Los principales líderes del mundo empresarial han hecho público hoy un documento en el que piden al Primer Ministro la adopción de medidas urgentes antes de la celebración en Montreal de la Conferencia sobre Cambio Climático

17 Nov, 2005, 22:42 GMT de Alcan Inc.

MONTREAL, Canadá, November 17 /PRNewswire/ --

- "Es necesaria una mayor integración de cambio climático y energía en el sistema que se aplique después de 2012"

Los principales líderes del mundo empresarial, en representación de una amplia muestra de la economía canadiense, han hecho público hoy un documento en el que piden la adopción de medidas urgentes sobre cambio climático y energía antes de la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se celebrará entre el 28 de noviembre y el 9 de diciembre de 2005 en Montreal.

El primer ministro canadiense Paul Martin había solicitado al Foro Ejecutivo sobre Cambio Climático el pasado 7 de octubre que asesorase al gobierno canadiense sobre cómo proceder en las negociaciones internacionales sobre el clima y en Canadá.

Travis Engen, presidente y director general de Alcan Inc., en nombre de los firmantes del Foro Ejecutivo, ha señalado: "Por medio de nuestras acciones colectivas, las empresas canadienses están demostrando que es posible promover un clima propicio al cambio y, al mismo tiempo, mantener la excelencia competitiva, el crecimiento y la rentabilidad. Todos, gobiernos y ciudadanos, empresas y consumidores, tienen la responsabilidad de actuar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y para crear mecanismos a largo plazo que minimicen el impacto mundial del cambio climático".

El documento solicitado, presentado al Primer Ministro el 16 de noviembre (disponible en www.climateforchange.ca) insta a la adopción de una estrategia de desarrollo sostenible hasta 2050, con medios de control hasta esa fecha, que garantice el crecimiento económico, permita descubrir el valor a largo plazo de las reducciones de emisiones de carbono y aborde la necesidad de adaptación como consecuencia del cambio climático.

La presidencia canadiense de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático debería centrarse en los siguientes objetivos:

    
    - Lanzar un plan de trabajo que respalde el desarrollo entre 2008
    y 2009 de un sistema favorable para el clima que sea de
    aplicación después de 2012, que es cuando finaliza el tratado de
    Kyoto, y que incluya tanto a los países desarrollados como a los
    países en vías de desarrollo;

    - Enviar el claro mensaje político de que el sistema que se
    acuerde para después de 2012 deberá tener por objetivo el
    desarrollo y aplicación de energías bajas en carbono y deberá
    seguir desarrollando instrumentos de mercado que incluyan los
    mecanismos de Kyoto;

    - Mejorar el funcionamiento del Mecanismo para el Desarrollo
    Limpio;

    - Acordar una serie de medidas de adaptación para invertir en
    información sobre riesgos, evaluación de riesgos y sistemas de
    alerta y mejores prácticas en edificios e infraestructuras
    sólidas.

    Con respecto a Canadá, los líderes de las empresas instan al Primer
Ministro a lo siguiente:

    - Desarrollar, respetando las competencias provinciales y
    territoriales y la necesidad de mantener una economía canadiense
    competitiva, una estrategia energética a largo plazo que sitúe a
    Canadá en la vanguardia de las nuevas tecnologías energéticas
    renovables

    - Centrarse de forma urgente en inversiones e incentivos
    estratégicos para la captación, transporte y almacenamiento de
    calidad de dióxido de carbono y en energías renovables de bajo
    impacto, como energía verde, energía solar y biocombustibles.

    - Desarrollar una estrategia sobre extremos climáticos que fomente
    las inversiones en infraestructuras públicas, viviendas y
    construcciones, de forma que sean más resistentes a condiciones
    meteorológicas extremas.

    - Conseguir la participación de los consumidores, dado que su
    papel en resolver los problemas del cambio climático es esencial.
    Firmantes de la Declaración del Foro Ejecutivo:
    Travis Engen, presidente y director general de Alcan Inc.
    Bob Elton, presidente y director general de BC Hydro
    Laurent Beaudoin, presidente del Consejo de Administración y
    Consejero Delegado de Bombardier Inc.
    Russell Horner, presidente y director general de Catalyst Paper

    Corporation

    John Murray, presidente de CH2M HILL
    Alban D'Amours, presidente y director general de Desjardins Group
    Doug Muzyka, presidente y director general de E.I. Dupont Canada
    Inc.
    Derek Pannell, presidente y director general de Falconbridge
    Limited
    Annette Verschuren, presidente y director general de The Home
    Depot Canada
    John R. Wells, presidente y director general de Interface Americas
    Brian Foody, presidente y director general de Iogen Corporation
    Jack Cogen, presidente y director general de Natsource Asset
    Management
    André Desmarais, presidente y director general de Power
    Corporation
    Clive Mather, presidente y director general de Shell Canada
    Frank Dottori, presidente y director general de Tembec Inc.
    George Cooke, presidente y director general de The Dominion of
    Canada General Insurance Company
    David Wilmot, presidente del Institute for Catastrophic Loss
    Reduction
    Gregg Hanson, presidente y director general de The Wawanesa Mutual
    Insurance Company

Foro Ejecutivo sobre el cambio climático

Petición de adopción de medidas en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático para la protección del clima, energía y desarrollo sostenible: Montreal, noviembre de 2005

Estimado Primer Ministro:

Como líderes del mundo empresarial que representamos a una amplia muestra de la economía canadiense, creemos que todos, gobiernos, empresas, consumidores y ciudadanos, tenemos responsabilidades según el Protocolo de Kyoto y que el mundo debe adoptar medidas urgentes para estabilizar la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera y para minimizar el impacto global del cambio climático.

Nuestras organizaciones aceptan que se precisa una respuesta firme ante las contundentes pruebas presentadas en las evaluaciones científicas del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). Aceptamos que la unanimidad del IPCC sobre el hecho de que el cambio climático eleva el riesgo de consecuencias graves para la salud humana y para el medio ambiente. Sabemos que Canadá es especialmente vulnerable al impacto del cambio climático.

Sabemos que es preciso adoptar medidas importantes para frenar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y que la coordinación de estas reducciones influye en el ritmo y la envergadura del cambio climático.

Creemos firmemente que la creciente demanda mundial de servicios energéticos y la necesidad de garantizar un desarrollo sostenible exigen soluciones que se centren en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero al tiempo que se faciliten servicios energéticos y se garantice el crecimiento económico. Necesitamos centrarnos en la oferta y la demanda de energía para resolver el problema del cambio climático. Es preciso que todos los países colaboren en la medida que les corresponda.

Debe realizarse un esfuerzo más eficaz en todo el mundo para aumentar rápidamente la aplicación de energías renovables libres de emisiones de gases de efecto invernadero, así como las tecnologías que permitan el ahorro y la conservación de energía y la captura y almacenamiento de dióxido de carbono.

Siempre que es posible, estamos adaptando nuestras prácticas comerciales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y para minimizar el efecto adverso del cambio climático. Algunos de nosotros somos grandes usuarios y productores de energía y hemos puesto en marcha programas de reducción de emisiones y participamos en mercados de negociación de emisiones de gases de efecto invernadero. Creemos que la compra y la producción de energía renovable, la inversión en tecnologías bajas en carbono, los esfuerzos para reducir las emisiones y la oferta de nuevos productos y servicios que tienen por objeto la reducción de emisiones son estrategias de gran importancia con las que el mundo empresarial debe comprometerse. Muchos de nosotros hemos mejorado la productividad y la rentabilidad de nuestras empresas gracias a ellas. Algunos de nosotros contribuimos a que la sociedad pueda resolver la amenaza de los extremos climáticos y estamos invirtiendo en investigación para identificar prácticas de construcción y diseño de edificios más resistentes, estamos adaptando nuestras prácticas internas basándonos en los nuevos conocimientos científicos sobre riesgos futuros y estamos educando a nuestros consumidores para prevenir pérdidas y estar preparados.

Para que podamos hacer más, necesitamos que se nos garantice la normativa que será aplicable a partir de 2012. Necesitamos una estrategia aplicable desde este momento y durante los próximos cincuenta años, con objetivos a corto y medio plazo por los que guiarnos. Los gobiernos deben establecer objetivos claros para desencadenar las fuerzas competitivas del mercado y permitir encontrar un valor a largo plazo para las reducciones de emisiones de carbono. Solo entonces podremos garantizar las enormes reducciones necesarias para impedir la interferencia del hombre en el clima.

Principios

Desde el punto de vista empresarial, recomendamos que los gobiernos se esfuercen por conseguir unas directrices sobre el clima que se basen en los importantes principios que se indican a continuación

    
    - Conocimientos científicos sólidos y una economía racional

    - Minimización de la incertidumbre mediante el anuncio mucho antes
    de 2012 de objetivos cuantificables a largo plazo para 2020,
    2030, 2040 y 2050.

    - Garantías de que Canadá mantendrá su posición competitiva
    durante la aplicación de un nuevo sistema que sea justo y
    flexible con una participación más amplia, equitativa y rentable
    de los países desarrollados y en vías de desarrollo y una forma
    más uniforme en todo el mundo de afrontar responsabilidades
    comunes aunque diferenciadas.

    - Atención centrada en la energía, incluidas las opciones de
    tecnología. Los compromisos y objetos para después de 2012
    relativos a los gases de efecto invernadero deben tener en
    cuenta los principales hechos que puedan influir en la oferta y
    la demanda de energía, incluidos los objetivos sobre energía
    verde, energía solar y biocombustibles; captura, transporte y
    almacenamiento de dióxido de carbono; y conservación y ahorro de
    energía.

    - Uso eficaz de los mecanismos de mercado, los instrumentos de
    mercado y la fijación de precios basada en el coste total como
    parte de un sistema integrado de regulación, normas, beneficios
    fiscales y medidas políticas.

    - Fomento de la innovación y aumento considerable de las
    inversiones en investigación y desarrollo mediante alianzas
    entre el sector público y el privado e internacionales.

    - Creación de incentivos para reducir el consumo y cambiar los
    hábitos de los consumidores.

    - Consideración del cambio climático dentro del contexto más
    amplio del desarrollo sostenible.

    - Importancia de las ciudades como participantes emergentes en la
    consecución de objetivos energéticos a largo plazo, en especial,
    de un nuevo sistema de energía más distribuido.

    - Facilidad de adaptación al cambio climático y al impacto adverso
    de los extremos climáticos.

    - Fomento de la agricultura y la silvicultura sostenible, sobre
    todo la disminución de la deforestación en los países en vías de
    desarrollo y el desarrollo económico rural mediante
    biorefinerías, biocombustibles y productos biológicos.

    Conferencia de Montreal

    Alentamos a los gobiernos a:

    - Partir de la base proporcionada por el Convenio Marco de las
    Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto
    para iniciar un plan de trabajo que respalde el desarrollo entre
    2008 y 2009 de un sistema incluyente favorable para el clima que
    sea de aplicación después de 2012.

    - Enviar el claro mensaje político de que los mecanismos del
    Protocolo de Kyoto (Negociación de Emisiones, Implementación
    conjunta y Mecanismo para un desarrollo limpio) se pondrán en
    marca a corto plazo y seguirán en vigor después de 2012.

    - Reformar el funcionamiento del Mecanismo para un Desarrollo
    Limpio, para lo cual es preciso:

    - Financiación estable de 2006 a 2008 por parte de los Estados
    con el fin de:

    - Contratar a un equipo de profesionales que gestionen las
    operaciones diarias y los grupos de expertos y que permitan
    el control por el Consejo Directivo.

    - Mantener grupos de expertos en asesoramiento que permitan
    acelerar la finalización y aprobación de métodos.

    - Aumentar la comunicación entre los distintos sectores
    interesados y los gobiernos.

    - Acordar una serie de medidas de adaptación que respalden una
    capacidad de adaptación cada vez mayor durante:

    - la inversión en información sobre riesgos, evaluación de
    riesgos y sistemas de alerta.

    - la identificación de mejores prácticas para construir nuevas
    viviendas, reacondicionar los edificios ya existentes y las
    infraestructuras públicas.

    - el apoyo económico a las inversiones locales en
    infraestructuras públicas sólidas.

    - la educación del público para crear una cultura en la que se
    esté preparado para los desastres.

    Recomendamos que Canadá, respetando las competencias de las autoridades
provinciales y federales:

    - Desarrollar una estrategia energética a largo plazo que sitúe a
    Canadá en la vanguardia de las nuevas tecnologías energéticas
    renovables, sobre todo en las que tenemos una clara ventaja. Dar
    prioridad a las inversiones nacionales (frente a las
    internacionales) para reducir los gases de efecto invernadero en
    la economía canadiense. Centrarse de forma urgente en
    inversiones e incentivos estratégicos para la captación,
    transporte y almacenamiento de calidad de dióxido de carbono y
    en energías renovables de bajo impacto, como energía verde,
    energía solar y biocombustibles.

    - Establecer objetivos para cumplir las mejores prácticas
    mundiales relativas a producción y consumo de energía mediante
    normas reguladoras, aprovisionamiento, incentivos económicos y
    beneficios fiscales y soluciones de mercado, como negociación de
    emisiones y negociación de créditos para ahorro de energía.

    - Ajustar a estos objetivos las políticas de aprovisionamiento de
    los estados y las de las empresas.

    - Realizar inversiones a largo plazo en los mercados nacionales e
    internacionales de emisiones como medida de confianza en un
    sistema posterior a 2012 que se base en soluciones de mercado.

    - Garantizar que el proyecto New Deal for Cities and Communities
    multiplica la prevención de daños y la adaptación al cambio
    climático mediante planes de sostenibilidad a largo plazo,
    planificación de infraestructuras e inversiones para construir
    comunidades sostenibles y sólidas.

    - Facilitar nuestra propia adaptación mediante inversiones en
    evaluación de riesgos de la media e calentamiento global de 2 C
    en Canadá.

    - Desarrollar una estrategia sobre extremos climáticos que fomente
    las inversiones en infraestructuras públicas, viviendas y
    construcciones, de forma que sean más resistentes a condiciones
    meteorológicas extremas. La estrategia debería incluir también
    inversiones en investigación sobre seguridad frente a riesgos y
    educación de los ciudadanos. En este sentido y de forma urgente,
    habrá que fortalecer la eficacia y resistencia de los edificios
    mediante el Código de Construcción Nacional.

    - Conseguir una participación mayor de los consumidores, dado que
    su papel en resolver los problemas del cambio climático es
    esencial. Las empresas y los gobiernos deben colaborar
    directamente con los ciudadanos para conseguir compartir ideas
    sobre el cambio del clima y sobre las acciones necesarias.

Conclusión

Los gobiernos y las empresas deben seguir trabajando juntos para resolver el problema del cambio climático. Podemos identificar y poner en marcha conjuntamente medidas políticas que den lugar a soluciones eficaces y significativas, al tiempo que garantizamos valor a largo plazo. Esperamos trabajar con usted y recibir su respuesta sobre este asesoramiento.

Unos programas e incentivos debidamente diseñados podrán desencadenar las fuerzas del mercado para acelerar la aplicación de tecnologías bajas en carbono y la adaptación a extremos climáticos, haciendo que participen tanto productores como consumidores. Tenemos el firme compromiso de hacer lo que nos corresponda para ayudar en el problema del cambio climático. Una respuesta coordinada del gobierno de Canadá y de los demás participantes en la Conferencia de Montreal nos permitirá hacer aún más.

    
    Atentamente,

    Travis Engen, presidente y director general de Alcan Inc.
    Bob Elton, presidente y director general de BC Hydro
    Laurent Beaudoin, presidente del Consejo de Administración y
    Consejero Delegado de Bombardier Inc.
    Russell Horner, presidente y director general de Catalyst Paper
    Corporation
    John Murray, presidente de CH2M HILL
    Alban D'Amours, presidente y director general de Desjardins Group
    Doug Muzyka, presidente y director general de E.I. Dupont Canada
    Inc.
    Derek Pannell, presidente y director general de Falconbridge
    Limited
    Annette Verschuren, presidente y director general de The Home
    Depot Canada
    John R. Wells, presidente y director general de Interface
    Americas
    Brian Foody, presidente y director general de Iogen Corporation
    Jack Cogen, presidente y director general de Natsource Asset
    Management
    André Desmarais, presidente y director general de Power
    Corporation
    Clive Mather, presidente y director general de Shell Canada
    Frank Dottori, presidente y director general de Tembec Inc.
    George Cooke, presidente y director general de The Dominion of
    Canada General Insurance Company
    David Wilmot, presidente del Institute for Catastrophic Loss
    Reduction
    Gregg Hanson, presidente y director general de The Wawanesa Mutual
    Insurance Company

Para solicitar un ejemplar de la memoria anual de esta organización, diríjase al sitio Web http://www.newswire.ca y haga clic en reports@cnw.

FUENTE Alcan Inc.