Avances esperanzadores en inmunoterapia específica

12 Jun, 2006, 22:30 BST de Allergie Kongress

VIENA, June 12 /PRNewswire/ --

- Los pólenes son cada vez menos temibles

La estación del polen de hierba alcanza su cumbre en el mes de junio en la mayoría de los países europeos. Quienes la padecen estornudan y tosen, y la fatiga es un síntoma debilitador que empeora su calidad de vida. Además de los fármacos sintomáticos, como los antihistamínicos y los pulverizadores nasales con cortisona, la inmunoterapia específica (SIT, en inglés) es un estándar principal en el tratamiento de las alergias al polen. Los últimos avances de esta opción de tratamiento efectivo a largo plazo son uno de los principales temas que se tratarán en el 25 Congreso de la Academia Europea de Alergología e Inmunología Clínica (EAACI), que se celebra en Viena del 10 al 14 de junio de 2006. "Los datos de la última investigación en inmunoterapia específica ofrecen la esperanza de una cura para las personas con alergias", dijo hoy el presidente del congreso en Viena, el profesor Rudolf Valenta.

Las hierbas florecientes producen grandes cantidades de polen cuya función es difundir el genotipo masculino de las plantas. Las personas con alergia al polen de hierba desarrollan rinitis alérgica o asma tras respirar las partículas de polen, y se enfrentan a la perspectiva de meses de síntomas cada primavera y verano. El centeno, planta altamente alérgica, florece de mayo a junio, y en el período desde mayo hasta agosto florecen las hierbas de prado como la variedad Timothy, la hierba dulce de primavera y la hierba de pastos. Muchos de los alérgicos lo son tanto a las hierbas como a las cosechas de cereales ya que los alérgenos de polen de estas plantas son similares debido a su cercana relación botánica.

Los alérgenos recombinantes son sometidos a pruebas clínicas

La SIT es el principal estándar reconocido en la actualidad para el tratamiento de las alergias al polen. Los pacientes sometidos a la SIT reciben dosis regulares de extractos que contienen alérgeno desencadenantes de las alergias hasta que pueden tolerar una dosis alérgica correspondiente a los niveles de exposición durante la estación de polen. Los extractos alergénicos utilizados para la SIT hoy se fabrican a partir de material biológico y contienen una mezcla de alérgenos potenciales. Están estandarizados por un método complejo para garantizar que cada lote contiene la misma cantidad de los principales alérgenos.

Una compañía biotecnológica de Austria desarrolló los primeros alérgenos recombinantes hace varios años. Los alérgenos recombinantes son similares a sus equivalentes naturales pero pueden fabricarse de forma más económica para ofrecer una calidad reproducible y consistente. "Los resultados de los primeros ensayos clínicos sobre hierbas recombinantes o alérgenos de abedul en personas con alergia al polen ya están disponibles", dijo el profesor Rudolf Valenta, patofisiólogo de la Universidad de medicina de Viena. Uno de los estudios muestra que un principal alérgeno de abedul recombinante (Bet v 1) es tan efectivo como el alérgeno de abedul natural purificado. Las personas que recibieron dos años de tratamiento redujeron sus síntomas y la dosis de fármaco a más del 50 y 60 por ciento, respectivamente. "Las impurezas o la dosis errónea podrían ser la razón por la que la inmunoterapia no funciona con todos los pacientes. Los alérgenos recombinantes con una composición sin variaciones y calidad consistente podrían mejorar la respuesta al tratamiento", dijo Valenta.

Los comprimidos de hierbas tienen licencia de comercialización en Suecia.

El procedimiento habitual en la inmunoterapia específica es inyectar los alérgenos. Los alergólogos han utilizado con éxito este método de inmunoterapia subcutánea durante más de cien años. Su eficacia está bien documentada en numerosos ensayos controlados con placebo y de doble ciego. Una formula SIT sublingual ha estado disponible durante más de diez años. Este método consiste en administrar gotas de la solución de alérgeno bajo la lengua diariamente.

Un comprimido para la inmunoterapia específica finalizó con éxito un riguroso programa de ensayo clínico este año. El comprimido recibió autorización para comercializarse en Suecia en marzo de 2006 y estará disponible en los primeros países europeos a finales de año. Este nuevo tratamiento se suministra en forma de un comprimido matriz que contiene alérgenos de hierba estandarizados. Los pacientes que comenzaron la inmunoterapia con comprimidos aproximadamente diez semanas antes de la estación de polen presentaron unos síntomas mucho más leves que los pacientes del grupo de control. El comprimido de hierba mejoró los síntomas de la alergia en un 37 por ciento y dobló el número de días sin síntomas.

    
    Oficina de prensa del Congreso EAACI 2006
    c/o MasterMedia
    Julia Loncar
    Bodelschwinghstr. 17
    D-22337 Hamburg
    Alemania
    Teléfono:+49-40-507113-35
    Fax:+49-40-504783
    E-mail:loncar@mastermedia.de

FUENTE Allergie Kongress