Nueva encuesta de la IFPMA destaca las principales contribuciones de las asociaciones sanitarias público-privadas del sector farmacéutico en el mundo en vías de desarrollo

07 Dic, 2005, 19:46 GMT de The International Federation of Pharmaceutical Manufacturers and Associations

GÉNOVA, Suiza, December 7 /PRNewswire/ --

- Los programas de la industria desde la proclamación de los Objetivos de desarrollo del Milenio han efectuado más de 500 millones de intervenciones sanitarias con un valor estimado en los 4.400 millones de dólares americanos.

La Federación Internacional de Asociaciones de Fabricantes Farmacéuticos (The International Federation of Pharmaceutical Manufacturers and Associations, IFPMA) ha anunciado hoy los resultados de una nueva encuesta que demuestra que, desde que las Naciones Unidas anunciaron sus Objetivos de Desarrollo del Milenio en el año 2000, la industria ha creado 126 asociaciones que han proporcionado suficientes intervenciones sanitarias como para ayudar a 539 millones de personas, o lo que es lo mismo, más de dos tercios la población del África subsahariana (1).

Durante este tiempo, la industria farmacéutica ha dispuesto medicamentos, vacunas, equipamiento, educación sanitaria y mano de obra con valor de 4.380 millones de dólares americanos (2), evaluando el gasto de los medicamentos donados de forma conservativa con su precio de venta al por mayor.

El Dr. Daniel Vasella, presidente del IFPMA, presidente y presidente ejecutivo de Novartis comentó que, "los nuevos datos de IFPMA demuestran que la industria farmacéutica está apoyando de forma evidente la ayuda a personas en los países más pobres del mundo para que puedan llevar vidas más saludables, productivas y útiles. Sin embargo, al igual que nuestros socios en los sectores gubernamentales y privados del desarrollo internacional, reconocemos la inmensidad de los retos de la salud pública puestos de manifiesto en los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las NU, y sabemos que para obtener un éxito continuo será necesaria más colaboración, creatividad y trabajo duro. Nuestra industria está lista para ejercer esta tarea".

El Dr. Richard Feachem, director ejecutivo del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, afirmó que "sin un compromiso substancial por parte de las empresas, los gobiernos y las ONGs, no podemos esperar alcanzar las principales metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las NU. La encuesta de la IFPMA demuestra que la industria farmacéutica, en colaboración con los gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales como la nuestra, es una asociación necesaria e importante para los programas de desarrollo sostenible relacionados con la salud pública".

Los datos de la encuesta publicados hoy (3) cubren 126 de dichos programas de asociación que empresas farmacéuticas basadas en la investigación han establecido para ayudar a tratar los problemas sanitarios en los países en vías de desarrollo. En lo que respecta al número de programas y al número de pacientes alcanzados, las diez enfermedades más importantes tratadas por las iniciativas de esta industria han sido la elefantiasis (Filariasis linfática), la hepatitis, el VIH/SIDA, la influenza o gripe, la malaria, la polio, la ceguera de los ríos ( oncocercosis), la enfermedad del sueño, el tracoma y la tuberculosis.

"A lo largo de los años, las compañías farmacéuticas de forma individual han establecido una variedad de programas para tratar las necesidades sanitarias del mundo en vías de desarrollo, pero hasta que no se ha realizado esta encuesta no sabíamos con precisión la contribución general de toda la industria para ayudar a la gente en los países más pobres y más necesitados del mundo. Ahora ya está más claro, y la imagen que vemos es bastante alentadora, además de un punto de referencia a partir del cual podemos medir el progreso futuro", comentó el Dr. Vasella.

"Nuestra industria también ha aprendido de sus propias experiencias que la salud de las personas en los países en vías de desarrollo no se puede mejorar por el simple hecho de aumentar la cantidad de fármacos que nuestras compañías donan. También es necesario que haya agua potable, un mejor sistema sanitario, clínicas y hospitales mejorados así como mejor preparación del personal sanitario, al que hay que conservar. Las compañías farmacéuticas proveen cada vez más esta clase de ayuda esencial".

"Sin embargo, no somos expertos en desarrollo internacional, y es por esto por lo que los programas de ayuda tienen cada vez más a formarse como asociaciones del sector público o privado fundados bajo la experiencia y dedicación de donantes internacionales, agencias sanitarias gubernamentales y organizaciones no gubernamentales a todos los niveles", explicó el Dr. Vasella.

(1) La encuesta calculó el número de personas con posibilidad de estar recibiendo ayuda contando (a) el suministro de medicamentos suficientes para curar a una persona de una enfermedad, (b) el suministro de una terapia suficiente como para controlar cualquier trastorno en una persona por año, (c) el suministro de vacunas suficientes para inmunizar a una persona contra una enfermedad durante por lo menos un año, o (d) la entrega de un programa de educación sanitaria a una persona. Se utilizaron estas medidas porque, mientras que las compañías conocen el número de dosis que ofrecen, tienen un conocimiento menos preciso del número de pacientes que se tratan realmente. El número total de personas recibiendo asistencia sanitaria puede desestimarse si los individuos son tratados más de una vez dentro del mismo programa o si reciben ayuda de más de un programa, pero esto es muy difícil de cuantificar.

(2) Esta valoración incluye las contribuciones en efectivo, los fármacos donados, los diagnósticos y las vacunas cuantificados con su precio al por mayor, y otras contribuciones similares como el suministro directo de servicios sanitarios, educación y preparación, y desarrollo y apoyo de infraestructuras, únicamente para los países en vías de desarrollo (los 153 países clasificados como de ingresos bajos o medios por el Banco Mundial). Se excluye el valor conocido de los fármacos vendidos a precios preferentes y al ayuda suministrada a través de programas de desarrollo sanitario a largo plazo en otros países, así como todas las contribuciones para ayuda de emergencia de desastres naturales en los países desarrollados , como en el caso del huracán Katrina, o en los países en vías de desarrollo, como en el caso del tsunami de India. También quedan excluidos los gastos de I+D para enfermedades por descuido, que afectan de forma desproporcionada a los países en vías de desarrollo.

(3) La encuesta incluye los datos enviados por los miembros de la IFPMA desde el 2 de diciembre de 2005. Algunas compañías han proporcionados datos provisionales para el año 2005 hasta la fecha, pero los totales de todas las compañías no estarán disponibles hasta el año 2006.

Acerca de IFPMA:

La Federación Internacional de Asociaciones de Fabricantes Farmacéuticos (The International Federation of Pharmaceutical Manufacturers and Associations, IFPMA) es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, que representa a las asociaciones y compañías industriales nacionales de países tanto desarrollados como en vías de desarrollo. Las compañías miembro de IFPMA son fabricantes y creadores de productos farmacéuticos y biotecnológicos así como de vacunas que se basan en la investigación. Dentro de la línea de la investigación y el desarrollo, la industria farmacéutica trabaja ahora en más de 700 medicamentos y vacunas nuevos para tratar un amplio rango de enfermedades mundiales, incluyendo el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el VIH/SIDA y la malaria.

FUENTE The International Federation of Pharmaceutical Manufacturers and Associations