El director general de SGI considera en su proposición de paz que la clave está en la educación para los derechos humanos, desarme y sostenibilidad

26 Ene, 2005, 14:07 GMT de Soka Gakkai International

TOKIO, January 26 /PRNewswire/ -- En su proposición anual de paz presentada hoy, Daisaku Ikeda, director general de la asociación global budista Soka Gakkai International (SGI), solicita la renovación de los esfuerzos para mejorar la educación y promover los derechos humanos, el desarme y el desarrollo sostenido. La visión de Ikeda sobre la educación se centra en la consecución de la paz global y la eliminación de la pobreza, que "son las bases de los esfuerzos cooperativos para conseguir una sociedad humana sostenible que pueda servir a las generaciones del futuro".

Ikeda también reafirmó la importancia de reafirmar en las escuelas de todo el mundo la importancia del desarme. Se deberían incluir simulaciones de las situaciones de los conflictos y de su participación en el aprendizaje a nivel secundario, mejorando los estudios sobre la paz a nivel de enseñanza superior y universitario.

En la proposición también se incluyen medidas para mejorar la capacidad de las "potencias blandas" de las Naciones Unidas y de otros foros de cooperación internacional. Por ejemplo, Ikeda solicita la creación de una sede de la ONU en la zona Asia-Pacífico, centrándose en la mejora de la seguridad para los seres humanos; creando un grupo de trabajo que trabaje como un organismo y que haga frente al desarrollo nuclear de Corea del norte; creando una agencia para el desarme nuclear internacional y adoptando un tratado global de armas pequeñas.

SGI ha trabajado con otras ONG para conseguir la adopción, desde finales de diciembre, de un Programa Mundial para la Educación y los Derechos Humanos. El programa se centrará durante sus primeros tres años (2005-2007) en los niveles de enseñanza primaria y secundaria. Así, el año 2005 supone el primer año de la Década de Información para el Desarrollo Sostenido de la ONU. Ikeda apoyó la creación de dicha década durante la celebración de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenido en 2002. Las organizaciones globales de SGI han prestado su ayuda activa a los objetivos de estas iniciativas relacionadas por medio de muestras, simposios, publicaciones y otra información pública y actividades educativas.

El tema central de la proposición de paz de Ikeda se basa en la importancia del diálogo como núcleo del "humanismo budista". Con respecto a las solicitudes de Martin Buber (1878-1965) sobre los procesos de diálogo, Ikeda enfatizó el poder transformador del diálogo basado en el respeto y reconocimiento de las interconexiones; e instó a crear una sociedad global sostenida con una actitud similar con la naturaleza.

Desde 1983, Daisaku Ikeda ha escrito su proposición anual sobre paz y seguridad humana. Estas proposiciones se publican el 26 de enero, sirviendo como conmemoración de la fundación de SGI en 1975. SGI cuenta con 12 millones de miembros en 190 países y territorios de todo el mundo.

Página web: http://www.sgi.org

FUENTE Soka Gakkai International