LifeGem a ser presentado en España

22 Mar, 2005, 09:00 GMT de LifeGem Europe BV

ZUNDERT, Paises Bajos, March 22 /PRNewswire/ --

- Un diamante genuino hecho de las cenizas del ser querido fallecido

Cuando muere un ser querido, sus parientes, a menudo, desean conservar un recuerdo palpable y personal del fallecido. La transformación de las cenizas del difunto cremado en todo tipo de alhajas ya ha sido practicada desde hace mucho tiempo. Tras la introducción de LifeGem diamant en el Benelux (2003) y Alemania (2004), ahora, en breve, también será posible en España obtener un genuino diamante certificado hecho de las cenizas de los seres queridos fallecidos.

Los diamantes de alta calidad no surgen exclusivamente en la naturaleza, sino que también pueden ser confeccionados de forma artificial. Esto se lleva a cabo produciendo carbono, el elemento básico de un diamante, en condiciones similares a las de la naturaleza. LifeGem created diamonds ha concebido un método para extraer el carbono puro de las cenizas obtenidas tras una cremación. En una prensa para diamantes especial surge, a las pocas semanas, un diamante en bruto, un proceso para el que la naturaleza necesitaría millones de años. Luego el diamante se talla y pule hasta dársele casi cualquier forma que se desee. Todos los diamantes LifeGem se valoran y certifican individualmente, dotándoseles, por medio de la tecnología de láser frío, de un rasgo distintivo y, si se desea, de un texto personal del pariente del fallecido. Los parientes incluso pueden observar el desarrollo de todo el proceso en Internet, gracias a un sistema protegido de seguimiento y localización.

Idea surgida en los Estados Unidos

EL LifeGem created diamond es una idea que se originó en los Estados Unidos. La introducción de LifeGem en Europa es una iniciativa de Ton Jaspers. Al fallecer un ser que le era muy querido, este empresario holandés buscaba alguna posibilidad de llevar consigo un recuerdo palpable de aquel. A través de Internet, se enteró de la existencia de LifeGem created diamonds. El se puso en contacto con la institución, efectuando el pedido de nada menos que tres diamantes.

"Al principio parece ser algo más bien inverosímil. Sin embargo, aquel que profundiza en la materia no puede más que llegar a la conclusión de que, por lo menos, es una idea muy original. Y, en efecto, es un diamante genuino, con propiedades físicas idénticas a las de un diamante que se encuentre en la naturaleza. Es como comparar una rosa que se corta en el campo con una rosa que se cultiva y se pone a la venta en un vivero. Ambas rosas son de idéntica belleza y muestran las mismas características", comenta Ton Jaspers. "En mi opinión, toda persona en Europa debería tener la posibilidad de adquirir estos recuerdos tan especiales. Es por eso que, en colaboración con LifeGem created diamonds de los EE UU, hemos fundado LifeGem Europa", explica Jaspers.

NOTA PARA LA DE REDACCIÓN:

A solicitud se pueden suministrar fotos libres de derechos.

FUENTE LifeGem Europe BV