LOS ÁNGELES, 26 de mayo de 2015 /PRNewswire/ -- Kevin Xu, director general de MEBO International, en nombre de su familia, agradece al presidente Barack Obama y al presidente Bill Clinton su apoyo y buenos pensamientos por la pérdida del doctor Rongxiang Xu, padre de Kevin.

Foto - http://photos.prnewswire.com/prnh/20150522/218111

Como pionero, innovador, humanista y líder por delante de su tiempo, el compromiso del doctor Xu con el avance de la ciencia y su liderazgo en la comunidad dejan un legado que no se olvidará. Como reconocido científico, el doctor Xu dedicó su vida a  una búsqueda desinteresada con beneficios de gran alcance para la humanidad. Desde su primer artículo "Clinical uses of moist exposure therapy of burn" publicado en 1988 a "Human Body Regenerative Restoration Science (HBRRS)", el primer libro sobre la aplicación de regeneración del cuerpo humano en la historia publicado en 2009, ambos recogidos por la United States National Library of Medicine, creó gradualmente la HBRRS y la plataforma de patentes que han salvando innumerables vidas.   

El fallecimiento del doctor Rongxiang Xu nos hace recordar una cita sobre la medida de un hombre. Mida a un hombre no "por cómo murió" sino "por cómo vivió". No "por lo que obtuvo", sino "por lo que dio". El doctor Xu deja tras de sí un enorme legado que abarca su filosofía, ciencia y tecnologías, así como, solo en China, unos 200.000 médicos formados con su terapia regenerativa y una red médica totalmente desarrollada formada por unos 12.000 hospitales, que ponen en práctica su ciencia para salvar vidas a diario. El doctor Xu, por su creación de la HBRRS, revela la ilimitada posibilidad de la regeneración humana, y nos hace saber que todos tenemos vidas regenerativas y somos capaces de regenerar nuestros órganos por nosotros mismos.  

El doctor Xu siempre dijo: "Soy médico, y durante muchos años he permitido que mis compañeros me llamasen Doctor Xu para no olvidar que debo concentrarse en explorar e innovar tecnologías y productos con maravillosos efectos terapéuticos, con los que aliviar el sufrimiento de pacientes y proteger la salud y dignidad del ser humano. Por ello me he dedicado a realizar estudios médicos para desarrollar dichas tecnologías y productos para que los médicos puedan aliviar el sufrimiento de sus pacientes".

Ahora que el doctor Xu nos ha dejado, su búsqueda de todo una vida de la verdad científica y su noble espíritu de contribución desinteresada al mundo siempre nos inspirará a seguir adelante con su legado. Sus descubrimientos e innovaciones seguirán vivos y beneficiarán a las próximas generaciones.

Contacto: Tom Tao, mebo2015@hotmail.com

FUENTE MEBO International