Según un estudio, el calentamiento global está causado por los CFCs, no por el dióxido de carbono

31 May, 2013, 11:36 BST de University of Waterloo

WATERLOO, Ontario, May 31, 2013 /PRNewswire/ --

Los clorofluorocarbonos (CFCs) son los culpables del calentamiento mundial desde los años 70 y no el dióxido de carbono, según una nueva investigación de la University of Waterloo publicada esta semana en el International Journal of Modern Physics B.

Ya se sabe que los CFCs reducen el ozono, pero los análisis estadísticos en profundidad ahora han demostrado que los CFCs con también el principal impulsor del cambio climático mundial, en lugar de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

"La creencia convencional indica que las emisiones de los gases no CFC de los humanos, como el dióxido de carbono, han contribuido principalmente al calentamiento global. Pero hemos observado que los datos llegan ya hasta la revolución industrial, que muestra de forma convincente que el conocimiento convencional es erróneo", afirmó Qing-Bin Lu, profesor de Física y Astronomía, Biología y Química de la Facultad de Ciencias de Waterloo. "De hecho, los datos muestran que los CFCs conspiran con los datos cósmicos causados por el agujero polar del ozono y el calentamiento mundial".

"Las teorías más convencionales esperan que las temperaturas globales sigan aumentando a la vez que suben los niveles de CO2, tal y como lleva sucediendo desde el año 1850. Lo que es sorprendente es que desde 2002, las temperaturas globales se han reducido - junto al descenso del CFCs en la atmósfera", explicó el profesor Lu. "Mis cálculos es que el efecto de gas invernadero del CFC muestre que existió un calentamiento mundial de unos 0,6 °C de 1950 a 2002, pero en realidad la tierra se ha enfriado desde el año 2002. Esta tendencia de enfriamiento está previsto que siga para el periodo comprendido entre los próximos 50 a 70  años, al tiempo que la cantidad de CFCs en la atmósfera sigue reduciéndose".

Los descubrimientos se basan en los análisis estadísticos en profundidad de los datos observados de 1850 hasta ahora, según la teoría de la reacción de electrones impulsados por los rayos cósmicos (CRE) del profesor Lu en torno a la eliminación del ozono y s investigación inicial de la desaparición del ozono antártico y las temperaturas de la superficie global.

"Se acepta a nivel general desde hace más de dos décadas que la capa de ozono de la tierra se elimina por medio de la destrucción inducida por la luz ultravioleta solar de los CFCs en la atmósfera", comentó. "Pero por otra parte, la teoría de CRE indica que los rayos cósmicos - partículas de energía que se originan en el espacio - desempeñan un papel dominante en la reducción de las moléculas de eliminación del ozono y después del ozono".

La teoría de Lu se ha confirmado por medio de la observación de un rayo cósmico, CFC, los datos de ozono y la temperatura estratosférica general de los ciclos de 11 años solares. "CRE es la única teoría que nos proporciona una reproducción excelente de las variaciones de ciclos de 11 años para la pérdida de ozono polar y enfriamiento de la estratosfera", indicó el profesor Lu. "Tras eliminar el efecto de los rayos cósmicos naturales, mi nuevo documento muestra una recuperación pronunciada de ~20% del agujero del ozono en la Antártica, consistente con la reducción de los CFCs en la estratosfera polar".

Al proporcionar un enlace entre los CFCs, la eliminación del ozono y los cambios de temperatura antártica, el profesor Lu consiguió atraer la casi perfecta correlación entre el aumento de las temperaturas en la superficie global y los CFCs en la atmósfera.

"El clima en la estratosfera del Antártico se ha controlado por complete por medio de los CFCs y de los rayos cósmicos, sin impacto del CO2. El cambio en la temperatura de la superficie global tras la eliminación del efecto solar ha demostrado que no hay correlación con el CO2 sino una correlación casi perfecta linear con los CFCs - un coeficiente de correlación tal alto como del 0,97".

Los datos registrados de 1850 a 1970, antes de cualquier emisión destacada de CFC, muestran que los niveles de CO2 han aumentado de forma destacada como resultado de la revolución industrial, pero la temperatura global, excluyendo el efecto solar, se mantienen casi constantes. El modelo de calentamiento mundial de CO2 sugiere que las temperaturas deberían haber crecido en un 0,6°C en el mismo periodo, de forma similar al periodo entre 1970 y 2002.

Los análisis indican así el dominio de la teoría CRE de Lu y el éxito del Montreal Protocol on Substances that Deplete the Ozone Layer.

"Sabemos desde hace tiempo que los CFCs han supuesto un daño real para nuestra atmósfera, y hemos tomado medidas para reducir sus emisiones", dijo el profesor Lu. "Sabemos que esfuerzos internacionales como el Montreal Protocol han tenido a su vez un profundo impacto en el calentamiento global, pero deben basarse en investigaciones científicas más firmes".

"Este ensayo subraya la importancia del conocimiento de la eliminación del ozono subyacente por la ciencia básica y el cambio climático global", comentó Terry McMahon, decano de la facultad de Ciencias. "Esta investigación tiene una importancia particular no solo para la comunidad de investigación, sino también para los responsables políticos y personas que estudian el futuro de nuestro clima".

El documento del profesor Lu, Cosmic-Ray-Driven Reaction and Greenhouse Effect of Halogenated Molecules: Culprits for Atmospheric Ozone Depletion and Global Climate Change, predice también que el nivel del mar mundial seguirá creciendo durante unos años al tiempo que el agujero de ozono se recupera, aumentando el derretimiento del hielo en las regiones polares.

"Solo cuando el efecto de la recuperación de la temperatura mundial domine sobre la recuperación del agujero del ozono polar, la temperatura y el derretimiento del hielo polar caerán de forma concurrente", explicó Lu.

El documento destacado publicado esta semana no solo proporciona un nuevo conocimiento fundamental del agujero de ozono, sino que cuenta con capacidades predictivas superiores, frente a la eliminación convencional de ozono impulsadas por la luz solar y los modelos de calentamiento del CO2.

Publicación de referencia
Cosmic-Ray-Driven Reaction and Greenhouse Effect of Halogenated Molecules: Culprits for Atmospheric Ozone Depletion and Global Climate Change
Qing-Bin Lu, University of Waterloo
Publicado el 30 de mayo en el International Journal of Modern Physics B Vol. 27 (2013) 1350073 (38 páginas).
El documento está disponible de forma online a través de:
http://www.worldscientific.com/doi/abs/10.1142/S0217979213500732

Acerca de la University of Waterloo
En sólo medio siglo, la University of Waterloo, con sede en el centro tecnológico de Canadá, se ha convertido en la principal universidad completa de Canadá, y cuenta con 35.000 estudiantes a tiempo completo y parcial en programas de diplomatura y licenciatura. Waterloo, como hogar del mayor programa de formación de cooperación postsecundaria del mundo, integra sus conexiones para el mundo, instando a los socios empresarios en el aprendizaje, investigación y descubrimiento. En la próxima década, la universidad está comprometida con la construcción de un futuro mejor para Canadá y el mundo al acelerar la innovación y colaboración para la creación de soluciones relevantes con las necesidades actuales y del futuro. Si desea más información en torno a Waterloo, visite la página web http://www.uwaterloo.ca.

Atención a los emisores: Waterloo cuenta con instalaciones para proporcionar audio en calidad de emisión e imágenes de video con un estudio de dos finales. Contacte con Nick Manning en el teléfono 1-519-888-4451 o 226-929-7627 si desea más información.

Imagen con titular: "Annual Global Temperature over Land and Ocean (CNW Group/University of Waterloo)". Imagen disponible a través de: http://photos.newswire.ca/images/download/20130530_C3585_PHOTO_EN_27298.jpg

Imagen con titular: "11-Year Cyclic Antarctic O3 Hole & Stratospheric Cooling (CNW Group/University of Waterloo)". Imagen disponible a través de: http://photos.newswire.ca/images/download/20130530_C3585_PHOTO_EN_27299.jpg

FUENTE: University of Waterloo

Si desea más información:

Contacto para medios
Nick Manning
University of Waterloo
+1-519-888-4451
nmanning@uwaterloo.ca
http://www.uwaterloo.ca/news
@uWaterlooNews

FUENTE University of Waterloo