El uso temprano de Inspra(R) (Eplerenone) de Pfizer reduce significativamente las tasas de muerte en aquellos pacientes que han padecido infartos con la función muscular coronaria reducida y con signos de insuficiencia cardiaca

09 Ago, 2005, 15:56 BST de Pfizer Inc

NUEVA YORK, August 9 /PRNewswire/ --

- El aumento de la supervivencia de los pacientes se demostró tras 30 días del tratamiento inicial

La administración de Inspra(R) (eplerenone) redujo el riesgo de muerte temprana en pacientes que han sufrido un infarto complicado por la reducción de la función del músculo coronario (conocido como disfunción sistólica ventricular izquierda [LVSI]) y el fallo cardíaco. Estos datos se publicaron en las 2(a) edición de agosto del Journal of the American College of Cardiology (JACC).

La insuficiencia cardiaca acompañada de un ataque cardíaco es uno de los principales indicadores que predicen la mortalidad en el hospital y también se relaciona con un incremento tres veces superior de la mortalidad en pacientes hospitalizados en un plazo inferior a los 30 días después de haber sufrido un ataque cardíaco y un incremento de hasta cuatro veces en pacientes hospitalizados en un periodo máximo de 6 meses comparado con los pacientes que han sufrido un ataque al corazón que no has padecido insuficiencia cardiaca.

Inspra, un bloqueador de aldosterona, trabaja inhibiendo los efectos de la aldosterona, una hormona que puede contribuir a la muerte cardiaca súbita y al desarrollo y la progresión de insuficiencia cardiaca congestiva por medio de los vasos sanguíneos, los riñones y el corazón.

En un análisis pre especificado del ensayo clínico de EPHESUS(TM) (Eplerenone después de un infarto de miocardio Post-Acute Myocardial Infarction Heart Failure Efficacy and Survival Study), demostró que eplerenone, comparado con el placebo, redujo significativamente en al menos un 31 por ciento y por encima del tratamiento estándar de 30 días en pacientes que lo han empezado y que sufrieron una insuficiencia cardíaca complicada por LVSI y la insuficiencia cardiaca. Los datos más tarde presentaron la reducción del riesgo en todos los casos de mortalidad que parecían presentarse a partir de los 10 días.

"Estos datos demostraron claramente que el temprano tratamiento con eplerenone reducía el riesgo de muerte en pacientes con LVSI y las pruebas clínicas de que el la insuficiencia cardiaca precede la infarto", señaló Bertram Pitt, doctor, presidente de la sociedad paraguaya de cardiología, Profesor Emérito, University of Michigan School of Medicine, Ann Arbor e investigador principal de Ephesus. "Debido la los tempranos riesgos asociados con el ataque al corazón agudo complicado por LVSI e insuficiencia cardiaca, los médicos tendrían que considerar empezar la terapia con eplerenone, tan pronto como sea posible, en el hospital para ayudar a que los resultados mejoren".

En Ephesus, los pacientes con ataque al corazón y LVSI en un tratamiento estándar, incluidos los inhibidores de la enzima convertidora de la agiotensina (ACE) o los bloqueadores de los receptores de la angiotensina II (ARBs) y los bloqueadores beta, se aleatorizaron de 3 a 14 días después del ataque al corazón para recibir una dosis diaria de eplerenone 25 mg (n=3319) o placebo (n=3313). A los 30 después de haber iniciado el tratamiento, los pacientes tratados con eplerenone registraros importantes reducciones de las muertes totales (31%), la muerte cardiovascular (32%) y la muerte cardiaca súbita (37%) comparados con los pacientes que recibían.

En 2004, la American Heart Association y el American College of Cardiology elaboraron unas directrices para dirigir el infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI). Estas directrices elevaron en nivel de recomendación, clase IA, para iniciar el bloqueo de la aldosterona en el hospital y su uso a largo plazo en los pacientes con ataques al corazón con LVSI y pruebas de insuficiencia cardiaca. Además, las nuevas directrices sobre la insuficiencia cardiaca emitidas por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) recomendaron el tratamiento con un bloqueador adolescente para incrementar la supervivencia y la morbidad en pacientes con insuficiencia cardiaca avanzada (NYHA Clase III o IV), o la insuficiencia cardiaca después de un ataque al corazón (infarto de miocardio o IM) con disfunción sistólica ventricular izquierda (LVSI) y síntomas de insuficiencia cardiaca o diabetes.

"Ephesus el componente principal de las pruebas clínicas que apoyan el uso del bloqueo de aldosterone en pacientes con ataque cardíaco complicado por LVSI e insuficiencia cardiaca", declaró Gregg Larson, catedrático en medicina y vice presidente de Pfizer Medical. "Los resultados de Ephesus en 30 días realzan la importancia de las directrices STEMI y los beneficios de la hospitalización temprana, la iniciación dentro en el hospital y el seguimiento de un tratamiento como Inspra".

Una de las complicaciones más graves y frecuentes del ataque al corazón es la insuficiencia cardiaca, que se desarrolla en alrededor del 29 por ciento de los pacientes con ataques al corazón. Un estudio reciente publicado en el The New England Journal of Medicine descubrió que el riesgo de muerte súbita después de una ataque al corazón en pacientes con disfunción sistólica ventricular izquierda, insuficiencia cardiaca o ambas fue el más elevado en los 30 días después del percance. La gran mayoría de estas muertes ocurrieron después de que los pacientes salieran del hospital. Por ello, se garantiza la iniciación temprana de las estrategias para prevenir la muerte súbita de pacientes después de un ataque al corazón.

Ensayo EPHESUS(TM)

El ensayo clínico con Ephesus incluyó a más de 6.600 pacientes procedentes de 37 países. En el estudio clínico, los pacientes con ataque cardíaco agudo complicado por LVSI (fracción de eyección ventricular izquierda inferior o igual al 40%) y las pruebas clínicas de insuficiencia cardiaca se trataron o bien con el bloqueador de aldosterona selectivo en el principal tratamiento estándar con placebo o con el tratamiento estándar. Los tratamientos estándar a menudo incluidos en los inhibidores ACE o bloqueadores de receptores de angiotensina II (ARBs), bloqueadores beta, diuréticos, estatinas, aspirina y tratamientos de repercusión cardiaca. En esos pacientes se inició el tratamiento placebo o eplerenone de 3 a 14 días después de un ataque al corazón agudo (media de siete días) y se siguió a los pacientes hasta 33 meses, con un seguimiento medio de de hasta 16 meses. En aquellos pacientes tratados con eplerenone se redujo significativamente la mortalidad y las hospitalizaciones.

Al final del periodo de seguimiento, el tratamiento con eplerenone además del tratamiento estándar redujo el riesgo total de muerte en un 15 por ciento de todos los pacientes que presentaran pruebas de LVSI e insuficiencia cardiaca comparadas con el tratamiento con placebo y con tratamientos estándar. La administración de eplerenone también redujo la mortalidad cardiovascular / hospitalización cardiovascular en un 13 por ciento así como el 21 por ciento de las muerte cardiaca súbita.

Acerca de INSPRA(R)

En Europa, INSPRA (eplerenone) se inició en adición al tratamiento estándar que incluía bloqueadores beta para reducir el riesgo de mortalidad cardiovascular y morbidad en pacientes estables con disfunción ventricular izquierda (DVSI < 40%) y con acontecimientos clínicos de fallo cardíaco después de un infarto de miocardio.

El uso de INSPRA está contraindicado en pacientes con hiperkalemia (espectro de potasio elevado) en el momento de la iniciación en pacientes con insuficiencia renal moderada o aguda y en pacientes con insuficiencia hepática grave. Los pacientes tratados con diuréticos que eliminan potasio, suplementos de potasio o inhibidores potentes de CYP3A4 (por ejemplo: ketoconazol, itraconazol, ritonavir, nelfinavir, claritromicina, telitromicina y nefazodona) no deberían tomar INSPRA.

Derivado de su mecanismo de acción, el uso de INSPRA se puede producir hiperkalemia. Los niveles de suero de potasio se deberían controlar en todos los pacientes el momento de iniciación del tratamiento, al igual que la realización de controles periódicos posteriores y con cualquier cambio de dosis. Requieren un control regular continuo aquellos pacientes con riesgo de desarrollar hiperkalemia con problemas renales, funciones hepáticas o diabetes.

Para obtener información prescriptiva completa, visiten: http://www.inspra.com.

    
    Sitio web: http://www.pfizer.com
               http://www.inspra.com

FUENTE Pfizer Inc