Nueva encuesta muestra que los pacientes de cáncer continúan sufriendo de fatiga extrema provocada por la anemia

31 Oct, 2005, 16:00 GMT de Roche

BASILEA, Suiza, October 31 /PRNewswire/ --

- En Europa el tratamiento de la anemia no está totalmente integrado en la terapia del cáncer

Los pacientes con cáncer no reciben un tratamiento adecuado de la anemia, y por esta razón padecen innecesariamente la fatiga debilitadora que provoca. Estos son los resultados extremadamente preocupantes de una nueva encuesta paneuropea que incluyó a más de 250 pacientes de cáncer de Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, y que se realizó en el verano de 2005.

La encuesta reveló que más de la mitad (58%) de los pacientes no reciben actualmente la terapia EPO (fármacos que estimulan la producción de glóbulos rojos portadores de oxígeno) para el tratamiento de su fatiga relacionada con la anemia, a pesar de la recomendación de las normas europeas para la atención a la anemia.(1) Esto sugiere que la adopción de un terapia apropiada para la anemia por parte de los médicos que tratan el cáncer no ha progresado suficiente en los últimos cuatro años.(2) Los resultados de esta encuesta se anunciaron hoy en ECCO 13, la Conferencia del Cáncer Europea, Paris, Francia.(3)

La anemia provoca una fatiga debilitadora que no se alivia mediante descanso o sueño y que afecta todos los aspectos de la vida de los pacientes con cáncer.(4) Se demostró que la fatiga es el síntoma más frecuente y perturbador del que informan los pacientes(5) y que interfiere con su capacidad de realizar sus tareas diarias básicas, como preparar los alimentos, caminar o recoger los artículos de cada día.(4) Anteriormente se informó que muchos pacientes de cáncer opinan que la fatiga que experimentan es tan extrema que preferirían morir a continuar viviendo con este padecimiento.(4) Los pacientes declaran que la fatiga interfiere más con sus vidas que el dolor, y que es uno de los dos síntomas principales (con la nausea) de los que desean obtener ayuda de sus médicos para su tratamiento(6).

Comentando los resultados de la encuesta, el Doctor Matti Aapro, Genolier, Suiza, declaró; "No es aceptable que tantos pacientes de cáncer sufran innecesariamente los trastornos físicos, emocionales y económicos de la fatiga relacionada con la anemia. Esta nueva encuesta muestra que demasiados pacientes no se benefician todavía de las normas que se establecen en las directrices EORT sobre el tratamiento de la anemia en el cáncer. Cuando se utiliza de acuerdo con las directrices, EPO puede provocar la reactivación de los pacientes, lo que les permite recuperar su fuerza y tener una mayor sensación de independencia y confianza. Debemos hacer que el tratamiento de la anemia sea una parte rutinaria de la terapia del cáncer".

Aproximadamente el 60% de todos los pacientes con cáncer están afectados de anemia, y las investigaciones han demostrado hasta un 75% desarrollan este síntoma en algún momento durante el curso de su quimioterapia, dependiendo del tipo de cáncer.(6) El tratamiento efectivo de la anemia con EPO (que estimula la producción glóbulos rojos portadores de oxígeno) alivia a los pacientes de la fatiga relacionada con la anemia, lo que les proporciona una mayor energía para vivir sus vidas de la manera en que estaban acostumbrados.

En la encuesta anunciada hoy, los pacientes que recibieron EPO declararon que después del tratamiento se sintieron menos fatigados, pudieron disfrutar de una mayor actividad, durmieron mejor y se sintieron menos deprimidos.

La encuesta muestra que la fatiga se añade a la carga de sufrimiento que padece el paciente por el cáncer

- Aunque en más de dos tercios de los pacientes de la encuesta (69%) el doctor o la enfermera mencionó el tema de la fatiga, sólo el 13% habló de la anemia y sólo un 19% habló sobre opciones de tratamiento.

- Más de tres cuartas partes de los pacientes (80%) opinaron que la anemia y la fatiga ejercían un efecto debilitador en sus vidas, y que los dejaba agotados, sin aliento, letárgicos y deprimidos.

- Los pacientes declararon que la fatiga hacia que sus cuerpos se sintiesen débiles, les impedía subir escaleras, les hacia sentirse demasiado cansados para comer e incapaces de enfrentarse a su terapia contra el cáncer, y que en general los dejaba con la sensación que no deseaban hacer nada.

La encuesta muestra que los pacientes se encuentran cómodos con inyecciones de EPO una vez a la semana.

- El 63% de los pacientes que recibieron EPO en la encuesta recibieron inyecciones una vez a la semana, y el 92% nunca había dejado de recibir ninguna de sus dosis.

- La mayoría de los pacientes declararon que preferían una administración de EPO una vez a la semana, y muchos expresaron la opinión que se sentirían cómodos con la autoadministración de las inyecciones subcutáneas en el hogar. (A los pacientes se les preguntó cuál era su programa de dosificación preferido para la autoadministración de EPO en el hogar: se les ofrecieron las opciones de 'tres veces a la semana', 'dos veces a la semana', 'una vez a la semana' o 'no sabe').

El tratamiento EPO conserva sangre para la transfusión y reduce la carga económica.

El uso de EPO en pacientes con cáncer que sufren de anemia mejora la calidad de vida y reduce las demandas de transfusiones de sangre de emergencia, que sólo ofrecen un alivio temporal de los síntomas y que conlleva cierto número de riesgos.(1,7,8) Datos publicados recientemente también han demostrado que los pacientes de cáncer con anemia son una mayor carga para los presupuestos de la seguridad social que los pacientes no anémicos, principalmente debido a que los internamientos hospitalarios pueden tener el doble de frecuencia en el grupo anémico. Los datos también muestran claramente que el tratamiento de la anemia con EPO en pacientes con cáncer utiliza en general un porcentaje muy pequeño de los gastos en atención sanitaria.(9)

Notas a los editores:

El EPO de Roche recibe el nombre de NeoRecormon(R) (epoetin beta). Está disponible para su administración una vez a la semana mediante una inyección subcutánea en una cómoda jeringa rellanada previamente con 30.000 IU. Está aprobado para su uso en el tratamiento de la anemia sintomática en pacientes adultos con tumores sólidos que reciben quimioterapia, y en el tratamiento de anemia sintomática en pacientes adultos con mieloma múltiple, linfoma no Hodgkin de baja intensidad o leucemia linfocítica crónica (tumores hematológicos), y que posean una deficiencia de eritropoietina relativa y que reciben terapia antitumoral.

Acerca de Roche

Con sede en Basilea, Suiza, Roche es uno de los grupos especializados en salud enfocados en la investigación más importantes del mundo en los campos de los productos farmacéuticos y diagnósticos. Como proveedor de productos y servicios innovadores para la detección prematura, prevención, diagnosis y tratamiento de enfermedades, el grupo contribuye a mejorar la salud y la calidad de vida de los seres humanos en una amplia gama de frentes.

Roche es un líder mundial en diagnósticos, el principal proveedor de fármacos para el cáncer y transplantes y un líder de mercado en virología. En el año 2004 las ventas de la División Farmacéutica ascendieron a un total de 21,7 mil millones de Francos Suizos, y la División de Diagnósticos publicó unas ventas de 7,8 mil millones de Francos Suizos. Roche emplea aproximadamente 65.000 personas en 150 países y posee acuerdos de I+D y alianzas estratégicas con numerosos socios, incluyendo intereses mayoritarios en Genentech y Chugai.

(R) NeoRecormon es una marca registrada de F. Hoffmann-La Roche y está protegida legalmente. Todas las marcas comerciales utilizadas o mencionadas en esta comunicación están protegidas legalmente.

Se proporciona información completa sobre prescripciones previa solicitud.

Referencias

1. Bokemeyer C, Aapro MS, Courdi A, Foubert J, Link H, Osterborg A, Repetto L, Soubeyran P.. Eur J Cancer. 2004 Oct; 40(15):2201-16.

2. European Cancer Anaemia Survey (ECAS), Ludwig et al. Ann Oncol 2002; 13 (Suppl 5): 169 [A623PD]

3. Impact of fatigue on the quality of life of cancer patients. Survey conducted by HRW interviewing 259 patients with cancer by telephone in France, Germany, Italy, Spain and the UK. Field work Summer 2005.

4. Vogelzang et al. Semin Hematol 1997; 34 (Suppl 2): 4-12.

5. Curt et al. Oncologist 2000; 5: 353-360.

6. Groopman JE, Itri LM.J Natl Cancer Inst. 1999; 91(19):1616-34.

7. Dietrich KA, Conrad SA, Hebert CA, Levy GL, Romero MD. Crit Care Med. 1990; 18: 940-944.

8. Casutt M, Seifert B, Pasch T, Schmid ER, Turina MI, Spahn DR. Crit

Care Med. 1999; 27: 2194-220.

9. Lyman GH, Berndt ER et al. Value in Health 2005; 8/2: 149-156.

FUENTE Roche