Los principales expertos en enfermedades cardiovasculares instan a la comunidad médica a practicar una gestión de riesgo cardiovascular completa

19 Jun, 2005, 12:12 BST de Professor Massimo Volpe, University of Rome

MILÁN, Italia, June 19 /PRNewswire/ --

- Más de 500 millones de personas en todo el mundo sufren de varios factores de riesgo no controlados para la enfermedad cardiovascular

Los principales expertos en enfermedades cardiovasculares hicieron hoy un "llamamiento a la acción" en la reunión anual de la Sociedad Europea de Hipertensión instando a los miembros de la comunidad médica mundial a cambiar las prácticas de tratamiento para la enfermedad cardiovascular (ECV): de tratar los factores de riesgo individuales de forma aislada a una estrategia completa y centrada en la totalidad del paciente.

El llamamiento a la acción de hoy surgió tras recabar numerosas pruebas de ensayos epidemiológicos y clínicos, que mostraron que la enfermedad cardiovascular es una enfermedad general y multifactorial causada generalmente por un conjunto de factores de riesgo fácilmente medidos y modificables, como la hipertensión, el colesterol alto, diabetes mellitus, el tabaquismo y la obesidad, así como factores de riesgo no controlables como la edad, el sexo y el historial familiar de enfermedades coronarias. Sin embargo hoy, según la Organización Mundial de la Salud, las prácticas clínicas mundiales siguen centrándose en el tratamiento de factores de riesgo individuales de forma aislada, en lugar de centrarse en el riesgo total del paciente(1,2).

Los expertos observaron que la administración de la presión arterial es un buen comienzo para iniciar una estrategia de gestión del riesgo cardiovascular más general. De hecho, 800 millones de personas en el mundo tienen un nivel de presión arterial de o por encima de 140/90 mmHg, y al menos el 80 por ciento (640 millones) de ellos también podrían tener otros factores de riesgo cardiovasculares no controlados, como el colesterol alto o la diabetes, que son condiciones que requieren tratamiento(3). Por lo tanto, al recibir a un paciente con hipertensión, es importante ver más allá de la presión arterial y evaluar otros factores de riesgo que puedan existir.

"La hipertensión es más que la simple presión arterial alta. Recientes pruebas clínicas muestran claramente que incluso niveles de presión arterial tan bajos como 115/75 mmHg están relacionados con riesgo cardiovasculares y a menudo sirven como alarma de presencia de otros factores de riesgo importantes", afirmó el Dr. Massimo Volpe, Profesor y Presidente de Cardiología, Universidad de Roma, "La Sapienza," Roma, Italia. "Como resultado, no es suficiente reducir la presión arterial solamente sin abordar otros factores de riesgo cardiovascular importantes. Hoy en día, 500 millones de personas pueden desconocer las oportunidades para minimizar su riesgo total para enfermedades cardiovasculares, a pesar de las estrategias de gestión que probablemente tengan más éxito y sean menos costosas".

Para mejorar la atención al paciente y hacer frente a la creciente amenaza a la salud y a la economía de la enfermedad cardiovascular, los expertos hicieron un llamamiento a la comunidad médica mundial para:

- Concienciar al público de la importancia del riesgo cardiovascular general

- Usar la elevación de la presión arterial (niveles superiores o equivalentes a 120/80 mm/Hg) como punto de partida para la estrategia de gestión de riesgos total(4)

- Concienciar a los profesionales de la atención sanitaria para que reconozcan mejor el riesgo cardiovascular total e inicien el tratamiento preventivo antes.

"Si la gestión de la enfermedad cardiovascular quiere avanzar, debemos reconocer la importancia de adoptar soluciones para mejorar la atención al paciente, centrándonos en evitar la enfermedad cardiovascular en lugar de tratarla simplemente", afirmó el Profesor Volpe. "Es vital educar a los profesionales de la atención sanitaria para que empiecen a pensar en la hipertensión no sólo como presión arterial sino como un medio para evaluar y gestionar el riesgo cardiovascular total".

Entre los principales expertos que se unieron al Profesor Volpe en el llamamiento a la acción de hoy se encuentran:

- Dr. Leif R. W Erhardt, PhD, Profesor de Cardiología, Hospital Universitario Malmö, Suecia

- Dr. Bryan Williams, FRCP FAHA, Profesor de medicina, Departamento de ciencias cardiovasculares, University of Leicester School of Medicine, Reino Unido

Acerca de la carga mundial que supone la enfermedad cardiovascular

Globalmente, la enfermedad cardiovascular es una causa significativa y creciente de muerte y discapacidad, y se prevé que sea la principal causa de muerte en los países en desarrollo antes de 2010(5). Esta situación se agrava con una población global que envejece, aumento de epidemias de diabetes y obesidad, prevalencia por estilos de vida sedentarios y tabaquismo y el hecho de que la gente viva más tras sufrir un infarto o ataque cardiaco y sobrevivir a él.

Además, la carga económica de la enfermedad cardiovascular es enorme. Varios países han identificado grandes costes directos (atención sanitaria) e indirectos (baja productividad). La atención sanitaria para la enfermedad cardiovascular es costosa y prolongada, y desvía escasos recursos individuales, familiares y sociales a la atención médica. Además, la enfermedad cardiovascular puede afectar a personas de mediana edad, trastornar el futuro de las familias que dependen de ellos y privar a los empresarios y sociedades de trabajadores en sus años más productivos(6). Es responsable del 10% de los años de vida ajustados por discapacidad (DALYs) globalmente en países con ingresos bajos y medios y del 18% en países con ingresos altos(7).

Referencias:

(1) La Organización Mundial de la Salud: Cardiovascular disease: prevention and control. Disponible en www.who.int/dietphysicalactivity/publications/facts/cvd/en/. Con acceso el lunes 13 de junio de 2005

(2) La Organización Mundial de la Salud: WHO CVD Risk Management Package. For Low-and-Medium-Resource Settings. 2002.

(3) La Organización Mundial de la Salud: The Future of CVD. Disponible en http://www.who.int/cardiovascular_diseases/en/cvd_atlas_13_coronaryHD.pdfCon acceso el lunes 13 de junio de 2005

(4) Williams B. Recent Hypertension Trials: Implications and Controversies. J Am Coll Cardiol. 2005;45:813-27.

(5) La Organización Mundial de la Salud: Strategic Priorities of the WHO Cardiovascular Disease Programme. Disponible en www.who.int/cardiovascular_diseases/priorities/en/ Con acceso el lunes 13 de junio de 2005

(6) American Heart Association. International Cardiovascular Disease Statistics 2003

(7) La Organización Mundial de la Salud: Global Burden of Coronary Heart Disease. Disponible en http://www.who.int/cardiovascular_diseases/en/cvd_atlas_13_coronaryHD.pdf

Con acceso el lunes 13 de junio de 2005

FUENTE Professor Massimo Volpe, University of Rome