Mayor protección climática en reciclaje de residuos biológicos

25 Sep, 2009, 10:00 BST de W. L. Gore & Associates

PUTZBRUNN, Alemania, September 25 /PRNewswire/ --

- Referencia cruzada: la imagen se distribuye a través de la EPA (European Pressphoto Agency) y puede descargarse gratis en:

http://www.presseportal.de/pm/55728?keygroup=bild

La disposición de los residuos biológicos de lugares de asentamiento humano suponen una considerable carga sobre el clima en todo el mundo. Por ello, esta cuestión se ha incluido en el Protocolo internacional de Kioto. Una nueva tecnología desarrollada en Alemania, que se ha demostrado con éxito y probado en 20 países, ofrece la oportunidad de reducir drásticamente las emisiones que surgen del reciclaje de dichos residuos. El progreso ecológico que se logrará mediante dicho medio no se ha confirmado en el primer estudio mundial sobre emisiones de residuos biológicos, que la German Environmental Agency, Umweltbundesamt, (http://www.umweltbundesamt.de), ha finalizado recientemente.

Según el estudio, cada año en Alemania, se recogen 8,6 millones de toneladas de residuos orgánicos de asentamientos humanos y se procesan en más de 1.000 plantas de tratamiento de residuos. Durante este proceso, es el gas metano en concreto el que entra en la atmósfera, contribuyendo al efecto de gas invernadero a un ritmo 25 veces más alto por tonelada que el dióxido de carbono. El nitrógeno y el amoniaco fétido también se liberan. Hasta ahora, el único método de controlar estas emisiones fue contenerlos en costosas fábricas estilo sala, en las que los residuos se tratan en sistemas sellados como manera de contener la mayor parte de las emisiones.

Sin embargo, hay ahora muchas localizaciones en Europa, por ejemplo Gran Bretaña y España, así como EE.UU., Canadá y Nueva Zelanda, donde los sistemas de residuos sellados y simples previenen los gases climáticos dañinos que llegan en primer lugar y operan sin necesidad de fábricas tipo sala. Los sistemas se han desarrollado en la plata alemana de W. L. Gore & Associates in Putzbrunn cerca de Munich. Los ingenieros de Gore pudieron basarse en décadas de experiencia de la compañía para aplicar textiles funcionales de membranas transpirables con cierre hermético hechas de ePTFE ( politetrafluoretileno expandido).

La función técnica distintiva de este sistema de reciclaje residual es la cubierta resistente químicamente y a la lluvia y viento que permite que el vapor se escape, no importa cuál sea la condición climatológica. GORETM Cover System es el nombre comercial de esta nueva tecnología, una que hace posible por primera vez apilar los residuos biológicos sin necesidad de crear una importante construcción y contenerlos efectivamente de modo que las bacterias puedan convertir el material natural en fertilizante bajo condiciones ideales.

El estudio UBA muestra que las emisiones del sistema son aproximadamente entre 3,5 y 10 veces menores que las plantas abiertas tradicionales. Libera entre 1,5 y 3 veces menos gases que los actuales edificios sellados. "Así como las ventajas ecológicas, también hay ventajas económicas", dijo Ulf Harig, responsable de la sección empresarial de GORETM Cover en Putzbrunn. "En comparación con el tratamiento sellado de los residuos en edificios cerrados, nuestro sistema requiere una menor inversión y costes operativos". Esto es lo que ha persuadido a la ciudad de Los Ángeles a establecer la mayor planta de tratamiento residual hasta el momento para aplicar esta tecnología. Dentro de las leyes exhaustivas que gobiernan el medio ambiente en California, procesará un millón de toneladas para aguas residuales y residuos ecológicos anualmente cuando la planta se termina.

Esencialmente, sólo el vapor y el dióxido de carbono se liberan a la atmósfera mediante la cubierta de triple capa, cuyos poros son 300 veces más pequeños que el diámetro de un pelo. Hasta el 96% de los olores desagradables y los gases dañinos se retienen. El proceso biológico interno, que se controla por sensores y PC, produce una temperatura de más de 65 grados C. Esto destruye cualquier germen y garantiza que se alcanza el nivel requerido de higiene. En sólo ocho semanas, las bacterias producen bajo un suministro regulado de aire fertilizante de valor que puede luego comercializarse. .

El fertilizante es un producto natural importante. Garantiza que el humo fértil sea sostenido, mejora el equilibrio hidrológico, respalda la vida de microorganismos importantes, inhibe los parásitos y enfermedades de las plantas, y mucho más. Finalmente, el fertilizante agrícola ayuda a ahorrar energía y recursos. Por ello la Comisión Europea se promociona como parte de su estrategia de protección de la tierra el mayor uso de fertilizante de alto valor.

En el establecimiento de nuevas plantas de tratamiento Gore coopera desde su base alemana con socios en países individuales. Con la ayuda de estas compañías, las plantas se están planificando de acuerdo con diferentes normas y regulaciones nacionales que se aplican en esos países. Los socios de Gore reciben una licencia para distribuir y planear GORETM Cover Systems, que consiste en la cubierta laminada de GORETM Cover, más componentes como los elementos de ventilación, control de procesos y un soporte completo y paquete de servicios. Hasta el momento, unas 150 plantas en todo el mundo se han desarrollado de acuerdo con las especificaciones de los clientes y se han instalado a bajo coste para procesar tipos muy diferentes de residuos.

    
    Contacto

    W. L. Gore & Associates GmbH,
    D-85636 Putzbrunn,
    Michael Haag, Relaciones Públicas
    Tel. +49-89-4612-2773, Fax -42773;
    Móvil. +49(0)172-8151483
    E-Mail mhaag@wlgore.com

http://www.gore.com

http://www.gore-cover.com

FUENTE W. L. Gore & Associates