La IFAW denuncia la compra de votos por parte de Japón para el levantamiento del veto de la caza de ballenas

27 Jul, 2001, 13:03 BST de International Fund for Animal Welfare

  • Los conservacionistas opinan que "el mundo debería despertar y luchar"

Londres - Los conservacionistas han avisado de que el veto internacional para la caza de ballenas podría comenzar a deshacerse sin mucha demora el año que viene. Esta semana, Japón ha estado haciendo lobby con sus grupos de presión para la reducción del nivel designado para la protección de las ballenas en la reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Londres. La reunión acaba hoy y se teme que la política de compra de votos llevada a cabo por el Gobierno de Tokio está a punto de asegurarse un apoyo mayoritario para la reanudación de la caza de ballenas con fines comerciales.

La semana pasada Maseyuku Komatsu, jefe del Departamento de Pesca de Japón, ha admitido que Tokio ha ofrecido ayuda internacional a los países desarrolladores a cambio de su apoyo en la CBI. El apoyo de las islas del Caribe en la reunión de esta semana ha permitido a Japón realizar esfuerzos para crear un santuario de ballenas en el Sur del Pacífico. Pero con las sugerencias de esta semana de que Tokio podría hacerse con el apoyo de diez países en los próximos meses, es muy probable que Japón obtenga la mayoría en la CBI el año que viene. En pocos años, Japón podría tener tres cuartos del apoyo necesario para levantar la prohibición.

La International Fund for Animal Welfare (IFAW), la mayor organización mundial para el bienestar de los animales, opina que la reunión del año que viene podría asistir al comienzo del deterioro de los acuerdos internacionales para la protección de las ballenas. La IFAW apela a los gobiernos a favor de la conservación de esta especia para que luchen en contra de la propuesta de Japón. Karen Steuer, director del Programa de Explotación Comercial de la IFAW ha señalado: "Japón no ha llegado tan lejos sólo con la fuerza de sus argumentos, sino con la de su moneda. Los balleneros están ahora más cerca que nunca de destruir la prohibición, y lo peor de todo es que sólo tenemos un año para evitarlo. Si Japón obtiene una mayoría en la CBI el año que viene podría usar su posición para atacar la prohibición a la mínima oportunidad. Junto con Noruega, podría tratar de deshacer la moratoria, o al menos de reducir su efectividad. Si Japón continúa reuniendo el apoyo de más países con su programa de compra de votos la captura de ballenas podría pasar a ser estrictamente comercial antes de los Juegos Olímpicos. Ya es hora de que el mundo despierte y luche contra el levantamiento de esta prohibición."

Japón y Noruega se dedican a aprovecharse de las deficiencias de la prohibición de la captura comercial de ballenas que tiene ya 15 años que determina que no se pueden cazar más de mil ballenas cada año. Ambos países esperan el levantamiento completo de la prohibición para volver al régimen de caza comercial de ballenas.

En el último siglo numerosas especies de ballenas han sido cazadas hasta llegar al borde de la extinción.

Página web: http://www.ifaw.org http://www.stopwhalingnow.com

FUENTE International Fund for Animal Welfare