Los investigadores y políticos solicitan vacunas "por vía rápida" para los países en vías de desarrollo

21 Sep, 2004, 10:01 BST de Pneumococcal Vaccines Accelerated Development and Introduction Plan (PneumoADIP)

BERGEN, Noruega, September 21 /PRNewswire/ --

- La GAVI Alliance agradece a los noruegos su compromiso moral y financiero en lo que respecta a la inmunidad infantil

- Las vacunas para neumonía, meningitis y rotavirus son las principales prioridades

Los investigadores y encargados de la política han presionado hoy a las autoridades internacionales de la salud y a los gobiernos nacionales en la búsqueda de nuevas estrategias para expedir el desarrollo y despliegue de nuevas vacunas urgentes contra las enfermedades relacionadas con la pobreza en los países en vías de desarrollo. La solicitud de tomar una iniciativa se ha producido como parte del seminario de dos días organizado por la Global Alliance for Vaccines and Immunization (GAVI) y el Centre for International Health de la University of Bergen. Los organizadores de la reunión también solicitaron a los líderes políticos de Noruega que se comprometieran para descubrir soluciones a largo plazo para la provisión de vacunas destinadas a niños en los países en vías de desarrollo.

Noruega ha comprometido sumas de activos equivalentes a 388 millones de dólares hasta el año 2010. Con un coste de 28 dólares por niño, esta cantidad representa unos recursos suficientes para vacunar a casi 14 millones de niños en los países en vías de desarrollo a nivel mundial (1). Estadísticamente, esto supone que cada persona de Noruega está pagando la vacuna de tres niños. Hilde F. Johnson, Ministra de Desarrollo Internacional de noruega, y miembro del gabinete de Noruega, agradeció a GAVI su trabajo. "La inmunización en el tercer mundo es un tema que preocupa profundamente a los ciudadanos de Noruega. Gracias a los esfuerzos de GAVI, las vacunas han llegado ya a más de 9 millones de niños de más de 50 países, lo que supone un importante logro. Aunque todavía hace falta mucho por hacer", comentó.

Jens Stoltenberg, líder del principal partido político de Noruega, el Norwegian Labour Party, y antiguo primer ministro, instó a los participantes y países donantes a apoyar el desarrollo de las importantes agendas de investigación para conseguir el despliegue eficaz de las nuevas y existentes vacunas en los países en vías de desarrollo. "Es nuestro deber moral. Pero también es una investigación beneficiosa para el desarrollo económico. Los niños sanos son importantes para el crecimiento económico, y vacunarlos es una de las formas más seguras para conseguir resultados", afirmó.

Las consecuencias de no conseguir la inmunidad de los niños son dramáticas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen en los países en vías de desarrollo más de 30 millones de niños, todos ellos sin recibir vacunas contra las enfermedades infantiles más corriente. Unos 1,5 millones de niños de menos de cinco años fallecen a consecuencia de enfermedades que se pueden prevenir por medio de la utilización de estas vacunas, y más de un millón de niños por debajo de los cinco años mueren de meningitis, enfermedad de neumococos y diarrea de rotavirus, enfermedades para las cuales se están desarrollando vacunas.

El doctor Tore Godal, secretario ejecutivo de GAVI, habló de lo que consideró "un mundo de contradicciones". "Hay demasiados niños que fallecen a consecuencia de graves enfermedades, a pesar de que son enfermedades que se pueden prevenir en su mayoría. Los noruegos reconocen que es una cruel paradoja, y se han enfrentado a este reto".

Durante el seminario de dos días, GAVI enfatizó los dos proyectos "de aprobación rápida" para conseguir el desarrollo y la introducción de dos nuevas vacunas prioritarias, un conjugado de neumococo y la vacuna del rotavirus. La utilización rutinaria de estas vacunas, en los países en vías de desarrollo, podría contribuir a lograr el ambicioso objetivo de las Naciones Unidas de reducir la mortalidad infantil en dos tercios para el año 2015.

El doctor Orin Levine, director ejecutivo del proyecto de la vacuna neumococo, PneumoADIP, explicó que estos esfuerzos eran parte de una amplia iniciativa liderada por GAVI y sus socios para acelerar la introducción de importantes nuevas vacunas en los países desarrollados.

"El hecho de introducir nuevas vacunas ha durado varias décadas en el pasado, sobre todo porque las vacunas desarrolladas para su utilización en los mercados de fármacos altamente beneficiosos de EE UU y Europa Occidental necesitaban adaptarse a los estereotipos de la distribución local (2)", explicó el doctor Levine. Y añadió: "Como resultado, nunca ha sido lucrativo desde un punto de vista financiero para las compañías de fármacos, y esta es una de las razones por las que, hasta ahora, han sido necesarios años para que se produjera un descenso importante de los precios de las vacunas, permitiendo unos programas de vacunación eficaces en los países en vías de desarrollo".

La nueva aproximación de GAVI, que comenzó con una beca de 30 millones de dólares para dos pequeños equipos en PATH y la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, está destinada a hacer frente a este problema por medio de la puesta en funcionamiento del desarrollo de la vacuna para los países pobres a través de la aprobación por la vía rápida.

Notas de los editores

Según la OMS, la neumonía de neumococo y la meningitis son responsable de entre 800.000 y 1 millón de muertes al año de niños, y más del 90% de los fallecimientos por neumonía en los niños se producen en los países en vías de desarrollo. Además, cerca de 500.000 fallecen al año por la enfermedad de la diarrea causada por el rotavirus, y otros 2 millones deben ser hospitalizados. Como la diarrea por rotavirus es una infección global, casi todos los niños del mundo sufrirán ataques de diarrea causados por rotavirus antes de los 5 años de edad.

La Global Alliance for Vaccines and Immunization (GAVI) y el The Vaccine Fund

La GAVI Alliance se creó en el año 2000 para conseguir un aumento de las tasas de inmunidad y para reducir la disparidad global del alcance del acceso a las vacunas entre los países más pobres del mundo. Es una asociación única pública y privada entre los gobiernos en los países desarrollados y en vías de desarrollo, la UNICEF, OMS, Banco Mundial, organizaciones no gubernamentales, fundaciones, fabricantes de vacunas e instituciones de investigación y de la salud pública.

Gracias a su rápido despliegue y logros destacados, y a su capacidad de trabajo como modelo de asociación pública y privada, a finales de 2003 GAVI/The Vaccine Fund habían comprometido el 95% de sus recursos disponibles. Desde el año 2000, GAVI y el Vaccine Fund han realizado un desembolso de 429 millones de dólares en 70 países, con cerca de 9 millones de niños más habiendo conseguido vacunas básicas (3) y casi 50 millones más de niños disponiendo de la inmunidad de las nuevas vacunas (4). El objetivo del Vaccine Fund es el de conseguir 400 millones de dólares anuales de las fuentes del gobierno y del sector privado para poder hacer frente a todos los compromisos de GAVI en los 75 países más pobres.

Plan de Desarrollo e Introducción Acelerada de las Vacunas de Neumococo (PneumoADIP)

El objetivo de PneumoADIP es el de acortar el tiempo entre la utilización de las nuevas vacunas en los países industrializados por medio de la reducción de la incertidumbre de la demanda y de conseguir un suministro de vacunas de coste contenido. Esta nueva aproximación cuenta con los fondos de la Global Alliance for Vaccines and Immunization (GAVI) a través de su asociación con el Vaccine Fund. PneumoADIP tiene su sede en la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health. La misión de PneumoADIP es mejorar la supervivencia infantil y su salud por medio de la aceleración de la evaluación y acceso a una nueva vida a través del suministro de las vacunas de neumococo para los niños de todo el mundo. Más información en: www.preventpneumo.org

Programa de vacunas para rotavirus: Un afiliado de PATH

El programa de vacunas para rotavirus se creó en 2003 a través de PATH, una organización global sin ánimo de lucro con sede en Seattle. El programa de vacunas para rotavirus trabaja en asociación con la Organización Mundial de la Salud y los Centros de Control y Prevención de la Enfermedad para acelerar la disponibilidad de la vacuna para el rotavirus en los países en vías de desarrollo. El trabajo del programa de vacunas para rotavirus se lleva a cabo a través de un acuerdo colaborador con la Global Alliance for Vaccines and Immunization, y ha recibido el apoyo financiero del Vaccine Fund. La misión del programa de vacunas para rotavirus es reducir la morbidad y mortalidad infantil producida por la enfermedad de la diarrea para su utilización en los países en vías de desarrollo.

Más información en: www.path.org

Para más información visite las siguientes páginas web:

www.vaccinealliance.org

www.preventpneumo.org

www.cih.uib.no

www.vaccinefund.org

www.path.org

(1) El coste medio de inmunización de un niño para estas enfermedades amenazantes de la vida en los países en vías de desarrollo es de 29 dólares.

(2) Las bacterias se pueden manifestar de muchas variedades diferentes, dependiendo desde el punto de vista geográfico (serotipos). Así, una vacuna que ha demostrado su eficacia en un país puede no serlo en otro.

(3) Incluyendo la difteria, tétano, pertusitis, BCG, sarampión y la polio

(4) Incluyendo la hepatitis B, Hib y fiebre amarilla

FUENTE Pneumococcal Vaccines Accelerated Development and Introduction Plan (PneumoADIP)