Las muertes por enfermedad cardiovascular aumentarán un tercio en menos de 10 años

03 Jun, 2016, 00:01 BST de World Heart Federation

CIUDAD DE MÉXICO, June 3, 2016 /PRNewswire/ --

Una nueva declaración científica - "The Heart of 25 by 25: achieving the goal of reducing global and regional premature deaths from cardiovascular diseases and stroke"- ha advertido que las muertes prematuras por enfermedad cardiovascular (CVD), que ya son la causa número uno de muerte en el mundo con un coste global de casi 863.000 millones de dólares estadounidenses, podrían aumentar un 30 % en las mujeres y un 34 % en los hombres en la próxima década si los factores de riesgo no "se abordan agresivamente" por los médicos y políticos de todo el mundo.  

La declaración conjunta de la American Heart Association y la World Heart Federation estudiaron los datos globales sobre muertes prematuras por CVD en personas entre 30 y 70 años. Se descubrió que la CVD es responsable de casi 6 millones de muertes prematuras por año, pero esta cifra podría aumentar a casi 8 millones para 2025. Regionalmente:

  • Latinoamérica y el Caribe - 22 % de incremento en mujeres y 24 % en hombres  
  • Sureste asiático - 43 % de incremento en mujeres y 56 % en hombres  
  • África sub-sahariana - 48 % de incremento en mujeres y 52 % en hombres
  • Europa Central y Oriental y Asia Central - 26 % de incremento en mujeres y 16 % en hombres  
  • Oriente Medio y Norte de África - 32 % de incremento en mujeres y 35 % en hombres

Sin embargo, la investigación descubrió que las tasas globales de muertes por CVD prematura podrían ralentizarse e incluso invertirse en algunas regiones si los objetivos de factor de riesgo "25 por 25" para la presión sanguínea, tabaco, obesidad y diabetes se alcanzan.  

Para ayudar a los líderes de salud a promulgar prácticas para alcanzar estos objetivos y proteger a sus poblaciones de muertes cardiovasculares prematuras el estudio hace varias recomendaciones, incluyendo leyes antitabaco, mayores impuestos al tabaco y reglas de publicidad más estrictas, reduciendo los niveles de sodio en alimentos empaquetados, más campañas de concienciación pública y financiación de la terapia de fármacos y asesoramiento para personas que han tenido previamente, o están en alto riesgo de sufrir un ataque cardiaco o derrame.  

Este estudio se publicó en la revista de AHA Circulation antes del Congreso Mundial sobre Cardiología y Salud Cardiovascular bianual de la World Heart Federation en Ciudad de México, del 4 al 7 de junio.  

El profesor David Wood, presidente electo de la World Heart Federation y co-autor del estudio, dijo: "Las conclusiones de este estudio son claras: para evitar que las personas mueran de enfermedades cardiovasculares necesitamos voluntad política y un firme compromiso de los líderes en salud para poner en acción estrategias progresivas justo ahora".

FUENTE World Heart Federation