La apelación final de Nobuhira desestimada: caso cerrado

26 Jun, 2001, 19:39 BST de Soka Gakkai International

Tokio - El Tribunal Supremo de Japón ha desestimado la apelación final presentada por Junko Nobuhira acusando a Daisaku Ikeda, presidente honorario de Soka Gakkai de acoso sexual a su esposa, Nobuko Nobuhira, en 1996.

El Tribunal Supremo ratificó la sentencia de mayo del 2000 del Tribunal del Distrito de Tokio por la que se desestimaba el caso de Nobuhira al ser considerado un abuso del sistema de derecho. Nobuhira exigía la reparación de los daños causados en su vida matrimonial.

Las alegaciones de Nobuko Nobuhira fueron publicadas por primera vez en la revista Weekly Shincho en febrero de 1996, en un momento de intensa convulsión política. Sus declaraciones fueron utilizadas inmediatamente por políticos y medios de comunicación mediante un plan premeditado de descrédito de Ikeda, Soka Gakkai y del entonces Partido Nueva Frontera (Shinshinto) al que los antiguos miembros de Komeito se habían unido. La señora Nobuhira presentó una demanda por la vía civil y fomentó la difusión pública de su caso contra Ikeda en junio de 1996, un caso que ahora ha sido desestimado.

"Las alegaciones de Nobuko Nobuhira han dañado muy gravemente la reputación de Ikeda y de Soka Gakkai. Este dictamen da por terminado un proceso de cinco años de lucha por limpiar su nombre", explicó el portavor internacional de Soka Gakkai, Rie Tsumura. "Es un alivio ver como este abuso del sistema de derecho ha llegado a su fin."

Según se explicó en el dictamen emitido por el Tribunal del Distrito de Tokio el 30 de mayo del 2000 sobre el caso Junko Nobuhira, no se encontraron evidencias que dieran validez a esta demanda y se detectó que las alegaciones de Nobuhira carecían de credibilidad. Dio comienzo una minuciosa investigación de sus alegaciones, pero los días, horas y lugares de los supuestos abusos cambiaban constantemente, dejando sin validez la posibilidad del ataque.

El Tribunal del Distrito de Tokio manifestó que el matrimonio Nobuhira fue apartado de los puestos de dirección de Hokkaido Soka Gakkai en mayo de 1992 por sus continuas peticiones de préstamos de dinero a los miembros de la empresa y por las llamadas amenazadoras que Junko Nobuhira realizó por teléfono a la central de operaciones de Soka Gakkai a finales de 1995.

La sentencia concluye: "Es inevitable que el acusado sea objeto de crítica desde diversos frentes como presidente honorario de un importante grupo religioso. Sin embargo, no es excusable el que el acusado haya sido sometido a un acoso de la prensa como resultado de una acusación escandalosa y sin ningún rigor."

El 31 de enero del 2001, el Tribunal Superior de Justicia de Tokio refrendó el dictamente del Tribunal del Distrito, y la decisión de hoy del Tribunal Supremo por la que se desestima la demanda de Junko Nobuhira ha cerrado finalmente el caso.

Página Web: http://www.sgi.org

FUENTE Soka Gakkai International