Los pacientes con leucemia linfocítica crónica (CLL) alcanzan el objetivo de supervivencia a cinco años tras ser tratados con Alemtuzumab

03 May, 2005, 14:51 BST de The Leeds Teaching Hospitals

LEEDS, Inglaterra, May 3 /PRNewswire/ --

- Un estudio sugiere un nuevo objetivo de tratamiento para la forma más común de leucemia en adultos

De acuerdo con un estudio publicado en el número del mayo del Journal of Clinical Oncology, el 84 por ciento de los pacientes que no mostraron trazas detectables de leucemia linfocítica crónica (CLL) tras ser tratados con alemtuzumab han sobrevivido durante al menos cinco años. Peter Hillmen y sus compañeros de Leeds General Infirmary, Leeds (Inglaterra) han afirmado que la eliminación completa de las células enfermas en pacientes con CLL se asocia a un tratamiento prolongado y a una supervivencia sin tratamiento. Alemtuzumab (comercializado como MabCampath en Europa y como CamPath en Estados Unidos) es el primer y único anticuerpo monoclonal aprobado para el tratamiento de la CLL.

"Este estudio muestra que es posible alcanzar respuestas cuando no se detecta la enfermedad en pacientes con CLL crónica o continua y que ésta desaparece para alargar la vida de los pacientes con CLL en más de cinco años", comentó Hillmen. "La presentación de alemtuzumab como tratamiento contra el cáncer ha tenido un impacto positivo y mejora la supervivencia total en CLL. El éxito a la hora de obtener remisiones MRD negativa en este grupo de pacientes es uno de los pasos esenciales para conseguir a largo plazo una cura para la CLL", explicó.

Los 18 pacientes (20%) que alcanzaron el objetivo de eliminación de la enfermedad residual mínima tras recibir MabCampath/CamPath habían fracasad anteriormente con quimioterapia, el criterio para participar en los primeros ensayos clínicos que se realizaron entre julio de 1996 y mayo de 2003. Los pacientes con CLL que recayeron o sin respuesta a la quimioterapia tienen la prognosis más pobre con una supervivencia media de 10 meses.

La enfermedad residual mínima (MRD) se refiere a la presencia de células de leucemia en la médula ósea de los pacientes con una remisión completa. Varios estudios prospectivos y retrospectivos indican que el análisis de la MRD tiene valor pronóstico. Los niveles bajos o la ausencia de MRD en la médula tras la terapia de inducción se asocian con una pronóstico positivo.

"Los resultados recogidos por Hillmen et al demuestran que la reducción de la MRD por debajo del nivel de detectabilidad se puede alcanzar en CLL. Es emocionante saber que los pacientes están alcanzando un nivel de remisión en el que no hay pruebas de la existencia de células leucémicas residuales, ya que estos pacientes tienen un mejor pronóstico", comentó Kanti Rai, director de la División de Hematología y Oncología del Long Island Jewish Medical Center, New Hyde Park (EE.UU.). "Estos avances hacen posible el desarrollo de un método más eficaz de medir la MRD, así como la emergencia de alemtuzumab como herramienta terapéutica en CLL".

La definición del National Cancer Institute de una respuesta completa al tratamiento permite hasta un 30 por ciento de linfocitos morfológicamente normales en la médula ósea y de estas células, hasta un cinco por ciento pueden ser células CLL. Se cree que este cinco por ciento es el responsable de la interrupción de la enfermedad que a menudo se observa en pacientes con CLL. Las técnicas modernas, como la citometría de flujo de cuatro colores, una columna diseñada para filtrar y detectar células enfermas, son mucho más sensibles que el microscopio de luz que se emplea tradicionalmente para detectar células enfermas. La citometría de flujo puede detectar incluso una sola célula CLL entre 100.000 células.

Detalles del estudio

Pacientes y métodos: Noventa y un pacientes ya tratados con CLL (58 años de edad media [entre 32 y 75 años]; 44 rechazaban los análogos de la purina) siguieron un tratamiento con alemtuzumab durante una media de 12 semanas. Las valoraciones regulares de médula mediante citometría de flujo MRD se realizaron con el objetivo de erradicar la MRD detectable (< 1 célula CLL por 105 células normales).

Resultados: Las respuestas, según los criterios de respuesta del grupo del trabajo del National Cancer Institute fueron respuesta completa (CR) en 32 pacientes (36 por ciento), remisión parcial (PR) en 17 pacientes (19 por ciento) y ninguna respuesta (NR) en 42 pacientes (46 por ciento). Veintidós (50 por ciento) de los 44 pacientes tratados con un análogo refractario de purina respondieron a MabCampath/CamPath. La CLL se erradicó de la sangre y la médula en 18 pacientes (20 por ciento). La supervivencia media fue mucho mayor en pacientes MRD negativa en comparación con aquellos MRD positiva que obtuvieron CR, PR o NR. Los pacientes MRD negativa que experimentaron una CR también experimentaron una supervivencia sin tratamiento superior a los pacientes con CR, PR o NR MRD positiva: no se alcanzaron CR MRD negativa; CR MRD positivo: 20 meses; PR: 13 meses; NR: 6 meses (P < ,0001)]. La supervivencia total para los 18 pacientes con remisiones MRD negativo fue del 84 por ciento a los 60 meses. Ocho (47 por ciento) de los pacientes MRD negativo obtuvieron MRD positivo en una media de 28 meses.

Acerca de la CLL

CLL es la forma más común de leucemia en adultos y afecta a unas 120.000 personas en Estados Unidos y Europa. La enfermedad se caracteriza por la acumulación de glóbulos blancos (linfocitos) funcionalmente inmaduros en la médula ósea, la sangre, el tejido linfático o en otros órganos. En las células B y T hay presentes dos tipos de linfocitos. Alrededor del 95 por ciento de los casos de CLL incluyen células B cancerosas. Debido a que las células B leucémicas tienen un espacio vital mayor al normal, tienen que aumentar y "desplazar" a las células sanguíneas normales y sanas.

Más información: Peter Hillmen, M.D., tel. +44-113-392-5153

FUENTE The Leeds Teaching Hospitals