Bosentan mejora la calidad de vida y la prognosis de los pacientes con hipertensión arterial pulmonar

21 Oct, 2004, 17:30 BST de Royal Adelaide Hospital

ADELAIDA (Autralia), October 21 /PRNewswire/ -- Los resultados muestran que el uso de bosentan (Tracleer(R)) en el tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar (HAP) asociada a enfermedades del tejido conectivo mejora significativamente la calidad de vida del paciente (QoL), (1). Estos datos se han presentado hoy en la reunión científica anual del Colegio Americano de Reumatología (ACR) celebrada en San Antonio (Texas, EEUU).

La HAP es une enfermedad grave que se manifiesta como una importante complicación de enfermedades del tejido conectivo como la esclerodermia (Ssc) y causa una importante reducción en la capacidad del pacientes para hacer una vida normal. En la HAP asociada a la esclerodermia (HAP-Ssc), la supervivencia media de los pacientes, antes de la aprobación del tratamiento para la HAP, se situaba en tan sólo un año tras el diagnóstico, (2).

El estudio VITAL (1) (Quality of LiVes Improved with BosenTan inAustralian Open Label Study), fue un estudio multicentro realizado en Australia, de etiqueta abierta y son un sólo grupo de pacientes diseñado para recoger datos adicionales acerca de la seguridad y la eficacia del tratamiento con bosentan en pacientes con HAP (idiopática y asociada a enfermedades del tejido conectivo) y para evaluar los cambios en la calidad de vida asociados a bosentan, (1). Cuando se inició el estudio en 2001, no existían tratamientos específicos para la HAP en Australia, por lo que este estudio marco el acceso al tratamiento contra la HAP que necesitaban los pacientes. Hoy en día, el estudio VITAL es el mayor estudio realizado en un entorno clínico que evalúa el impacto en la calidad de vida de los pacientes con HAP.

Resultados del estudio

177 pacientes con HAP (clase III o IV), tratados con bosentan (62,5 mg BID durante 1 mes, y luego con 125mg BID), fueron seleccionados para participar en el estudio, de los cuales 62 (35%) tenían HAP-Ssc (11 o 6% con HAP asociada a lupus sistémico y 104 o 59% con HAP idiopática). Las medidas de la calidad de vida se extrajeron del cuestionario SF-36, la escala más empleada en encuestas sanitarias. Los resultados mostraron que los pacientes con HAP-SSc tratados con bosentan mejoraron significativamente a los 3 meses, en comparación con su situación al inicio, particularmente en términos de función física (p<0,0001), función social (p=0,002), vitalidad (P=0,02), estado emocional (p=0,03) y estado físico (p<0,0001) y que estos resultados se mantuvieron o mejoraron a los 6 meses, (1). Los pacientes también mostraron una mejora general de su salud en comparación son su estado doce meses antes (p <0,001), (1). Además, al finalizar el estudio, el 81% de los pacientes con HAP-Ssc tratados con bosentan mejoraron o se mantuvieron estables en términos de su clase funcional WHO en comparación con su estado inicial.

"Los resultados del estudio VITAL revelan el impacto beneficioso que bosentan puede tener en las vidas de los pacientes con HAP en términos de bienestar, tanto físico como psíquico," explicó la doctora Susanna Proudman, reumatóloga visitante del Royal Adelaide Hospital en Adelaide (Australia), que presentó los datos en nombre de los investigadores del estudio V.I.T.A.L.. "En una enfermedad como la HAP, el prolongar la vida del paciente y mejorar su calidad de vida es vital para mejorar la prognosis a largo plazo."

La endotelina ha mostrado desempeñar un papel fundamental en la patofisiología de la HAP y en el desarrollo y gravedad de la enfermedad. Bosentan, un antagonista oral del receptor dual de la endotelina, bloquea los efectos perjudiciales (inflamación, hipertrofia, fibrosis y vasoconstricción) de la endotelina, y ha mostrado mejorar la capacidad de esfuerzo y la hemodinámica, además de retrasar el empeoramiento clínico en pacientes con HAP. Bosentan se probó seguro y bien tolerado en el estudio VITAL y fue aprobado en Australia en marzo de 2004.

En la HAP, a menudo se retrasa el diagnóstico debido a que los síntomas iniciales, como la dificultad al respirar, no son específicos y no se detectan o se atribuyen a otras enfermedades. En el momento en que se realiza el diagnóstico, los pacientes a menudo experimentan un descenso en su capacidad para funcionar normalmente en tareas diarias como vestirse o subir escaleras. Sin tratamiento, este deterioro puede evolucionar rápidamente y puede causar la muerte en dos o tres años tras el diagnóstico. Por ello, la detección precoz de la HAP junto a un tratamiento eficaz mejora la prognosis para estos pacientes.

Notas a los redactores

Acerca del cuestionario SF- 36

El cuestionario SF- 36 está formado por 36 preguntas, que se agrupan en ocho escalas, cuatro de ellas relacionadas con componentes físicos de la salud del paciente (funcionamiento físico y dolor corporal), y cuatro asociadas a componentes mentales (como función social y vitalidad). Representan múltiples indicadores de salud, incluyendo la función o disfunción del comportamiento, agotamiento / bienestar, informes objetivos y subjetivos y autoevaluaciones de salud general. Los indicadores se ven afectados por la enfermedad y por el posible tratamiento y se ven como una precisa medida de la calidad de vida del paciente.

Referencias

1. Proudman, S. (Tracleer (bosentan), a Dual Endothelin ReceptorAntagonist (ERA), for the Treatment of Pulmonary Arterial Hypertension (PAH)related to Connecttive Tissue Diseases: Effect on Quality of Life (QoL). Presentado en el Colegio Americano de Reumatología el 21 de octubre de 2004. Resumen#1853.

2. Koh ET, et al. Br J Rheumatol 1996; 35:989-93 and Kawut SM, et al. Chest 2003; 123:344-50.

FUENTE Royal Adelaide Hospital