Los «ricos» son más infieles: ¿mito o realidad?

26 Nov, 2015, 07:30 GMT de Gleeden.com

MADRID, November 26, 2015 /PRNewswire/ --

Realizando un análisis de los ingresos de más de 6000 hombres miembros de su web que han reconocido haber tenido una aventura en el último año, Gleeden.com, el sitio líder de encuentros extraconyugales, ha intentado establecer una relación entre los ingresos y la infidelidad, y explicar los motivos. Las cifras hablan por sí mismas.  

La mayoría de los miembros encuestados afirman tener ingresos superiores a 5000 euros al mes. Los resultados obtenidos confirman numerosos tópicos sobre el dinero y la infidelidad.

La mayor parte (88%) cree, además, que existe una verdadera relación entre su remuneración y sus infidelidades.

Algunos (32%) explican que la infidelidad es una válvula de escape, una forma de poner un poco de picante en el día a día frente a un trabajo muy absorbente.

Casi una cuarta parte (22%) de los encuestados piensa que sus viajes frecuentes son la principal razón de sus pequeños escarceos.

Otros reconocen que les cuesta resistirse a las numerosas propuestas de las mujeres que, sin duda, se sienten más atraídas por un hombre con una situación estable. El 18% comparte esta opinión.

Por último, algunos hombres han percibido que un buen puesto de trabajo y unos ingresos importantes han aumentado la confianza en sí mismos y su deseo de seducir. El 16% atribuye su infidelidad a este motivo.

Finalmente, solo el 12% de los hombres encuestados no establece ninguna relación entre sus ingresos y su infidelidad.

Solène Paillet, responsable de la comunicación de Gleeden.com, habla sobre esta encuesta:  

«Este estudio tiende a demostrar que podría existir una verdadera relación entre los ingresos de una persona y su infidelidad. Al parecer, los hombres utilizan Gleeden para escapar de la aburrida rutina y concederse algunos momentos de pasión. Además, es importante saber que el 67% de las conexiones a nuestra web se realizan desde el lugar de trabajo. ¡Es evidente pues que los infieles realmente trabajan mucho!»  

Sin embargo, no debemos olvidar que la infidelidad es una cuestión de deseo, más que de salario.  

¡Y no, no hay necesidad de buscar excusas para responder a los impulsos propios!  

Si desea leer este artículo completo, diríjase aquí:

*Sondeo en línea Gleeden.com realizado del 19 al 26 de octubre de 2015 entre 6015 miembros masculinos europeos.   

**entre 2465 miembros masculinos europeos. 

FUENTE Gleeden.com