25 años sin viruela

08 May, 2005, 10:00 BST de Smallpox BioSecurity

CAMBRIDGE, Inglaterra, May 8 /PRNewswire/ --

- El éxito de la erradicación de la viruela es motivo de celebración en todo el mundo, pero existe una nueva amenaza

El año 2005 marca el XXV aniversario de la erradicación de la viruela, uno de los mayores logros de la sanidad pública en la historia ya que la viruela es la única enfermedad que la humanidad ha eliminado de la naturaleza. Fue en mayo de 1980 cuando la Organización Mundial de la Salud certificó la eliminación de la viruela natural y se ganó la lucha contra la viruela. La erradicación se alcanzó mediante programas internacionales de vacunación, vigilancia global de la enfermedad y sistemas de logística para salud pública.

Desde la certificación, no se ha dado ni un solo caso de viruela. Si no se hubiese erradicado la viruela, los últimos 25 años podían haber supuesto unos 300 millones de nuevas víctimas y unas 100 millones de muertes.

Tras erradicación, el almacenamiento del virus de la viruela se restringió a dos laboratorios de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno en Estados Unidos y otros en Rusia. Sin embargo, existe preocupación por la posibilidad de que grupos terroristas tengan acceso a los recursos de armas biológicas y a la experiencia con ellas. Por ello, los gobiernos de todo el mundo están evaluando de nuevo sus capacidades para hacer frente a la amenaza del resurgimiento de la viruela.

Jill Dekker-Bellamy, asesores de defensa biológica de la Nueva Agenda de Defensa de Bruselas, afirma: "La falta de suficientes medidas contra la amenaza del terrorismo biológico ha situado a la comunidad internacional en un estado de riesgo inaceptable. La amenaza de un ataque es una posibilidad remota pero con graves consecuencias. Los gobiernos han de almacenar vacunas y comenzar a poner en práctica políticas para retomar las campañas de vacunación en caso de que se diese un ataque biológico con el virus de la viruela".

Si se usase como arma biológica, la viruela sería una grave amenaza. Su elevada tasa de mortalidad y nuestro mundo cada vez más móvil podrían extenderla amplia y rápidamente, especialmente porque los programas de vacunación se suspendieron tras la erradicación de la enfermedad.

El impacto total posible de una propagación de la viruela quedó más que claro con un brote simulado en Washington, DC en enero de este año.

Durante el ejercicio 'Tormenta atlántica', dirigido por la anterior Secretaria de Estado de EE.UU. Madeleine Albright, políticos retirados y diplomáticos intentaron contener la 'situación' ya que la viruela se extendío rápidamente por todo el mundo. En las semanas siguientes observaron unas 660.000 víctimas potenciales, una importante agitación política y un colapso en la economía mundial.

El ejercicio identificó que más de 30 países tienen reservas de la vacuna contra la viruela como parte de sus planes de preparación. Sin embargo, el Consejo Nacional de Inteligencia de los Estados Unidos concluyó en que ningún país está adecuadamente preparado. Para más información, visite www.upmc-biosecurity.org

Notas a los redactores

La viruela, que apareció hace más de 3.000 años, era una de las enfermedades más devastadora conocida por la humanidad. Sólo durante el siglo XX, la viruela acabó con la vida de 300 personas y dejó a otras muchas marcados, ciegos o dañados para siempre.

La lucha contra la viruela comenzó en 1959, momento en que la OMS hizo de la erradicación de la enfermedad su principal objetivo. El 8 de mayo de 1980, la XXXIII Asamblea de la OMS aceptó el "Informe final de la Comisión Global para la certificación de la erradicación de la viruela".

Para más información, visite www.smallpoxbiosecurity.org

FUENTE Smallpox BioSecurity