Los EE UU reciben un aviso de la OMC por la normativa de apuestas online de Antigua

11 Nov, 2004, 10:07 GMT de Government of Antigua & Barbuda

LONDRES, November 11 /PRNewswire/ -- Antigua y Barbuda, una nación del Caribe formada por dos islas, han dado el visto bueno a la decisión tomada por la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra los EE UU en su disputa por los derechos de las islas de poner en práctica su industria de apuestas online en EE UU y el resto del mundo.

Las reminiscencias de la historia de David y Goliath son evidentes. Antigua, uno de los miembros más pequeños de la OMS, ha conseguido la victoria frente a los EE UU, después de que se produjeran unas negociaciones sin éxito para resolver la disputa.

El informe final de la OMS se esperaba que se publicase a finales de junio de este año, pero por sugerencia de Antigua, esta publicación se retrasó para permitir a ambas partes la negociación a tiempo de una resolución amistosa. Los intentos de diplomacia y compromiso de Antigua, puestos en marcha y denegados cada una de las cuatro veces que su delegación se fue a Washington este verano, fueron en balde. La quinta y última reunión celebrada en Antigua a finales del mes pasado ha dado sus resultados. Durante las negociaciones, los EE UU tomaron la posición consistentemente de seguir con la prohibición y persecución de las apuestas en Internet, y rechazaron cualquier intento de la Antigua de hablar sobre posibles métodos de mejorar las preocupaciones de los EE UU respecto a las apuestas en Internet.

"Espero que mi gobierno haga todos los esfuerzos posibles para resolver esta disputa bilateral con los EE UU", comentó el honorable doctor Errol Cort, ministro de finanzas y economía de Antigua y Barbuda. Y añadió: "Nuestra delegación ha presentado varias proposiciones innovadoras a los EE UU para hacer frente a estas preocupaciones sobre las apuestas en Internet. El hecho de que este panel publique este informe demuestra que las proposiciones, concesiones y compromisos sugeridos por nuestra delegación y no aceptados por los EE UU".

Sir Ronald Sanders, antiguo embajador de la OMC en la Antigua, afirmó: "Antigua ha perdido más 90 millones de dólares en ingresos y cerca de 4.000 puestos de trabajo por las acciones interpuestas por los EE UU sobre las apuestas en Internet. EE UU afirmó que quería una competencia abierta, pero lo único que buscaba era un comercio libre cuando a los EE UU les interesaba".

Los EE UU han realizado una aproximación agresiva a los servicios de apuestas internacionales. A pesar de ello, el gobierno de los EE UU ha conseguido un importante aumento de los servicios de apuestas dentro de sus propias fronteras y del Consejo Interactivo de Apuestas, lo que sugiere que en los EE UU se realizan cerca de la mitad de las apuestas online a nivel mundial.

FUENTE Government of Antigua & Barbuda