Pearl GTL: la mayor planta mundial de conversión de gas a líquidos preparada para la producción

23 Mar, 2011, 12:38 GMT de Royal Dutch Shell plc

LA HAYA, Países Bajos, March 23, 2011 /PRNewswire/ -- La mayor planta mundial para convertir gas natural en combustibles y lubricantes de quemado más limpio dieron un paso más hacia la producción hoy cuando el gas comenzó a circular desde un campo gigante fuera de la costa.

Para ver el Multimedia News Release, por favor precione la pagina web abajo:

http://multivu.prnewswire.com/mnr/prne/shell/48891/

Pearl GTL procesará unos 3.000 millones de barriles de petróleo equivalente a lo largo de su vida desde el mayor campo de gas del mundo, el North Field en el Golfo Arábico. El campo se extiende desde la costa de Qatar y contiene más de 900 billones de pies cúbicos de gas, equivalente a 150.000 millones de barriles de petróleo, o de más del 10% de los recursos de gas mundiales.*

La planta de conversión de gas a líquidos (GTL) - un desarrollo conjunto por Qatar Petroleum y Shell -añadirá casi el 8% de producción de Shell mundial- convirtiéndola en el principal motor de la compañía para el crecimiento para 2012. Tiene una capacidad de 260.000 barriles de petróleo equivalente al día y se espera que envíe su primer producto en 2011 y llegue a su total producción en 2012.

"Estamos apunto de iniciar un proyecto que será una base para el futuro crecimiento de Shell en las próximas décadas", dijo el presidente nacional de Shell en Qatar, Andy Brown. "Para Qatar supone otro camino para generar ingresos de las reservas de gas, además de vender gas de tubería o gas natural licuado. Diversifica las corrientes de ingresos del país y ofrece beneficios a largo plazo".

La planta producirá diesel de quemado más limpio y combustible de aviación, petróleos para lubricantes avanzadas, nafta utilizado para fabricar plásticos y parafina para detergentes. Se fabricará suficiente diesel para abastecer a más de 160.000 vehículos al día y suficiente petróleo sintético al año para fabricar lubricantes para más de 225 millones de vehículos. Los productos llegarán a los clientes en cada mercado energético importante mediante la red minorista global de Shell.

Al llevar Pearl a la producción, los ingenieros de Shell se han basado en más de 30 años de experiencia en tecnología de conversión de gas en líquidos. Construimos la primera planta GTL de escala comercial del mundo en Bintulu, Malasia, en 1993. La producción de Pearl de productos GTL será 10 veces mayor que la de Bintulu.

Historial en seguridad

Llevar al día el mayor proyecto de ingeniería de Shell en Ras Laffan, una amplia zona industrial en la costa de Qatar a unos 90 kilómetros al norte de Doha, era un gran temor. En el punto cúspide de la construcción, se necesitaron más de 52.000 trabajadores de más de 50 países.

A pesar del número masivo de trabajadores implicados y la complejidad de la construcción de Pearl, un fuerte cuidado por la seguridad ayudó a Qatar y a Shell a lograr un récord de 77 millones de horas trabajadas en tierra sin lesiones que podrían provocar bajas.

Preparando un inicio progresivo

Operar la enorme planta completa requerirá una serie de arranques de sistema cuidadosamente ejecutados. La sala de control de Pearl GTL- el centro nervioso de una de las mayores y más sofisticadas plantas construidas en la industria de la energía- se ha activado.

Las primeras turbinas y sistemas de vapor auxiliares han comenzado a generar vapor y electricidad para activar la planta. Las dos primeras unidades de separación de oxígeno están operativas.

Historial de perforación

A 60 kilómetros fuera de la costa, el gas natural del North Field - descubierto por Shell en 1971 - circula ahora hacia dos plataformas situadas en el agua a 40 metros de profundidad para suministrar a Pearl GTL. Se perforaron 11 pozos para cada plataforma en tiempos de perforación récord para el campo.

Dos tuberías de diámetro de 76 centímetros (30 pulgadas) sumergidas llevan el gas natural a una planta de separación de gas en la costa que extrae líquidos de gas natural: etano para procesos industriales, gas de petróleo licuado (LPG) para usos de calefacción y cocina domésticos y se condensa como una materia prima para refinerías. El proceso de separación también elimina contaminantes como metales y sulfuro. El sulfuro se convierte en bolitas y se envía al mercado para cercano para hacer ácido hidrosulfúrico, fertilizante u otros productos valiosos.

Convertir gas en combustible líquido

El gas puro, o metano, que permanece pasará a la sección GTL de la planta, donde se convertirá en un proceso de tres fases en un rango de productos de gas a líquidos utilizando la tecnología patentada de Shell.

Finalmente, la cera de hidrocarburo líquida se mejora utilizando tecnología especialmente desarrollada que implica nuevos catalizadores en el rango de productos. Se necesitan unos 2.000 pasos para preparar todos los sistemas GTL para la producción.

En Qatar, las temperaturas en verano superan los 40 grados C (104 grados F) y la lluvia es escasa. Conservar el agua es fundamental. Pearl se diseñó para ser autosuficiente en su uso del agua.

Pearl, la mayor inversión de Shell en un solo proyecto, es un proyecto totalmente integrado que revoluciona la producción desde un campo de gas fuera de costa a productos comercializables terminados. Shell financia el 100% de los costes de desarrollo dentro de un acuerdo de compartición de beneficios con el estado de Qatar.

*emisor: Oil & Gas Journal

Más información

Nota de seguridad

Las compañías en las que Royal Dutch Shell plc posee inversiones directa e indirectamente son entidades independientes. En este comunicado "Shell", "grupo Shell" y "Royal Dutch Shell" se utilizan a veces por comodidad al hacer referencia a Royal Dutch Shell plc y sus filiales en general. Asimismo, las palabras "nosotros", "nos" y "nuestro" se utilizan también para referirse a filiales en general o para quienes trabajan para ellas. Estas expresiones también se utilizan sin un fin útil identificando a la compañía en particular - compañías. Los términos "filiales", "filiales Shell" y "compañías Shell " tal y como se utilizan en este comunicado se refieren a compañías en las que Royal Dutch Shell tiene control directo o indirecto, teniendo la mayoría de los derechos de voto o el derecho a ejercer una influencia controladora. Las compañías en las que Shell tiene una importante influencia pero no control se conocen como "compañías asociadas" o "asociados" y las compañías en las que Shell tiene control conjunto se conocen como "entidades controladas conjuntamente". En este comunicado, asociados y entidades controladas conjuntamente se conocen también como "inversiones de contabilidad de valor". El término "interés de Shell" se utiliza por comodidad para indicar el interés de propiedad directa y/o indirecta (por ejemplo, mediante nuestro 24% de accionariado en Woodside Petroleum Ltd.) de Shell en una sociedad, asociación o compañía, tras la exclusión de todo el interés de terceros.

Este comunicado contiene declaraciones prospectivas sobre la condición financiera, resultados de operaciones y empresas de Royal Dutch Shell. Las declaraciones que no son hechos históricos son, o podrían ser, declaraciones prospectivas. Las declaraciones prospectivas son declaraciones de expectativas futuras que se basan en las actuales expectativas y suposiciones de la dirección e implican riesgos conocidos y desconocidos e incertidumbres que podrían causar que los resultados reales, rendimiento o eventos difieran materialmente de las expresadas o implícitas en estas declaraciones. Las declaraciones prospectivas son, entre otros, declaraciones sobre la exposición potencial de Royal Dutch Shell a los riesgos del mercado y declaraciones que expresan las expectativas, creencias, estimaciones, predicciones, proyecciones y suposiciones de la compañía. Estas declaraciones prospectivas se identifican por su uso de términos y frases como "anticipa", "cree", "podría", "estima", "espera", "pretende", "puede", "planea", "objetivos", "perspectiva", probablemente", "proyecta", "hará", "busca", "riesgos", "metas", "debería" y términos y frases similares. Hay una serie de factores que podrían afectar a las operaciones futuras de Royal Dutch Shell y podrían causar que estos resultados difieran materialmente de los expresados en las declaraciones prospectivas incluidas en este comunicado, como (sin limitación): (a) fluctuaciones de los precios en petróleo crudo y gas natural; (b) cambios en la demanda para los productos de Shell; (c) fluctuaciones de la moneda; (d) resultados de perforación y producción; (e) estimaciones de reservas; (f) pérdida de cuota de mercado y competitividad de la industria; (g) riesgos medioambientales y físicos; (h) riesgos asociados con la identificación de propiedades y objetivos de adquisición potencial, y la negociación y finalización de dichas transacciones; (i) el riesgo de hacer negocios en países en desarrollo y países sujetos a sanciones internacionales; (j) desarrollos legislativos, fiscales y regulatorios como medidas reguladoras que tratan el cambio climático; (k) condiciones de mercado económicas y financieras en varios países y regiones; (l) riesgos políticos, incluyendo los riesgos de expropiación y renegociación de las condiciones de contratos con entidades gubernamentales, retrasos o avances en la aprobación de proyectos y retrasos en el reembolso de costes compartidos; y (m) cambios en las condiciones del mercado. Todas las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado de cualifican expresamente en su totalidad por las declaraciones de seguridad contenidas o referidas en esta sección. Los lectores no deberían depositar una confianza indebida en las declaraciones prospectivas. Los factores adicionales que podrían afectar a los resultados futuros se contienen en el 20-F de Royal Dutch Shell para el año finalizado el 31 de diciembre de 2009 (disponible en http://www.shell.com/investor y http://www.sec.gov - se abre en una nueva ventana). Estos factores también deberían tenerse en cuenta por el lector. Cada declaración prospectiva se refiere sólo a la fecha de este comunicado, el 23 de marzo de 2011. Ni Royal Dutch Shell ni ninguna de sus filiales asumen obligaciones de actualizar públicamente o revisar las declaraciones prospectivas como resultado de nueva información, futuros eventos u otra información. En vista de estos riesgos, los resultados podrían diferir materialmente de los estipulados, implícitos o referidos en las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) permite a las compañías de petróleo y gas, en sus archivos presentados a la SEC, revelar sólo reservas probadas que una compañía ha demostrado mediante la producción real o pruebas de formación conclusivas para ser económica y legalmente producible dentro de las condiciones económicas y operativas. Podríamos haber utilizado determinados términos en este comunicado que las directrices de la SEC nos prohíben estrictamente incluir en los documentos a la SEC. Se pide a los inversores de EE. UU. considerar estrechamente la revelación en nuestro Formulario 20-F, n.o de archivo 1-32575 (disponible en el sitio web de la SEC http://www.sec.gov - se abre una nueva ventana). También puede obtener estos formularios de la SEC llamado al 1-800-SEC-0330.

    
    Para más información, concertar entrevistas o fotografías, contacte con:

    Shell Media Relations
    Países Bajos, Wendel Broere: +31(0)70-377-8750
    Internacional, Jonathan French: +31(0)70-377-3600

FUENTE Royal Dutch Shell plc