Nuevos datos obtenidos durante seis años respaldan el uso de FOSRENOL(R) como posible tratamiento para pacientes con enfermedad renal terminal

14 Nov, 2005, 20:06 GMT de Shire Pharmaceuticals Group plc

BASINGSTOKE, Inglaterra, November 14 /PRNewswire/ --

- Nuevos datos revelan que FOSRENOL(R) tiene un mecanismo de acción prolongada que permite reducir eficazmente los niveles de fosfato y, al mismo tiempo, refuerza sus características de seguridad y tolerabilidad

Según datos presentados el sábado en la reunión anual de la American Society of Nephrology (ASN), FOSRENOL(R) sin calcio (carbonato de lantano) mantiene de forma eficaz la reducción de la concentración media de fósforo sérico, al tiempo que demuestra su seguridad y tolerabilidad en pacientes con enfermedad renal terminal durante un periodo máximo de seis años.[1]

El Dr. Alastair Hutchison, del Manchester Institute of Nephrology & Transplantation de Manchester (Reino Unido) y uno de los principales investigadores que han intervenido en el ensayo clínico, ha afirmado: "Los resultados de este estudio nos proporcionan datos concluyentes de la seguridad y eficacia de FOSRENOL(R)". Añade, además: "Con una buena tolerabilidad a largo plazo, los pacientes con enfermedad renal terminal y los médicos dependen de FOSRENOL(R) para poder controlar la hiperfosfatemia y cumplir las recomendaciones de las guías clínicas K/DOQI (Kidney Disease Outcomes Quality Initiative, Iniciativa de Calidad de Resultados de Enfermedades Renales).

El estudio abierto incluyó a 93 pacientes, de los que 32 fueron tratados con FOSRENOL(R) durante un máximo de seis años. En él se puso de manifiesto que, mientras que los pacientes siguieron en tratamiento con FOSRENOL(R), los acontecimientos adversos relacionados con el fármaco no se hicieron más frecuentes al aumentar la exposición del paciente al fármaco. Los acontecimientos adversos más comunes fueron de carácter digestivo y no se produjo ningún acontecimiento adverso nuevo o no conocido durante el tratamiento prolongado con FOSRENOL(R).

Hay que destacar, además, que los pacientes tratados con FOSRENOL(R) en este estudio mantuvieron también unas concentraciones bajas de fósforo sérico y de producto calcio-fósforo (Ca x P), lo que demostró la eficacia prolongada de FOSRENOL(R).[2] Los pacientes controlaron con éxito sus concentraciones de fósforo sérico y de Ca x P a lo recomendado en las guías clínicas K/DOQI vigentes en el momento de realizarse el estudio.

Afinidad de los quelantes de fosfato de FOSRENOL in Vitro

Nuevos datos presentados en la reunión de la ASN han puesto de manifiesto que la afinidad del quelante de fosfato de FOSRENOL(R)era más de 200 veces superior a la del clorhidrato (HCl) de sevelamer a pH 3.[3] Cuando se evaluó a un pH comprendido entre 5 y 7, la afinidad del FOSRENOL(R) era cuatro veces superior a la del clorhidrato de sevelamer, lo que demostraba la afinidad quelante en función del pH y la independencia del FOSRENOL(R) in vitro.[4]. Además, la presencia de ácidos biliares no afectaba a la estabilidad del complejo fosfato-FOSRENOL(R), mientras que los ácidos biliares ocasionaban una reducción más de 13 veces mayor en la afinidad del quelante de fosfato del clorhidrato de sevelamer, con la liberación consiguiente de su fosfato.[5] No se ha determinado la relevancia clínica del efecto del pH en el quelante de fosfato in vivo del FOSRENOL(R).[6]

El Dr. Raymond Pratt, vicepresidente de Shire Global Clinical Medicine, ha afirmado: "Shire está muy satisfecho con la presentación en la ASN de estos datos clínicos in vitro. La empresa se está esforzando para introducir opciones de tratamiento eficaces, como el FOSRENOL, en el mercado mundial, de forma que los pacientes con enfermedad renal terminal puedan beneficiarse. En la actualidad, FOSRENOL está disponible en Estados Unidos y en los próximos meses se producirá su lanzamiento en Europa. Shire está muy orgullosa de poder proporcionar un tratamiento alternativo libre de calcio a pacientes que precisan de un quelante de fosfato eficaz y bien tolerado".

Tratamiento de la hiperfosfatemia

Incluso con una dieta baja en fósforo, la mayoría de los pacientes con enfermedad renal terminal sufrirán de hiperfosfatemia (concentraciones elevadas de fósforo en la sangre). [7], [8] Sin un tratamiento eficaz, la hiperfosfatemia puede ocasionar una osteodistrofia renal, un conjunto de enfermedades óseas, deformidades esqueléticas y fracturas. [9] Los datos también muestran que la hiperfosfatemia puede contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, que son la causa principal de mortalidad en prácticamente la mitad de los pacientes en diálisis.[10],[11]

El fósforo, un elemento que se encuentra en casi todos los alimentos, se absorbe desde el aparato digestivo y pasa al torrente sanguíneo.[12] Cuando se produce una insuficiencia renal, los riñones ya no pueden eliminar bien el fósforo, ni siquiera con la ayuda de las máquinas de diálisis, que se encargan de limpiar la sangre. Mientras que los niveles normales de fósforo en adultos oscilan entre 2,5 mg/dl y 4,5 mg/dl, [13] los niveles de fósforo en sangre de muchos pacientes en diálisis exceden con frecuencia de 6,5 mg/dl.[14] Estos niveles se han asociado a una significativa progresión de la enfermedad y a riesgo de muerte en pacientes sometidos al menos a un año de diálisis. [15]

El 80% de los pacientes en diálisis desarrolla hiperfosfatemia. Además, hay en la actualidad casi un millón de personas en diálisis en todo el mundo y esta cifra está aumentando debido al aumento de las enfermedades cardiovasculares, de la diabetes y del número de ancianos.[16]

La hiperfosfatemia se controla con una combinación de restricciones en la dieta y fármacos quelantes de fósforo, dado que la dieta por sí sola no suele bastar para controlar suficientemente los niveles de fósforo. Estos quelantes "absorben" el fósforo presente en el aparato digestivo antes de que pueda pasar al torrente sanguíneo. [17],[18],[19] Dado que la absorción del fósforo ingerido en la dieta comienza en el mismo momento en que este llega al estómago, es importante que los quelantes de fósforo actúen a los distintos pH encontrados a lo largo del aparato digestivo.

A pesar de que se dispone de quelantes de fósforo, sigue resultando difícil para algunos pacientes con enfermedad renal terminal mantener los niveles de fósforo bajo control. Según las recomendaciones de las guías clínicas K/DOQI para Enfermedades y metabolismo óseo, Guía 3, Evaluación de los niveles de fósforo sérico, menos del 30% de los pacientes en diálisis pueden mantener bajo control los niveles de fósforo sérico. [20]

Las recomendaciones de las guías clínicas K/DOQI para Enfermedades y metabolismo óseo también indican en la Guía 5, Uso de quelantes de fosfato en la enfermedad renal crónica (ERC), que los quelantes de fosfato sin calcio y sin aluminio son un tratamiento de primera línea para la reducción de los niveles de fósforo sérico.[21]

Carbonato de lantano (FOSRENOL(R))

FOSRENOL(R) actúa mediante su unión con el fosfato procedente de la dieta en el aparato digestivo; una vez unido, el complejo FOSRENOL(R)/fosfato no puede pasar a través de la pared intestinal y llegar a la corriente sanguínea, por lo que se elimina del organismo. Como consecuencia, se reduce la absorción total del fosfato procedente de la dieta. Shire ha realizado un extenso programa de investigaciones clínicas con FOSRENOL(R) en el que han participado más de 3.000 pacientes, algunos de los cuales han recibido tratamiento durante seis años. Este programa ha demostrado que FOSRENOL(R) es un eficaz quelante de fosfato con una tolerabilidad probada para su uso prolongado. La FDA aprobó el uso de FOSRENOL(R) en octubre de 2004 y ahora es posible prescribirlo ya en Estados Unidos. En marzo de 2005, las autoridades sanitarias de la UE concedieron la autorización de comercialización de FOSRENOL(R) en dieciséis Estados miembro. Con ello se completa el primer paso para obtener la autorización de comercialización en Europa. La empresa ha concedido ha concedido licencias para desarrollar, comercializar y vender FOSRENOL(R) en Japón a Bayer Yakuhin Ltd.

Los efectos secundarios más frecuentes eran de tipo gastrointestinal, como náuseas y vómitos, y, por lo general, desaparecían con el tiempo al proseguir la administración. Los efectos secundarios más frecuentes que llevaban a la suspensión del tratamiento en los ensayos clínicos eran también de carácter gastrointestinal (náuseas, vómitos y diarrea). Otros efectos secundarios señalados en los ensayos clínicos fueron complicaciones con la diálisis tras trasplante renal, dolores de cabeza, dolor abdominal e hipotensión. Aunque los estudios no estaban diseñados para detectar diferencias en el riesgo de fracturas y de mortalidad, no se observó diferencia demostrable en pacientes tratados con FOSRENOL(R) frente a pacientes que recibían otros tratamientos durante al menos tres años. La duración de la exposición al tratamiento y el tiempo de observación en el programa clínico son demasiado breves para poder extraer la conclusión de FOSRENOL(R) no influye en el riesgo de fractura o de mortalidad transcurridos tres años. Aunque se ha demostrado que el lantano se acumula en el aparato digestivo, el hígado y los huesos en animales, se desconoce su importancia clínica en humanos. En los estudios clínicos sobre FOSRENOL(R) no se incluyó a pacientes con úlcera péptica aguda, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn u obstrucción intestinal. Por ello, se recomienda administrar con precaución a pacientes con estos procesos. FOSRENOL(R) no debe administrarse a mujeres durante el periodo de lactancia ni durante el embarazo. FOSRENOL(R) no debe administrarse a menores de 18 años.

Shire Pharmaceuticals Group plc

El objetivo estratégico de Shire (LSE: SHP ; NASDAQ: SHPGY) es convertirse en la empresa farmacéutica líder en especialidades farmacéuticas que satisfagan las necesidades de los médicos especialistas. Centra sus actividades en el sistema nervioso central (SNC), el aparato digestivo, los genéricos y las terapias génicas en humanos. Son áreas en las que Shire tiene una presencia comercial. Su estructura es lo suficientemente flexible para permitirle centrarse en nuevas áreas terapéuticas en la medida que surjan nuevas oportunidades mediante adquisiciones. Shire cree que una cartera de productos cuidadosamente seleccionada con un departamento de ventas relativamente pequeño y estratégicamente dispuesto proporcionará sólidos resultados.

Su estratega se basa en desarrollar y comercializar productos para médicos especialistas. Con ello, pretende obtener mayores ingresos y reducir los riesgos. Las actividades de Shire en el ámbito de fusiones y adquisiciones y de concesión de licencias se centran en productos en nichos de mercado con un alto grado de protección de los derechos de propiedad intelectual, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Si desea más información sobre Shire, consulte el sitio Web de la empresa: www.shire.com.

DECLARACIÓN DE "SAFE HARBOR" DE CONFORMIDAD CON LA LEY DE REFORMA DE ACCIONES JUDICIALES EN MATERIA DE VALORES, PRIVATE SECURITIES LITIGATION REFORM ACT, DE 1995

Las afirmaciones incluidas en este comunicado que no sean datos históricos son afirmaciones sobre previsiones. Estas afirmaciones sobre previsiones están sujetas a riesgos e incertidumbres y, también, a cambios en cualquier momento. En el caso de que se materialicen estos riesgos e incertidumbres, los resultados de Shire se verían sustancialmente afectados. Entre los riesgos e incertidumbres se encuentran los riesgos asociados con: la incertidumbre inherente a las investigaciones farmacéutica, el desarrollo de productos, la fabricación y la comercialización; el impacto de productos de la competencia, incluido el impacto de estos en la franquicia de Shire para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH); las patentes, incluidas las acciones legales relacionadas con la franquicia de Shire para el TDAH; las normas y autorización de las autoridades sanitarias, incluidas las fechas previstas de aprobación para DAYTRANA (MTS/METHYPATCH) (TDAH), SPD503 (TDAH), SPD465 (TDAH), MESAVANCE (SPD476) (colitis ulcerosa), I2S (iduronato-2-sulfatasa) (síndrome de Hunter) y NRP104 (TDAH), incluida su clasificación en la lista de fármacos por la Agencia Estatal Antidroga, Drug Enforcement Administration (DEA) de Estados Unidos; la capacidad de Shire de beneficiarse de su adquisición de Transkaryotic Therapies Inc.; la capacidad de Shire a la hora de obtener nuevos productos para la comercialización y desarrollo; y otros riesgos e incertidumbres que pueden figurar en los documentos presentados por Shire ante la Comisión del mercado de valores estadounidense, Securities and Exchange Commission, incluida su Memoria Anual presentada en el Modelo 10-K para el ejercicio terminado el 31 de diciembre de 2004.

[1] Ray Pratt, et al. ASN poster, "Evidence For The Long-Term Safety And Tolerability Of Lanthanum Carbonate."

[2] Ray Pratt, et al. ASN poster, "Evidence For The Long-Term Safety And Tolerability Of Lanthanum Carbonate."

[3] Steve Damment, et al. ASN poster, "Influence Of Bile Acids On The Phosphate-Binding Efficacy Of Lanthanum Carbonate And Sevelamer Hydrochloride."

[4] Steve Damment, et al. ASN poster, "Influence Of Bile Acids On The Phosphate-Binding Efficacy Of Lanthanum Carbonate And Sevelamer Hydrochloride."

[5] Steve Damment, et al. ASN poster, "Influence Of Bile Acids On The Phosphate-Binding Efficacy Of Lanthanum Carbonate And Sevelamer Hydrochloride."

[6] Steve Damment, et al. ASN poster, "Influence Of Bile Acids On The Phosphate-Binding Efficacy Of Lanthanum Carbonate And Sevelamer Hydrochloride."

[7] http://www.kidney.org/professionals/kdoqi/guidelines_bone/guide3/htm. K/DOQI Clinical Practice Guidelines for Bone Metabolism and Disease in Chronic Kidney Disease. National Kidney Foundation. Accedido el 17 de junio de 2004.

[8] http://www.emedicine.com/emerg/topic266.htm. "Hyperphosphatemia," by Leigh A Patterson, MD, Staff Physician, Department of Emergency Medicine, Charity Hospital, Louisiana State University, 11 de diciembre de 2001.

[9]

http://www.kidney.org/professionals/kdoqi/guidelines_bone/background.htm. K/DOQI Clinical Practice Guidelines for Bone Metabolism and Disease in Chronic Kidney Disease. National Kidney Foundation. Accedido el 22 de junio de 2004.

[10] Molowa DT. First annual nephrology survey. JP Morgan Securities Inc., Equity Research, 13 de febrero de 2002.

[11] USRDS 2004 Annual Data Report: Atlas of End Stage Renal Disease in the United States. U.S. Renal Data System, National Institutes of Health, National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Diseases, Bethesda, MD, 2003:75.

[12] http://www.emedicine.com/emerg/topic266.htm. "Hyperphosphatemia," by Leigh A Patterson, MD, Staff Physician, Department of Emergency Medicine, Charity Hospital, Louisiana State University, 11 de diciembre de 2001.

[13] http://www.emedicine.com/emerg/topic266.htm. "Hyperphosphatemia," by Leigh A Patterson, MD, Staff Physician, Department of Emergency Medicine, Charity Hospital, Louisiana State University, 11 de diciembre de 2001.

[14] Block GA, Hulbert-Shearon TE, Levin NW, Port FK. Association of serum phosphorus and calcium x phosphate product with mortality risk in chronic hemodialysis patients: A national study. Am J. Kidney Dis 1998; 31:607-617.

[15] Block GA, Hulbert-Shearon TE, Levin NW, Port FK. Association of serum phosphorus and calcium x phosphate product with mortality risk in chronic hemodialysis patients: A national study. Am J. Kidney Dis 1998; 31:607-617.

[16] Market Research, Insight International, Dec 01/Jan 02 Hyperphosphataemia Exploratory Research J1524

[17] http://www.emedicine.com/emerg/topic266.htm. "Hyperphosphatemia," by Leigh A Patterson, MD, Staff Physician, Department of Emergency Medicine, Charity Hospital, Louisiana State University, 11 de diciembre de 2001.

[18] Molowa DT. First annual nephrology survey. JP Morgan Securities Inc., Equity Research, 13 de febrero de 2002.

[19] FOSRENOL(R) U.S. PI.

[20] http://www.kidney.org/professionals/kdoqi/guidelines_bone/guide3/htm. K/DOQI Clinical Practice Guidelines for Bone Metabolism and Disease in Chronic Kidney Disease. National Kidney Foundation. Accedido el 17 de junio de 2004.

[21] http://www.kidney.org/professionals/kdoqi/guidelines_bone/guide5.htm. K/DOQI Clinical Practice Guidelines for Bone Metabolism and Disease in Chronic Kidney Disease. National Kidney Foundation. Accedido el 17 de junio de 2004.

FUENTE Shire Pharmaceuticals Group plc