Nuevos datos sobre el impacto de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia

29 Jun, 2015, 17:21 BST de Norgine B.V.

LONDRES, June 29, 2015 /PRNewswire/ --

- Los nuevos datos muestran desconexión entre los profesionales sanitarios y las percepciones del paciente sobre el impacto de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia y la radioterapia    

Norgine B.V. presenta nuevos datos que destacan un vacío perceptual entre los profesionales sanitarios y los pacientes en términos de la incidencia e impacto en la vida diaria de los pacientes de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia y radioterapia (CINV/RINV).

     (Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20130829/633895-a )

Estos datos fueron patrocinados por Norgine y presentados en el congreso anual de Multinational Association of Supportive Care in Cancer (MASCC) / International Society of Oral Oncology (ISOO) 2015.

Los datos demuestran que los médicos y los enfermeros de oncología sobreestiman la incidencia de CINV/RINV, pero infravaloran el impacto de la condición sobre las vidas diarias de los pacientes (p<0,05). Estos hallazgos fueron confirmados por el 28 % de los pacientes que sienten que los oncólogos infravaloran el impacto de CINV/RINV. Además, la incidencia de las náuseas demostró ser mayor que el vómito, con el 60 % de los pacientes sólo con náuseas, en comparación con sólo el 4 % para vómitos y el 14 % para náuseas y vómitos (NV). La aceptación de NV como consecuencia inevitable de quimio y radioterapia puede evitar que los pacientes consulten a los profesionales sanitarios, evitando a su vez su tratamiento activo.[1]

Además, sólo el 38% de los pacientes reportó total cumplimiento con las directrices de médicos/enfermeros cuando se autoadministra medicación antiemética, en comparación con el 60% estimado por médicos y enfermeros. Los principales factores dados para el pobre cumplimiento del paciente incluyeron reticencia a añadir más carga de pastillas y miedo de que la misma deglución indujese a la náusea/vómito.[1]

Se estima que las náuseas y vómitos afectan al 35-50% de pacientes que reciben quimioterapia y/o radioterapia,[2] y los estudios anteriores han demostrado que la NV inducida por el tratamiento tiene un importante impacto en la calidad de vida de hasta el 40% de los pacientes.[3]

Donna McVey, directora de Desarrollo de Norgine, comentó: "La desconexión puede conducir a una prescripción sub-óptima y por tanto al tratamiento inadecuado de CINV/RINV y a las necesidades que deben abordarse por los profesionales sanitarios para asegurar el tratamiento efectivo. Además, para algunos pacientes, es importante reducir la carga de pastillas y el uso de sistemas de suministro de película orodispersible puede mejorar el cumplimiento del paciente".

Notas a los redactores 

Acerca del abstract oral presentado en MASCC/ISOO 2015  

Impact and management of chemotherapy / radiotherapy induced nausea and vomiting and then perceptual gap between oncologists, oncology nurses and patients: a multinational cross-sectional study[1]

El estudio investigó la incidencia e impacto que las náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia y radioterapia (CINV y RINV) tienen en la calidad de vida de los pacientes frente a las estimaciones por los oncólogos y enfermeras para determinar si hay un vacío perceptual entre los profesionales sanitarios y los pacientes. Una encuesta de investigación online de oncólogos, enfermeras de oncología y pacientes se realizó en cinco países europeos. Los participantes tenían experiencia en prescribir y recomendar o haber recibido antieméticos para el tratamiento de CINV/RINV. Los datos mostraron que la incidencia de las náuseas era mayor que el vómito con un 60 % de los pacientes sólo con náuseas y un 18 % sólo con vómitos. Los médicos/enfermeros sobreestimaron la incidencia de CINV/RINV, pero infraestimaron el impacto que tenía en la vida diaria de los pacientes. Los resultados mostraron que hay un vacío perceptual entre los profesionales sanitarios y los pacientes en términos de incidencia e impacto de CINV/RINV y esto podría conducir a la prescripción sub-óptima y a su tratamiento.

Acerca de Norgine  

Norgine es una destacada compañía farmacéutica especializada independiente europea creada hace más de 100 años. En el año 2014, los ingresos totales de Norgine fueron de 296 millones de euros, y la compañía cuenta con más de 1.000 personas.

Norgine ofrece experiencia y "saber-hacer" en Europa para desarrollar, fabricar y comercializar productos que ofrecen valor real a los profesionales sanitarios, contribuyentes y pacientes. El enfoque e infraestructura de Norgine se integra y centra en asegurar que Norgine gane oportunidades de asociación para el crecimiento.

Norgine tiene su sede en los Países Bajos y sus operaciones globales se basan en Ámsterdam y en Harefield, Reino Unido. Norgine posee un sitio de I+D en Hengoed, Gales, y dos sitios de fabricación, uno en Hengoed, Gales, y uno en Dreux, Francia.

Para más información, visite http://www.norgine.com

En 2012, Norgine estableció la empresa complementaria Norgine Ventures, que apoya a compañías sanitarias innovadoras mediante el aprovisionamiento de financiación de la deuda en Europa y EE. UU. Para más información, visite http://www.norgineventures.com.

NORGINE y el logo en forma de velero son marcas comerciales del grupo de compañías de Norgine.

Contactos de medios:
Isabelle Jouin, T: +44(0)1895-453643
Charlotte Andrews, T: +44(0)1895-453607
Síganos en @norgine

Referencias  

1. Vidall C. et al. Impact and management of chemotherapy / radiotherapy induced nausea and vomiting and the perceptual gap between oncologists, oncology nurses and patients: a multinational cross-sectional study. Support Care Cancer 2015; 23(1):S125

2. Grunberg S. et al. Chemotherapy-induced nausea and vomiting: contemporary approaches to optimal management. Proceedings from a symposium at the 2008 Multinational Association of Supportive Care in Cancer (MASCC) Annual Meeting. Support Care Cancer 2010; 18(1):S1-10

3. Lindley CM. et al. Quality of life consequences of chemotherapy-induced emesis. Qual Life Res 1992; 1:331-340


FUENTE Norgine B.V.