Gran avance en investigación médica: una nueva quimioterapia alienta las esperanzas de los pacientes afectados por un tumor cerebral. Se demuestra un claro aumento de la supervivencia en pacientes con glioblastoma

10 Mar, 2005, 07:00 GMT de European Organisation for Research and Treatment of Cancer (EORTC)

BRUSELAS, Bélgica, March 10 /PRNewswire/ --

- Se han publicado dos artículos sucesivos en la revista New England Journal of Medicine

Un amplio estudio internacional dirigido por la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer (EORTC) en colaboración con los Grupos de estudio clínico del Instituto Nacional del Cáncer de Canadá (NCIC) ha demostrado que la incorporación de un nuevo agente quimioterapéutico, la Temozolomida (nombre comercial: Temodal(R)) en la radioterapia incrementa la supervivencia en pacientes con glioblastoma, un tipo muy agresivo de tumor cerebral. Por otro lado, los análisis moleculares del tumor han facilitado la identificación de los pacientes más susceptibles de poder beneficiarse de este tipo de tratamiento. Los resultados conducen a una nueva tendencia en el tratamiento de pacientes con este cáncer de rápido crecimiento y efecto devastador. Los resultados de este estudio decisivo se han publicado en dos artículos sucesivos en la edición de esta semana de la revista New England Journal of Medicine (fecha de publicación: 10 de marzo de 2005).

Los tumores primarios originados en el cerebro representan menos del 5% de la totalidad de diagnósticos de cáncer. Sin embargo, el cáncer cerebral afecta con frecuencia a hombres y mujeres jóvenes sanos hasta entonces que se encuentran en un periodo de plena actividad. El glioblastoma es el tipo más común de tumor primario cerebral maligno en los adultos con una tasa de incidencia anual cifrada en 5-7 personas de cada 100.000. Esto quiere decir que se diagnostican aproximadamente 20.000 nuevos pacientes al año en la Unión Europea. El glioblastoma es un tumor cerebral maligno de crecimiento rápido y normalmente sus consecuencias son mortales.

Antes del descubrimiento de esta nueva terapia, la esperanza media de vida de los pacientes con glioblastoma era de 1 año aproximadamente. Los resultados de este estudio demuestran un claro aumento de la supervivencia. Después de 2 años, sobrevivían únicamente el 10% de los pacientes tratados con sólo radioterapia, en comparación con el 26% de los pacientes que recibieron un tratamiento combinado de radio-quimioterapia con temozolomida. Si se selecciona a los pacientes de acuerdo con su perfil molecular -los investigadores han analizado la funcionalidad de un gen responsable de la reparación del DNA, el gen llamado MGMT- la mejora es incluso más drástica, ya que casi la mitad de aquellos pacientes cuyos tumores incorporan un gen MGMT inactivado sobreviven después de 2 años. Asimismo importante es que el estudio ha mostrado que esta nueva terapia combinada no afectó negativamente a la calidad de vida de los pacientes. La calidad de vida, en cuanto a salud se refiere, se ha convertido en una meta cada vez más primordial en los estudios sobre el cáncer.

En este estudio, casi 600 pacientes fueron aleatorizados en menos de año y medio. Este rápido incremento y éxito final no habrían sido posibles sin unas estructuras adecuadamente establecidas para la investigación académica clínica, tales como la EORTC y el Grupo de estudio clínico del NCIC. Las nuevas regulaciones recientemente aplicadas en Europa con una creciente carga administrativa, los complejos problemas ligados a las responsabilidades y los seguros, así como los disparados costes se han convertido en una amenaza para la gestión satisfactoria de estudios clínicos en el futuro. Este ejemplo pone de manifiesto que el progreso en el tratamiento contra el cáncer requiere redes de colaboración internacional que funcionen correctamente y ciencias de laboratorio integradas.

La EORTC ha reunido también a un equipo de investigación de laboratorio que logró identificar un cambio molecular en el tumor que predice los beneficios de esta nueva terapia. Los futuros estudios sobre tumores cerebrales que realice la EORTC continuarán integrando la investigación clínica y la básica con el fin de concretar aún más la base molecular del cáncer cerebral, dar con nuevos objetivos terapéuticos y crear y probar nuevos tratamientos.

Comentarios de los investigadores principales:

"Este es el primer estudio que verdaderamente demuestra que podemos atacar esta devastadora enfermedad con quimioterapia. Es sólo el primer paso hacia la cura de los enfermos de cáncer cerebral y debería ahora avivarse el interés, continuar la colaboración internacional e investigación para mejorar aún más el estado de estos enfermos", afirma el autor principal y cerebro del estudio, el Doctor Roger Stupp del Centro oncológico multidisciplinario del Hospital Universitario (University Hospital Multidisciplinary Oncology Centre) de Lausanne, Suiza.

"Sin la estrecha colaboración entre el laboratorio de investigación del hospital y los clínicos principales, este logro interdisciplinar nunca habría sido posible. Espero que sirva de ejemplo y de lugar a una colaboración más estrecha entre las investigaciones clínica y básica en el futuro", explica la Doctora Monika Hegi, autora colaboradora en el trabajo de investigación de la transferencia y directora del laboratorio de Biología y Genética del Cáncer del departamento de Neurocirugía del Hospital Universitario de Lausanne, así como gestora de proyectos de oncología molecular en el Centro nacional de capacidades científicas (NCCR).

"En 25 años de medicina académica oncológica, es la primera vez que presencio un progreso semejante en cualquiera de los tipos mortales de cáncer humano. El estudio sirve también de modelo excepcional en la cooperación multidisciplinar e internacional, al haber conseguido recabar información procedente de una enorme cantidad de participantes" afirmó el coinvestigador y director de protocolo de radioterapia, el Doctor René Olivier Mirimanoff, en el Departamento de Radioncología del Hospital Universitario de Lausanne, Suiza.

"Hasta ahora había pocas opciones de tratamientos para enfermos de glioblastoma", afirma el Dr. Gregory Cairncross, pionero en investigación neuroncológica, uno de los principales investigadores del estudio y director del Departamento de Neurociencias Clínicas en la Universidad de Calgary en Alberta, Canadá. "Los resultados de este estudio mejorarán notablemente el tratamiento y las consecuencias para muchos de estos pacientes y abrirá puertas a estudios posteriores con el fin de extender esta combinación de tratamientos. La clave de la eficacia de esta nueva terapia es que la temozolomida causa muy escasos efectos secundarios y los pacientes la toleran muy bien. Esto significa que puede administrarse diariamente el medicamento a los pacientes durante el tratamiento de radioterapia en lugar de una vez cada ocho semanas - la dosis común de otros medicamentos quimioterapéuticos".

"Este estudio decisivo representa el avance más importante en tratamientos contra el glioblastoma desde que se demostró que la radioterapia era beneficiosa hace más de 35 años", comenta el Dr. Warren Mason, investigador principal de Canadá y director de la unidad neuroncológica del Princess Margaret Hospital de Toronto, Ontario, Canadá. "Este estudio también ha identificado el MGMT, el primer marcador molecular clínicamente relevante para el glioblastoma que sirve de factor de predicción no sólo de la supervivencia, sino también de la reacción a la quimioterapia. Esta observación abre el camino para utilizar los patrones únicos de expresión genética tumoral a modo de guía para una terapia personalizada y la optimización de su eficacia."

Acerca de la EORTC:

Creada en 1962, la Organización europea para la investigación y el tratamiento del cáncer (EORTC) es una organización internacional privada sin ánimo de lucro para la investigación del cáncer que actúa con arreglo a la legislación belga.

El objetivo de la EORTC es desarrollar, dirigir, coordinar y estimular la investigación clínica y de laboratorio en Europa con el fin de mejorar los tratamientos contra el cáncer y sus problemas asociados aumentando la supervivencia así como la calidad de vida de los enfermos. El objetivo final de la EORTC es mejorar el nivel del tratamiento contra el cáncer en Europa mediante la creación de nuevos medicamentos y otros enfoques innovadores, así como experimentar las estrategias terapéuticas más efectivas empleando medicamentos ya a la venta o bien la cirugía o la radioterapia. La EORTC pretende facilitar el tránsito de los descubrimientos experimentales a tratamientos de tecnología punta minimizando el lapso de tiempo transcurrido entre el descubrimiento de nuevos agentes contra el cáncer y la aplicación de sus beneficios terapéuticos en enfermos de cáncer.

La EORTC fomenta la investigación multidisciplinar sobre el cáncer en Europa y está vinculada a otras organizaciones importantes de investigación biomédica por el mundo. La labor de investigación de la EORTC se realiza en unos 300 hospitales, universidades y centros de ayuda contra el cáncer de 32 países y la red de investigadores única de la EORTC engloba a más de 2000 médicos que colaboran voluntariamente en más de 20 grupos multidisciplinarios.

Para amplias informaciones en relación con las actividades de investigación de la EORTC, consulte el sito Web: www.eortc.be

FUENTE European Organisation for Research and Treatment of Cancer (EORTC)