Lyn Romano critica las declaraciones de la FAA respecto a la seguridad en el cableado de los aviones

30 Ago, 2001, 12:57 BST de International Aviation Safety Association

Nueva York - La presidenta de la International Aviation Safety Association (IASA), Lyn S. Romano, ha reaccionado con dureza frente a los comentarios del Portavoz de la FAA, Les Dorr, en relación con las recomendaciones propuestas ayer por el Consejo de Seguridad en el Transporte de Canadá.

"Me siento indignada por el hecho de que antes de que la tinta con la que se han escrito estas recomendaciones se haya podido secar un portavoz de la FAA haya hablado ya de la imposibilidad de adoptar estas medidas." explicó Romano. "Mi marido y otras 228 personas murieron a bordo del Swissair 111. Aún podrían estar vivos si la FAA se hubiera tomado en serio el problema del cableado de los aviones. Cuánta gente más tiene que morir antes de que nos olvidemos de lo que resulte "práctica" y nos dediquemos a evitar la pérdida de vidas humanas en lugar de a ahorrar costes."

Las críticas vertidas por Lyn se han producido tras las manifestaciones del portavoz de la FAA, Les Dorr, quien explicó. "Estamos estudiando seriamente este problema, pero deberíamos preguntarnos si resulta o no práctica su implementación". Lyn ha solicitado una reunión con la FAA para analizar posibles medidas de seguridad en la aviación a adoptar y ahora estas recomendaciones. Tiene previsto solicitar una reunión con los representantes del Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte, de quienes espera que reivindiquen la adopción de estas recomendaciones en EE.UU.

El anuncio realizado por el TSB ayer menciona un problema descrito como "la falta de adecuación de los tests de certificación del cableado de los aviones". La FAA anunció el 16 de agosto un nuevo programa destinado a mejorar la seguridad de los sistemas cableados de los aviones desde su diseño e instalación hasta su retirada, sin embargo, de lo que no se hizo mención fue de los test de rendimiento del cableado de los aviones. Según Lyn Romano:

"La TSB ha llevado la seguridad en la aviación a un nivel que nunca hubiera considerado posible dada la complejidad y controversia que han rodeado el caso del accidente del Swissair 111. He luchado sin descanso por que las autoridades reguladoras, los productores y las línes aéreas se tomen en serio este problema. Ahora que tanto el TSB como la Oficina Ejecutiva del Presidente saben que están ante un tema serio, muy imprudente debe ser una persona u organización para tratar el cableado de los aviones como algo que no sea una de las amenazas más graves para la seguridad de las personas que viajan en los aviones."

Lyn Romano, quien creó the International Aviation Safety Association (IASA) tras el accidentes del avión MD-11 de Swissair del 2 de septiembre de 1998, continuó:

"Me gustaría responder a los comentarios de Les Dorr respecto a que se necesitan los datos de la flota de aviones civiles de EE.UU. para adoptar nuevas normas. El Swissair 111 que se estrelló había sido producido y registrado en EE.UU. y tenía sólo siete años. El hecho de que el accidente tuviera lugar fuera de EE.UU. ¿absuelve en algún sentido a la FAA de su responsabilidad?

"La única cuestión práctica que importa es la de salvar vidas. Desafío a cualquiera a que me explique cómo una sola vida humana puede ponerse en riesgo porque las recomendaciones de la TSP puedan no resultar prácticas en su adaptación inmediata. En mi opinión, no seguir estas recomendaciones equivale a ignorar a todos los que han muerto en accidentes aéreos en los que el cableado de los aviones se sospecha que pudo ser la causa de sus fallos."

Para más información sobre the International Aviation Safety Association (IASA) visita: http://www.iasa.com.au. Alternatively o envía un email a: iasa.pr@virgin.net.

Página Web: http://www.iasa.com.au

FUENTE International Aviation Safety Association