Perjuicio para los consumidores a pesar de la ausencia de beneficios para la industria europea de fabricación de calzado

26 Sep, 2005, 09:50 BST de Footwear Association of Importers and Retailchains

WAALWIJK, Países Bajos, September 26 /PRNewswire/ --

- FAIR, Asociación de importadores y cadenas de tiendas de calzado en las investigaciones antidumping de la UE:

En una presentación por escrito a la Comisión Europea hoy, Paul Verrips , director general de FAIR, advierte enérgicamente sobre los efectos negativos de las actuales investigaciones antidumping sobre los zapatos de cuero y el calzado de protección. "Cualquier medida antidumping perjudicaría a todas las partes implicadas; los productores, los comerciantes, y sobre todo los consumidores", comentó.

La FAIR, la Asociación de importadores y cadenas de tiendas de calzado, representa los intereses de más de 70 importadores y cadenas de tiendas con 40.000 empleados en la Unión Europea y un volumen de importación de alrededor de 130 millones de pares(un 30%).

"Acabamos de experimentar claramente una situación similar en el área de los textiles", comenta Paul Verrips, "y podríamos esperar que todas las partes hayan aprendido de esta situación."

Para FAIR está claro; las medidas antidumping no devolverán nada de producción a la UE. Por el contrario, tendrán en su totalidad un impacto negativo en los intereses europeos. Verrips menciona algunas razones:

- Para los consumidores, las medidas antidumping tendrían como resultado una oferta más limitada pero a un precio mayor.

- Las medidas antidumping sólo intensificaría la actual recesión en el comercio minorista europeo al disminuir el volumen de ventas, lo que repercutiría más adelante en la pérdida de miles de puestos de trabajo.

- Al mismo tiempo, apenas se percibirían efectos positivos para los fabricantes de calzado europeos. Los fabricantes europeos aprovechan en gran parte la capacidad de producción asiática para su posterior montaje final en Europa.

- El desarrollo de las eficientes y modernas estrategias de negocio por parte de los comerciantes y los importadores sería castigado. Al desarrollar sus propios equipos de diseño, novedades, negocio y calidad, los comerciantes se han asegurado de que los consumidores europeos reciben productos de la máxima calidad, mientras que al mismo tiempo la creación ha redundado positivamente en los países en desarrollo.

- El calzado que haya sido encargado y hasta cierto punto producido sería azotado por impuestos de importación imprevistos. Esta carga añadida sería soportada por minoristas e importadores en la UE.

"En vista de esta pauta de desarrollo, cualquier medida antidumping sería infectada por el olor del neocolonialismo, para el beneficio de nadie y el perjuicio de todos", concluyó Verrips.

FUENTE Footwear Association of Importers and Retailchains