Las ciudades se preparan para establecer el ritmo y espectro del progreso hasta los acuerdos de COP21

10 Dic, 2015, 10:34 GMT de C40 Cities Climate Leadership Group

Las ciudades se preparan para establecer el ritmo y espectro del progreso hasta que se ponga en marcha cualquier acuerdo de COP21; C40 y Arup identifican las acciones climáticas prioritarias para las ciudades en los próximos cinco años

2.300 acciones climáticas prioritarias podrían ahorrar 450 MtCO(2) de forma acumulada hasta el año 2020, antes de que cualquier acuerdo de COP21 se ponga en marcha, además de desbloquearse por solo 6.800 millones de dólares

Las finanzas y colaboración son claves para desbloquear el potencial de reducción de emisiones completas de las ciudades

PARÍS, 10 de diciembre de 2015 /PRNewswire/ -- Las ciudades más grandes del mundo están ahora mismo tomando acciones decisivas frente al cambio climático; y solo están empezando. Con el aumento de los recursos y la financiación, junto a un apoyo superior de los líderes políticos nacionales, el progreso realizado por las ciudades podría aumentar en tres veces. Una investigación publicada hoy por medio de C40 Cities Climate Leadership Group (C40) y Arup identifica las 27.000 actividades específicas, programas, consecuciones y políticas que las ciudades pueden implementar en los próximos años. Con esto se demuestra el amplio potencial que poseen nuestras ciudades. De estas, C40 ha identificado 2.300 acciones de alto impacto y preparadas para su despliegue que pueden ahorrar una enorme cantidad de 450 MtCO2 para el año 2020, el equivalente a las emisiones anuales de Reino Unido, pudiendo desbloquearse con solo 6.800 millones de dólares.

Publicado frente al marco de las negociaciones cruciales climáticas de COP21, los descubrimientos de Potential for Climate Action son sorprendentes, ya que representan las acciones a los que los alcaldes y líderes civiles pueden desplegar y desplegarán sin importar los resultados de los esfuerzos inter-gubernamentales que acuerden sobre el tratado de las emisiones de carbono y antes de que se pongan en marcha los acuerdos de COP21, en 2020.

Desde la implementación de los esquemas de rehabilitación de edificios en el Business Energy Challenge de Londres hasta las nuevas instalaciones de energía procedente de residuos en Oslo, estas 2.300 acciones prioritarias representan los proyectos que tendrán el impacto más elevado en términos de reducción de emisiones en las ciudades C40, o cuáles podrán implementarse de forma más realista, por medio de los poderes existentes o colaboración con otras ciudades.

Los próximos cinco años van a ser vitales. La investigación anterior de C40 y del Stockholm Environment Institute (SEI) ha demostrado que basándose en las tendencias actuales de consumo y desarrollo de infraestructura, a los cinco años el mundo habrá "bloqueado" suficientes emisiones futuras para superar el presupuesto de carbono mundial seguro y nos llevará más allá del umbral de aumento de 2 grados en la temperatura. Las ciudades son cave, ya que la tercera parte de estas emisiones se determinarán por medio de las decisiones tomadas en las ciudades, lo que hace que los alcaldes en el cargo ahora mismo sean cruciales para el despliegue de la situación mundial.

Desde la última celebración de COP en Copenhague, las ciudades de C40 han tomado 10.000 acciones climáticas – el doble de las acciones en solo seis años – además de comprometerse con la reducción de sus emisiones de CO2 en 3 Gt CO2 para el año 2030, el equivalente al rendimiento anual de carbono de la India.

"La ruta hacia COP21 ya está clara, ya que comprendemos de forma muy concreta las acciones futuras que pueden dar las ciudades para tener un impacto mundial al hacer frente al cambio climático", comentó el presidente de C40 y alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes. "El liderazgo de las ciudades es inequívoco, pero no queda duda de que las barreas siguen estando – siendo las más importantes las que presentan acceso a las finanzas y necesitan de un gobierno superior para su coordinación. Afortunadamente, C40 lidera el camino en ambos frentes, proporcionando soluciones y un modelo de colaboración que permitirá a las ciudades llegar a su potencial completo para cortar las emisiones de carbono en los años venideros cruciales".

"Nuestra investigación demuestra que las ciudades cuentan aún con oportunidades muy valiosas para hacer crecer sus acciones, consiguiendo dar pasos más grandes aún hacia las reducciones de emisiones y adaptación climática", indicó el presidente de Arup Group, Gregory Hodkinson. "Al tiempo que siguen las negociaciones climáticas internacionales, existe un papel fundamental para los negocios y la sociedad civil, además del gobierno a todos los niveles, para facilitar el liderazgo climático en marcha de las ciudades. Este informe presenta el mapa de ruta sobre cómo conseguir este progreso sostenible".

Obstáculos para el progreso

El informe analizó los retos a los que se enfrentan los alcaldes en el suministro de las acciones climáticas que buscan poner en marcha en sus ciudades. El 21% de los retos identificados por las ciudades están relacionados con los recursos y la financiación, incluyendo los presupuestos limitados y conflictos percibidos entre el crecimiento económico y acción climática. Aún así, el informe descubre que la implementación de 2.300 acciones prioritarias podría desbloquearse potencialmente con solo 6.800 millones de dólares.

Como respuesta directa a este reto al que se enfrentan las ciudades, C40 anunció esta semana unas nuevas instalaciones de finanzas de ciudades de C40 para ayudar a las ciudades a preparar proyectos e infraestructura sostenible para las inversiones. Está previsto que las instalaciones desbloqueen 1.000 millones de dólares de inversiones en ciudades de rápido crecimiento en los países en vías de desarrollo en cuatro años. El fondo inicial de 3,7 millones de dólares procedente del Federal Ministry for Economic Cooperation and Development, Alemania (BMZ) y los 2 millones de dólares de Inter-American Development Bank (IADB) están en marcha para atraer un fondo adicional, desplegando 20 millones de dólares en ayuda técnica para las ciudades.

El 20% de los retos identificados por las ciudades están relacionados con el liderazgo político, incluyendo las dificultades en la colaboración por la acción del clima con el sector privado o los gobiernos nacionales. Por ejemplo, Barcelona destacó las dificultades de la creación de planes para el cambio climático en un horizonte entre 20 y 30 años, usando las proyecciones climáticas de 100 años, cuando los gobiernos cambien a un ciclo de cuatro años.

Con ello, el informe descubre que un aproximación colaboradora entre los niveles de los gobiernos y sectores económicos es vital. En tres de cada cuatro casos, los retos a los que se enfrentan las ciudades en la actualidad no se pueden superar sin la implicación del sector privado, el gobierno nacional, el gobierno regional o la sociedad civil.

Hoy se lanzó Potential for Climate Action al tiempo que la Lima-Paris Action Agenda emitió su Cities and Region Action Statement. Firmada por medio de C40 y de otras redes de ciudades, los principales objetivos de la declaración para el año 2020 proporcionan un marco consistente para la implementación de las recomendaciones del informe de C40, incluyendo la necesidad de escalar las finanzas e inversiones y colaborar por medio de todos los niveles de gobierno.

FUENTE C40 Cities Climate Leadership Group



Enlaces relacionados

http://www.c40.org