diferencia con solo hablar con sus hijos. Dialogar con nuestros adolescentes puede darles fuerzas para evitar el consumo de alcohol y, posiblemente, para alentar a sus amigos a no beber".

El consumo de alcohol entre adolescentes provoca unas 5,000 muertes por año, más que todas las demás drogas de venta ilegal combinadas. MADD invita a los padres a usar el manual Power of Parents de la organización como ayuda para mantener este diálogo con sus hijos. El desarrollo y lanzamiento del programa para padres comunitario de MADD, Power of Parents, cuenta con el patrocinio a nivel nacional de Nationwide Insurance. MADD se ha asociado con el Dr. Robert Turrisi de la Universidad del Estado de Pensilvania (Pennsylvania State University) y ha adaptado el modelo de su manual para orientarlo a padres de estudiantes secundarios. El manual para padres es el pilar de este programa comunitario y se encuentra disponible de manera gratuita para las comunidades a través del sitio web y de los talleres de 30 minutos para padres, ofrecidos por voluntarios y personal de MADD capacitados.

En Texas, MADD ayuda a los padres a participar del diálogo con sus hijos sobre los peligros del consumo de alcohol entre menores de edad, al llevar a cabo talleres para padres en áreas locales y seminarios por Internet en todo el estado. Si desea participar en un seminario por Internet, visite www.madd.org/tx y obtenga más información.

Para obtener más información sobre Power of Parents o para descargar material, los padres deben visitar www.madd.org/powerofparents.

En Texas, el programa Power of Parents se financia, en parte, mediante el Departamento de Transporte de Texas (Texas Department of Transportation) con el fin de ayudar a reducir la incidencia de la conducción en estado de ebriedad y del consumo de alcohol entre menores de edad.

Metodología de la encuesta
Esta encuesta en línea se llevó a cabo en todos los mercados de Texas, incluidas las extensas áreas metropolitanas de Dallas, Houston, San Antonio y Austin. ResearchNow envió un correo electrónico con el enlace a la encuesta a los posibles encuestados que pertenecen al panel de investigación de mercado eRewards de ResearchNow el 17 de julio de 2013. La recopilación de datos finalizó el 23 de julio de 2013. El estudio se realizó a un total de 300 estudiantes de Texas de entre 16 y 20 años que estaban matriculados en escuelas secundarias o en algún tipo de educación superior.

Acerca de Mothers Against Drunk Driving
Fundada por una madre cuya hija fue víctima de un accidente en el que una persona conducía en estado de ebriedad, la organización Madres en Contra de Conducir en Estado de Ebriedad (Mothers Against Drunk Driving®, MADD) es la mayor organización nacional sin fines de lucro que trabaja para proteger a las familias contra la conducción en estado de ebriedad y el consumo de alcohol entre menores de edad. Con la ayuda de aquellos que desean un futuro más seguro, la campaña Campaign to Eliminate Drunk Driving® (Campaña para eliminar la conducción en estado de ebriedad) eliminará este peligro de las rutas estadounidenses. PowerTalk 21® es el día nacional para que los padres hablen con sus hijos sobre el alcohol mediante el uso de las estrategias comprobadas de Power of Parents® para reducir el riesgo del consumo de alcohol entre menores de edad. Y como una de las organizaciones con servicios para víctimas más importantes de los Estados Unidos, MADD también ofrece apoyo gratuito a las víctimas y los sobrevivientes de accidentes provocados por conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol, y atiende a una persona cada ocho minutos a través de la ayuda de MADD local para víctimas y la línea telefónica 1-877-MADD-HELP.  Para obtener más información, visite www.madd.org o llame al 1-877-ASK-MADD.

FUENTE Mothers Against Drunk Driving (MADD)

FUENTE Mothers Against Drunk Driving (MADD)

SOURCE Mothers Against Drunk Driving (MADD)



RELATED LINKS
http://www.madd.org

Custom Packages

Browse our custom packages or build your own to meet your unique communications needs.

Start today.

 

PR Newswire Membership

Fill out a PR Newswire membership form or contact us at (888) 776-0942.

Learn about PR Newswire services

Request more information about PR Newswire products and services or call us at (888) 776-0942.