Beneficios de la atrocidad: Según Network for Restitution, el banco HYPO Group explota el pasado nazi

21 Jun, 2005, 13:52 BST de The Network for Restitution

BELGRADO, Serbia y MONTENEGRO, June 21 /PRNewswire/ -- Se presenta un turbulento verano de protestas para el gigante austriaco de las finanzas, Hypo Alpe-Adria. La firma bancaria ha desatado el escándalo cívico al descubrirse que intentó hacerse con las tierras confiscadas en los años 40, según ha revelado la prensa de Serbia. Serbia es el único país en la parte central y del sur de Europa que no ha aprobado ninguna ley de retorno de las propiedades expropiadas a sus dueños originales por la parte de los nazis y los comunistas.

Ante una multitud de varios centenares de personas, compuestos en su mayoría por personas de avanzada edad, Dragan Dokic, abogado de los derechos humanos y patrocinador de una propiedad de retorno de las propiedades robadas a los ciudadanos, se encargó de inaugurar la primera de las protestas veraniegas realizadas en serie por medio de The Network for Restitution (NFR), un grupo de ciudadanos sin ánimo de lucro de Serbia, frente al conglomerado de la banca de Austria Hypo Alpe-Adria Group (HYPO), con el objetivo de hacer frente al plan de HYPO Group de sobre las tierras confiscadas en los años 40.

"Luchamos para conseguir los derechos fundamentales basados en la dignidad humana que no pudieron disfrutar nuestros familiares y los padres de nuestros familiares". Dokic comentó a los protestantes: "Nuestros propietarios de tierras deberán rectificar los más de 60 años de confrontación de los regimenes nazis y los robos comunistas".

La controversia surgió cuando los periódicos de Serbia informaron de que el grupo financiero HYPO de Austria terminó con el acuerdo para adquirir y desarrollar una propiedad confiscada en los años 40 a una familia local. Esta famosa esquina, conocida como "Three Tobacco Leaves", ha permanecido vacía durante unos 20 años, principalmente debido a los esfuerzos de la familia Galich, los anteriores propietarios antes de la Segunda Guerra Mundial y ahora los ciudadanos de EE.UU., informando a los inversores potenciales de la verdadera historia de propiedad y de su necesidad de disponer de la propiedad. Los dos miembros de la familia Galich fueron asesinados por las tropas nazis en 1944 mientras defendían sus pertenencias, que pasaron a ser parte de la propiedad del estado después de que finalizara el conflicto bélico.

El actual gobierno de la ciudad de Belgrado ha empeorado los prospectos de los demandantes para conseguir su restitución. El año pasado, El Comandante de Belgrado Nenad Bogdanovic, creó un comité municipal para descubrir nuevos inversores para las tierras gubernamentales que habían experimentado un desarrollo destacado desde que el gobierno de Milosevic les concedió los derechos de construcción a las ahora difuntas compañías locales. "Por qué congelar diversas instalaciones (desde el punto de vista del desarrollo) cuando existen muchas para construir", comentó la presidenta del comité, Branka Bosnjak, al diario de Belgrado Politika. Lo que no se dijo en público era que todo este gobierno era "dueño" de unas tierras confiscadas originalmente por las partes nazis y comunistas.

Para seguir complicando todo este enredo, la parte comunista legalizó los ataques a los nazis en tiempos de guerra, registrando las propiedades confiscadas como posesiones del gobierno. Los archivos históricos del estado que deberían mostrar los problemas de la bandera roja siguen estando ocultos para los inversores extranjeros; la búsqueda de títulos revela sólo lo que ya es obvio, que técnicamente el gobierno es el dueño de todas las tierras de Belgrado. Las diligencias están ocultas por los documentos que no incluyen ningún tipo de información sobre la transferencia de las propiedades por medio del control del estado. Las reformas propias de la ley se detuvieron con el asesinato del Primer Ministro, el liberal Zoran Djindjic, en 2003.

La actual mezcla de normativa reguladora de Serbia carece de la seguridad de los derechos de propiedad y transparencia, y está sujeta a las disputas de títulos. La normativa comunista, desde los años 40 y 50, violó los derechos civiles de la Unión Europea y la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Por ejemplo, en Serbia el estado puede y debe actuar con decisión con los propietarios de hogares para conseguir la liberación de las propiedades de los desarrolladores privados cuando la ciudad les permita disponer de una mayor estructura integrada.

"Es un completo desastre", explicó Olivera Carlson, una jubilada de EE.UU. que volvió a Serbia para que la ciudad de Belgrado dejara de ser un centro de inversiones en propiedad. "Estoy muy triste por que el hogar de mi familia ha sido transferido del nombre de mi padre al nombre del estado tras su abducción y ejecución en 1945. He pasado toda mi vida ocultando lo que nos ocurrió a mi madre y a mí después de la guerra, pero desde mi retorno y puesta en marcha de los archivos, los desagradables recuerdos vuelven a mi mente y me asustan, veo cómo arrastran a mi padre, a mi madre preguntándose si estaba vivo o muerto, a los 16 años y a la época en que los comunistas eran los nuevos enemigos. Y ahora, cuando leo en los periódicos que este banco austriaco está intentando beneficiarse de las injusticias similares realizadas por la familia Galich, me saca de mis casillas".

1942 o 2005 - La legalización del saqueo sancionador

Para un extranjero, esta pesadilla Orwellian podría parecer distante e irreal, lo que podría ser verdad en el caso de los oficiales HYPO de Austria; a pesar de ello, los ejecutivos locales están temerosos de la situación. En una cándida carta dirigida a la Embajada de EE.UU. en Belgrado, los miembros del consejo de administración de Hypo Alpe-Adria Bank Consultants, Boris Ignjatovic explicó detalladamente cómo su banco mantendrá el control de las propiedades confiscadas a la familia Galich gracias a la utilización de leyes no revocadas en la era comunista. Ignjatovic inauguró sus argumentos de la siguiente forma "...no compartimos el presupuesto de la información inútil, con la excepción de que estos hechos se utilizan de forma exclusiva para señalar (nuestra) legalidad completa".

Ignjatovic añadió: "También, y con el objetivo de evitar interpretaciones erróneas en el futuro y pérdida de tiempo innecesaria de vuestro tiempo (Embajada de EE.UU.) y nuestro tiempo, nos gustaría presentarles los siguientes hechos relacionados con la validez de los actos legales y de las prácticas judiciales del sistema legal SCG (Serbia)". Ignjatovic siguió mostrando sus tres tipos de páginas escritas con citas en arcano y que servían como mejora de las leyes comunistas de los años 40 y 50, que permitieron que el estado confiscara las propiedades e invalidara los derechos de propiedad.

Después de las continuas citaciones legales, escribió: "Desviamos su atención a todos estos actos legales, ya que deseamos aclarar que el proceso de nacionalización fue realizada por el estado, en favor del estado y en nombre del estado". Más tarde, Ignjatovic proclamó en letras mayúsculas: "El estado estaba, según las bases de su derecho, obligado a compensar a los anteriores dueños. Esa obligación del estado (¿Nazi? ¿Comunista?) todavía existe, y teniendo esto en cuenta, repetirlo una vez más es todavía un método válido, y deberá realizarse de dicha forma". Tras demostrar que las leyes totalitaristas del periodo comunista de Yugoslavia siguen siendo válidas y sirviendo para proteger el banco HYPO, Ignjatovic, cita los precedentes del tribunal de Serbia, que sirven para ilustrar lo que la familia Galich no consiguió a través de la protección de los derechos civiles según la ley de Serbia, que les sigue tratando como enemigos del estado comunista.

Mile Antic, coordinador principal de The Network for Restitution resumió el argumento de Ignjatovic en un lenguaje sencillo: "Los nazis y los comunistas confiscaron las propiedades. La parte comunista aprobó las leyes y mantuvo todas sus propiedades del estado, negando a las víctimas todos los recursos legales de propiedad. No se puede detener de forma legal el banco HYPO de la construcción de las tierras confiscadas, ya que la mayor parte de las leyes son todavía efectivas; así que, si el banco HYPO se da prisa y consigue las propiedades confiscadas antes de la desnacionalización que se aprobará el año que viene, se presentará una demanda a Serbia por daños, que no se pagarán hasta que no se apruebe la ley de devolución de las propiedades, aunque sea a través de la emisión libre de HYPO".

NFR servirá para disponer de un contenido escaneado de la carta de cinco páginas de Hypo Alpe-Adria Consultants dirigida a la Embajada de EE.UU. en Belgrado y al World Jewish Congress, que ya ha dispuesto de la información anterior sobre esta situación en su página web, y que distribuirá la carta a otras organizaciones reputada. La carta de la familia Galich al banco HYPO estará disponible de forma pública y también para la prensa. El European Bank for Reconstruction and Development (EBRD), que ha aprobado los préstamos para HYPO Group, ha solicitado la investigación.

Antic expresó sus esperanzas de las acciones del banco HYPO en Serbia, que son un caso de los ejecutivos locales que no informan a sus superiores en Austria de todos los detalles relevantes del emplazamiento de Three Tobacco Leaves. "Tras leer la carta completa de los responsables locales HYPO, me sorprende que no exista ninguna forma de que los superiores de Austria puedan condonar este tipo de acciones humanitarias. Al menos, desde que confío en los bienes fundamentales de todos los seres humanos, no puedo creer que un banco de Austria tan actual y con esa experiencia pueda continuar con un proyecto tan inmoral, a no ser que se trate de un error de la plantilla local".

Al final, ¿quién pagará los costes de la restitución de la propiedad si se malinterpretan en Serbia? Lo más seguro es que el pago lo realicen los responsables de impuestos de la Unión Europea, que ya se han encargado de la reconstrucción de los fondos financieros proporcionados a Serbia a través de programas de la UE para la creación de la estabilidad regional y de la reforma política. Quizá los daños realizados por el Estado de Serbia debido a la inversión extranjera de las propiedades confiscadas se vea ensombrecido a través del alivio de la deuda del Banco Mundial y de los préstamos de la UE con interés cero, que servirán como compensación de las víctimas que han sufrido el robo de sus propiedades.

Más información y fotos en: http://nyc.indymedia.org/newswire/display_any/151004

The Network for Restitution (NFR), una organización de ciudadanos sin ánimo de lucro de Serbia, ofrece apoyo y asesoramiento legal a los supervivientes del Holocausto y el Comunismo gracias a la ayuda a la consecución de los hogares confiscados durante la Segunda Guerra Mundial.

Página web: www.apppbg.org.yu

FUENTE The Network for Restitution