Escenarios de energía en el futuro según Shell: 'Zona de Incertidumbre'

15 Feb, 2011, 16:25 GMT de Royal Dutch Shell plc

LONDRES, February 15, 2011 /PRNewswire/ -- Shell ha publicado hoy Signals and Signposts, un informe sobre los escenarios de energía del futuro que ofrece un conocimiento más profundo de los desarrollos globales y el suministro, uso y necesidades de energía mundiales. Nos ayudan a tomar decisiones de elección cruciales mientras nos enfrentamos a los difíciles problemas de energía y medio ambiente.

Signals and Signposts - actualiza nuestro pensamiento teniendo en cuenta el impacto de la crisis económica y financiera global. En las próximas cuatro décadas, el sistema energético mundial verá profundos desarrollos. La alta colaboración entre la sociedad civil y los sectores públicos y privados es vital si queremos abordar los retos económicos, energéticos y medioambientales. Las alianzas deben basarse en la realidad comercial, pero los desarrollos de energía y medio ambiente tienen que agilizarse en la dirección correcta. Debemos ampliar y profundizar el debate en los límites industriales y geográficos.

En resumen:

1. Creemos que el mundo está entrando en una era de transiciones volátiles y ciclos económicos intensificados. La recesión interrumpió el auge del precio del petróleo y las materias primas pero puede recuperarse. Las naciones emergentes como China y la India están realizando un desarrollo materialmente intensivo y un mercado más estrecho continuará presionando los precios y generando volatilidad. Las mejoras en la política y las fuertes ganancias en la productividad han ayudado a las economías a crecer sin inflación en las dos últimas décadas. No creemos que el efecto moderado de esta combinación de buenas políticas, buenas prácticas y buena suerte continúe en el futuro.

2. Estamos viendo un cambio escalonado en el uso de la energía. Las naciones en desarrollo, incluyendo los gigantes en población China y la India, están entrando en su fase de crecimiento económico de energía más intensa ya que se están industrializando, urbanizando, creando infraestructura y aumentando el uso del transporte. Las presiones de demanda estimularán el suministro alternativo y más eficiencia en el uso de la energía, pero sólo esto no es suficiente para compensar totalmente las crecientes tensiones de la demanda. Cabe destacar que la demanda global para energía para 2050 podría triplicarse desde su nivel de 2000 si las economías emergentes siguen los patrones históricos de desarrollo.

3. En términos más amplios, la innovación y competitividad naturales podrían impulsar mejoras en la eficiencia energética para moderar la demanda en un 20% durante este tiempo. Los índices normales de crecimiento del suministro -teniendo en cuenta las realidades tecnológicas, geológicas, competitivas, financieras y políticas- podrían impulsar naturalmente la producción de energía en un 50%. Pero esto todavía deja un vacío entre la empresa como suministro habitual y la empresa como demanda habitual de en torno a 400 EJ/a, el tamaño de toda la industria en 2000. Este vacío -esta Zona de Incertidumbre-tendrá que llenarse por cierta combinación de moderación de demanda extraordinaria y aceleración de la producción extraordinaria.

4. El suministro luchará por mantener el ritmo con la demanda. Para finales de la próxima década, el crecimiento en la predicción de petróleo y gas fácilmente accesibles no se corresponderá con el índice proyectado del crecimiento de la demanda. Aunque hay carbón abundante en muchas partes del mundo, las dificultades de transporte y degradación medioambiental imponen límites a su crecimiento. Mientras tanto, las fuentes de energía alternativas como los biocombustibles pueden convertirse en una parte mucho más importante de la combinación de energía, pero no hay una "varita mágica" que resuelva totalmente las tensiones de suministro y demanda.

5. El desarrollo urbano inteligente, la animación de la política sostenida y la innovación comercial y tecnológica pueden resultar en cierta moderación de la demanda. Pero también los impactos de los precios, las políticas de reflejo rotuliano y aspiraciones frustradas. Las escalas de tiempo son un factor clave. Los edificios, la infraestructura y las estaciones de energía duran varias décadas. Las existencias de vehículos pueden durar 20 años. Las nuevas tecnologías de energía deben estar demostradas a escala comercial y requieren 30 años de crecimiento de doble dígito sostenido para crear capacidad industrial y crecer suficientemente para generar un 1-2% del sistema energético. Las políticas estipuladas en los próximos cinco años determinan la inversión para los próximos 10 años, que ampliamente determinan el panorama energético global para 2050.

6. La crisis económica global ha coincidido con un cambio en el poder geopolítico y económico de oeste a este. Este cambio decisivo está transformando el sistema económico y político global. El cambio es gradual, pero sus consecuencias potenciales son profundas. La crisis económica en occidente puede acelerar esta tendencia. Las futuras generaciones pueden ver 2008 como un punto y aparte. El mundo afronta un período de políticas globales inciertas. Las líneas de fallo estratégicas están emergiendo. Los poderes en incremento están confirmando cada vez más lo que vemos como sus intereses nacionales. Esto está minando los mecanismos globales para asegurar la seguridad colectiva.

7. Los problemas medioambientales van en aumento. Si era posible para los combustibles fósiles mantener su actual cuota de la mezcla de energía y responder a la mayor demanda, las emisiones de CO2 irían entonces por un camino que podría amenazar gravemente el bienestar humano. Incluso con la moderación del uso del combustible fósil y la gestión efectiva del CO2, el camino hacia delante es altamente difícil. Permanecer dentro de los niveles deseables de concentración de CO2 en la atmósfera se hará cada vez más difícil.

El informe completo puede descargarse desde el sitio web global de Shell aquí: http://www.shell.com/home/content/aboutshell/our_strategy/shell_global_scenarios/signals_signposts

(Debido a la longitud de esta URL, puede ser necesario copiar y pegar este hipervínculo en el campo de dirección URL de su navegador de Internet. Elimine el espacio si existiese).

Notas a los redactores

Royal Dutch Shell plc

Royal Dutch Shell plc está constituida en Inglaterra y Gales, tiene su sede central en La Haya y cotiza en las bolsas de Londres, Ámsterdam y Nueva York. Las compañías Shell operan en más de 100 países y territorios, con negocios que incluyen la exploración y producción de gas y petróleo; la producción y el marketing de gas natural licuado y de gas a líquido; la fabricación, el marketing y el envío de productos y sustancias químicas derivadas del petróleo y los proyectos de energías renovables. Si desea más información, visite www.shell.com

Declaración cautelar

Las compañías en las cuales Royal Dutch Shell plc posee inversiones directas e indirectas son entidades independientes. En esta publicación se utiliza ocasionalmente "Shell", "Shell group" y "Royal Dutch Shell" por conveniencia cuando se hace referencia a Royal Dutch Shell plc y sus subsidiarias en general. Del mismo modo, también se utilizan las palabras "nosotros", "nos" y "nuestros" para hacer referencia a subsidiarias en general o a quienes trabajan para ellas. Estas expresiones también se utilizan cuando la identificación de la compañía o compañías en particular no tiene ningún propósito útil. Las expresiones "subsidiarias", "subsidiarias de Shell" y "compañías de Shell" se usan en esta publicación para hace referencia a las compañías en las cuales Royal Dutch Shell tiene un control directo o indirecto, disponiendo de una mayoría en el derecho a voto o en el derecho a ejercitar una influencia de control. Las compañías en las cuales Shell posee una influencia significativa pero no el control se mencionan como "compañías asociadas" o "asociados" y las compañías en las que Shell dispone de control conjunto se mencionan como "entidades controladas conjuntamente". En esta publicación, los asociados y las entidades controladas conjuntamente también aparecen como "inversiones contabilizadas por el método de la participación". El término "Interés de Shell" se utiliza por conveniencia para indicar el interés de propiedad directa y/o indirecta (por ejemplo, mediante la participación accionarial del 24% en Woodside Petroleum Ltd.) por parte de Shell en un proyecto comercial, asociación o compañía, después de la exclusión de todos los intereses de terceros.

Esta publicación incluye declaraciones estimativas relativas a las condiciones financieras, los resultados de operaciones y los negocios de Royal Dutch Shell. Todas las declaraciones, con excepción de aquellas de naturaleza histórica son, o pueden considerarse que son, declaraciones estimativas. Las declaraciones estimativas son declaraciones de expectativas de futuro basadas en las expectativas actuales de la dirección y en supuestos que implican incertidumbres y riesgos conocidos y desconocidos que pudieran hacer que los resultados, el comportamiento o los eventos reales difieran materialmente de aquellos expresados o implícitos en estas declaraciones. Las declaraciones estimativas incluyen, entre otras cosas, declaraciones relativas a la exposición potencial de Royal Dutch Shell a los riesgos del mercado y declaraciones que expresan las expectativas de la dirección, así como sus creencias, estimaciones, pronósticos, proyecciones y supuestos. Estas declaraciones estimativas se identifican mediante el uso de términos y frases del tipo "anticipa", "cree", "podría", "estima", "espera", "pretende", "posiblemente", "planifica", "objetivos", "perspectiva", "probablemente", "proyecta", "desea", "procura", "meta", "riesgos", "objetivos", "debería" y términos y frases similares. Existe una serie de factores que podrían afectar las operaciones futuras de Royal Dutch Shell y podrían hacer que los resultados fuesen materialmente diferentes a los indicados en las declaraciones estimativas incluidas en esta publicación, incluidos (pero sin limitarse a): (a) fluctuaciones en el precio del crudo y el gas natural; (b) cambios en la demanda de los productos de Shell; (c) fluctuaciones monetarias; (d) resultados de la perforación y producción; (e) cálculos de las reservas; (f) pérdida de cuota de mercado y competencia industrial; (g) riesgos medioambientales y físicos; (h) riesgos asociados a la identificación de la adecuada adquisición de propiedades y objetivos, y la negociación y ejecución satisfactorias de dichas transacciones; (i) riesgo de realizar negocios en países en desarrollo y países sometidos a sanciones internacionales; (j) desarrollos legislativos, fiscales y regulatorios, incluidos las medidas regulatorias que aborden el cambio climático; (k) condiciones económicas y de mercado en diversos países y regiones; (l) riesgos políticos, incluidos los riesgos de expropiación y re-negociación de los términos de contratos con entidades públicas, retrasos o avances en la aprobación de proyectos y demoras en el reembolso de costes compartidos; y (m) cambios en las condiciones de comercialización. Todas las declaraciones estimativas que figuran en esta publicación quedan expresamente cualificadas en su totalidad por las declaraciones cautelares contenidas o referidas en esta sección. Los lectores no deben depositar una confianza indebida en las declaraciones estimativas. Existen factores adicionales que podrían afectar los resultados futuros y que se incluyen en el Formulario 20-F del Informe Anual de Royal Dutch Shell para el año que finalizó el 31 de diciembre de 2009 (disponible en http://www.shell.com/investor y http://www.sec.gov - abre en ventana nueva). El lector también debe tener en cuenta estos factores. Cada declaración estimativa corresponde únicamente a la fecha de esta publicación, 14 de febrero de 2011. Ni Royal Dutch Shell ni ninguna de sus subsidiarias asumen obligación alguna respecto a la actualización o revisión pública de alguna declaración estimativa como resultado de informaciones nuevas, eventos futuros u otra información. A la luz de estos riesgos, los resultados podrían diferir materialmente de aquellos declarados, implícitos o inferidos de las declaraciones estimativas contenidas en esta publicación.

La Comisión de Valores y Bolsa (SEC) de los Estados Unidos permite que las compañías de petróleo y gas, en sus presentaciones ante la SEC, divulguen solamente las reservas comprobadas que una compañía haya demostrado, mediante la producción real o pruebas concluyentes de formación, que sean económica y legalmente producibles bajo las condiciones económicas y operativas existentes. En esta publicación podríamos haber empleado determinados términos que la normativa general de la SEC prohíbe estrictamente incluir en las presentaciones ante el mencionado organismo. Se exhorta a los inversores de Estados Unidos a considerar detenidamente la información divulgada en nuestro Formulario 20-F, Archivo No 1-32575, disponible en el sitio Web de la SEC: http://www.sec.gov - abre en ventana nueva. También puede obtener estos formularios directamente en la SEC, llamando al 1-800-SEC-0330.

FUENTE Royal Dutch Shell plc