Medidas para beneficiar a los fabricantes de calzado europeos: decision de la UE en la que todos pierden

17 Mar, 2006, 18:17 GMT de FAIR Footwear Association of Importers and Retailchains

BRUSELAS, Bélgica, March 17 /PRNewswire/ --

- El comisario de comercio de la UE pretende introducir medidas antidumping contra la voluntad de la mayoría

"La Comisión de la UE está actualmente insistiendo sobre la imposición de medidas antidumping contra las importaciones de calzado de cuero de China y Vietnam, a pesar de la falta de apoyo de la mayoría de los Estados miembros de la UE. Esto no sólo perjudicaría el comercio y al consumidor europeo, sino que sería negativo para la reputación de la Unión Europa. En este caso se están sacrificando tanto los principios básicos de la UE como el interés del ciudadano europeo debido a la intensa presión de de miras cortas de las compañías que han necesitado décadas para adaptarse a la cada vez mayor competitividad global". Esta es la reacción de Paul Verrips, director general de la European Footwear Association of Importers and Retailchains (FAIR), al último anuncio de la Comisión de la UE. Ayer, el comisario de comercio de la UE Peter Mandelson afirmó su intención de introducir medidas antidumping, a pesar de que 11 Estados miembros han rechazado esta propuesta y prácticamente la mayoría evitó expresar su apoyo. La decisión final se conocerá el 22 de marzo de 2006.

Verrips está especialmente indignado por la declaración de Mandelson para justificar su decisión, de que no había una clara mayoría en contra de esta propuesta. "El hecho es que sólo tres Estados miembros apoyaron la propuesta". La Comisión de la UE está ignorando intencionadamente la oposición y reservas expresadas por la mayoría. El hecho de que hubiera un pequeño grupo entre estos abstenidos que se opuso porque pensaban que medidas tan duras no ocultarían el hecho de que una amplia mayoría viese que la propuesta de la CE haría más mal que bien. La reacción de la CE no sólo prueba la falta de respeto a los Estados miembros, sino sobre todo que es muy desafortunada para el consumidor así como para las compañías afectadas. Al final la posición antidemocrática sacada adelante dañará la confianza de los ciudadanos de la UE", opina Verrips. FAIR representa en sí misma los intereses de más de 100 importadores y cadenas de venta al por menor, con más de 90.000 empleados en la UE.

Verrips también considera que los cambios finales de la Comisión europea a su propuesta son un fracaso. "Según estos cambios, una cantidad aún mayor de calzado sufrirá las consecuencias de estas medidas", explica Verrips. Las cifras utilizadas por la UE son en todo caso inaplicables. "La Comisión trata de minimizar el efecto diciendo que "sólo" se verá afectado en torno al diez por ciento del calzado vendido en la UE. La realidad es que el porcentaje de todo el calzado de cuero de la UE afectado por las medidas se acerca al 25 por ciento", dice Verrips. "Los consumidores y operadores minoristas son los que sufrirán las consecuencias. Incluso la Comisión de la UE cree que las medidas aumentarán el coste de un par de zapatos al menos tres euros. Una cosa es cierta; un aumento de precio como ese no puede ser absorbido por la mayoría de los operadores. Los precios de consumo aumentarán sin duda".

Especialmente los fabricantes de zapatos del sur de Europa han presionado con vehemencia en el último año para la introducción de medidas contra las importaciones de calzado de China y Vietnam. Sin embargo, las medidas son ilógicas e incluso dañinas desde una perspectiva económica. Los cálculos muestran que los beneficios máximos para la industria del calzado europeo se aproximan a los 40 millones de euros. Al mismo tiempo, una estimación conservadora del efecto negativo de las medidas sobre los importadores y consumidores es que supondría al menos 400 millones de euros.

"La insistencia de la Comisión de la UE sobre la introducción de medidas antidumping llevará sin duda a un incremento de los precios para el consumidor así como a pérdidas de empleo masivas en el sector de la importación y la venta al por menor. Es un precio muy alto para un sistema que en realidad no beneficia a nadie. Las medidas no aumentarán las cifras de ventas para los fabricantes europeos ni protegerán ningún puesto de trabajo en la UE", concluye el representante de los importadores y minoristas de calzado europeos.

FAIR Footwear Association of Importers and Retailchains (Asociación de importadores y cadenas de venta al por menor de calzado):

La asociación representa los intereses de más de 100 importadores y vendedores al por menor de calzado. Los miembros son compañías tales como Columbia (Francia, EE.UU), Clarks (Reino Unido), Deichmann (Alemania), Wortmann (Alemania), Leder & Schuh (Austria), Skechers (EE.UU.), y Vivarte (Francia), con un total de aproximadamente 90.000 empleados, que representan aproximadamente al 50 por ciento del volumen de importación en la UE.

    
    Contacto y más información:

    FAIR Footwear Association of Importers and Retailchains
    Director general Paul Verrips
    Tel: +31-6-50245802

    FAIR Footwear Association of Importers and Retailchains
    Oficina de prensa
    Christa Malessa
    Tel.: +49-89-5527-488-8
    Fax: +49-89-5527-488-1
    E-Mail: cmalessa@punkt-pr-muc.de

FUENTE FAIR Footwear Association of Importers and Retailchains