La Aduana de España impide la entrada de zumos de arándano al país

09 Sep, 2005, 14:00 BST de American Cranberry Corporation

PENSACOLA, Florida, September 9 /PRNewswire/ -- Cuando el empresario Steven Dunlap, durante sus vacaciones en España en el año 2002, descubrió por casualidad que en este país no había zumo de arándanos, comprendió que tenía una enorme oportunidad. Por experiencia, Dunlap, que a los 31 años había comenzado a inventar productos, descubriendo nichos de productos y nuevos mercados, sabía que había algo que debía hacer antes que nada: contratar una firma de abogados especializados en propiedad intelectual en Madrid para determinar si el término "cranberry" (arándano) tenía algún sentido coloquial en idioma español. Cuando supo que no era así, de inmediato solicitó varios registros de marca para quedarse con la propiedad del mismo. Posteriormente, los registros de marca fueron publicados en el ámbito nacional, tal como lo contempla la legislación española, para ver si alguien solicitaba su impugnación.

En 2004, se otorgaron los registros de la marca sin impugnación alguna. Para ese entonces, Dunlap calculaba que acaba de descubrir un nuevo mercado que valía potencialmente US$1.500 millones para el zumo de arándanos y que nadie más lo capitalizaría, salvo él. No existía nadie más en la tierra, creía Dunlap, que pudiera tener como marca registrada algo tan sencillo. Una idea fantástica. Luego creó una empresa llamada American Cranberry Corporation y conformó un equipo para que llevara a cabo una valiosa investigación de mercado y se dedicara al desarrollo del producto.

Sin embargo, poco después de las primeras reuniones con los compradores de zumos españoles American Cranberry Corporation pareció haber sido derrotada por el ingreso de un competidor internacional gigante en la industria de los arándanos. Éste había visto las marcas registradas publicadas. Aunque no las había impugnado en el momento apropiado, la competencia invertiría todo lo necesario para introducir rápidamente el zumo de arándanos en los puestos de venta españoles y evitar que American Cranberry Corporation impusiera sus zumos. Esto creó una situación donde American Cranberry Corporation no podía competir.

Dunlap sospechaba que el gigante competidor estaba convencido de que ingresaría al mercado porque en los Estados Unidos las marcas registradas se otorgan al primero que las use, a la primera empresa que venda los productos con los términos registrados en el mercado. Sin embargo, a diferencia de los Estados Unidos, las marcas registradas en España se otorgan al primero que las presente, lo que le dio a American Cranberry Corporation, independientemente del número de productos que vendiera, un lugar preferente en los derechos de registro de marca.

Luego de haber sacado de circulación a American Cranberry de una manera efectiva, la competencia de Dunlap esencialmente dominaba el mercado. Sin embargo el 24 de agosto de 2005, una orden gubernamental entregada por las autoridades aduaneras de la Agencia Tributaria de España cambiaría todo eso y devolvería el mercado español del zumo de arándanos exclusivamente a American Cranberry Corporation.

Al saber que American Cranberry era propietaria de la terminología que ahora se usa libremente en los empaques de la competidora gigante, Dunlap no tuvo más alternativa que usar los canales legales españoles apropiados para detenerla. De esto resultó una orden fechada el 24 de agosto de 2005 y emitida por la Agencia Tributaria española que establece la incautación en aduana de todos los productos que tengan las marcas registradas por Dunlap, incluyendo "Cranberry" y "Zumo Cranberry", impidiéndoseles su ingreso al país. Como los grandes competidores de American Cranberry Corporation no habían manifestado oposición a ninguna de las marcas registradas ni presentaron sus propias marcas en el momento correspondiente, deben ahora acatar la decisión final. Estas empresas están obligadas a solicitar una licencia para utilizar las palabras "Cranberry" y "Zumo Cranberry" a American Cranberry Corporation y pagar por la licencia o bien retirar por completo del mercado español sus arándanos y jugos de arándanos, en infracción.

Dunlap, que predijo esto hace más de dos años, hoy simplemente espera al teléfono. "Sabíamos que la competencia intentaría sacarnos del mercado", dice con una mueca, "mas nos burlamos de ellos en el ruedo de la propiedad intelectual. Nuestras marcas registradas en España nos dan una ventaja competitiva en el ámbito legal. Ellos no pueden hacer nada sin usar las marcas que registramos, así que ahora tienen que recurrir a nosotros si quieren compartir el mercado de los zumos españoles, que es de US$1.500 millones".

    
    American Cranberry Corporation
    Contacto: Steven Dunlap
    sdunlap@americancranberry.com
    EE.UU.  +1-850-572-5999
    http://americancranberry.com

Sitio Web: http://www.americancranberry.com

FUENTE American Cranberry Corporation