Según un novedoso estudio, los pacientes tratados con el régimen de tratamiento basado en Norvasc, de Pfizer, reducen sus posibilidades de muerte cardiovascular

05 Sep, 2005, 17:29 BST de Pfizer Inc

NUEVA YORK, September 4 /PRNewswire/ --

- Los resultados finales del estudio ASCOT proporcionan una información importante para el tratamiento de la presión arterial elevada y de otros factores de riesgo cardiovasculares

Los resultados del novedoso Ensayo Anglo-Escandinavo sobre Resultados Cardíacos (ASCOT) han demostrado que los pacientes con una presión arterial elevada, con factores de riesgo adicionales y que recibieron un régimen de tratamiento basado en el bloqueador del canal del calcio de Pfizer Norvasc (amlodipine besylate) experimentaron una importante reducción de la muerte cardiovascular, todo tipo de mortandad y de otros eventos cardiovasculares, incluyendo los ataques cardíacos y derrames cerebrales, en comparación con los pacientes que recibieron la terapia basada en el tratamiento estándar de bloqueadores beta.

Los pacientes que han recibido el régimen de tratamiento basado en Norvasc han experimentado una reducción de los objetivos primarios (mortalidad por enfermedad coronaria y ataque cardíaco no mortal), que no consiguió una estadística importante. Los resultados finales de ASCOT han confirmado la seguridad del Comité de Control de Seguridad de los Datos para detener el ensayo.

Los resultados se presentaron esta semana en la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología celebrada en Estocolmo, y en el número online del 4 de septiembre de The Lancet.

"Los resultados de ASCOT son una clara evidencia de que el régimen antihipertensivo basado en Norvasc redujo el riesgo de fallecimiento cardiovascular en los pacientes hipertensos que tenían factores de riesgo adicionales", afirmó el profesor Peter Sever, principal investigador de ASCOT en farmacología y terapias clínicas del International Centre for Circulatory Health del Imperial College de Londres.

El estudio de cinco años ASCOT, que ha sido uno de los principales ensayos sobre la hipertensión jamás realizados, reclutó a 19.000 pacientes hipertensos en Europa. En el ensayo se compararon los efectos cardiovasculares del régimen basado en Norvasc con el régimen estándar basado en un bloqueador beta en pacientes hipertensos y con factores de riesgo cardiovasculares. En el régimen basado en Norvasc, los pacientes recibieron el inhibidor ACE perindopril y el bloqueador alfa Cardura XL (doxazosin GITS) como terapia añadida en el caso de que fuera necesario el control de la presión arterial. Los pacientes que recibieron el régimen basado en un bloqueador beta de atenolol recibieron también un producto diurético (thiazide) y Cardura XL (doxazosin GITS), en el caso de que fuera necesario.

El resultado final de ASCOT consiguió una reducción del 11% en la tasa total de mortandad, experimentada en pacientes sometidos a un régimen de tratamiento basado en Norvasc en comparación con los pacientes que se sometieron a tratamiento con un bloqueador beta. Los pacientes de Norvasc también experimentaron una reducción del 23% de la mortandad en derrames cerebrales fatales y no fatales, además de una reducción del 24% en fallecimientos cardiovasculares, en comparación con los pacientes que se sometieron a un régimen de tratamiento basado en un bloqueador beta. Además, los pacientes que tomaron Norvasc experimentaron una reducción del 10% en el objetivo principal de la enfermedad coronaria letal y en los ataques cardíacos no fatales, sin que esto tuviera una importancia estadística significativa.

"Hemos conseguido demostrar que la eficaz estrategia de tratamiento puede proporcionar beneficios óptimos a los pacientes, consiguiendo incluso salvar vidas si los doctores se centran en la intervención primaria, que comienza con el control de la hipertensión y de otros factores de riesgo cardiovasculares, como la reducción del colesterol con Lipitor", declaró el profesor Sever.

Además del tratamiento para la presión arterial elevada, 10.000 pacientes del ensayo ASCOT que tenían colesterol entre normal y ligeramente alto, y que no eran candidatos típicos para someterse al tratamiento reductor de lípidos, recibieron Lipitor 10mg (atorvastatin calcium) o placebo para evaluar los beneficios cardiovasculares de la terapia reductora de lípidos. En octubre de 2002, el brazo reductor de lípidos de ASCOT se detuvo antes de lo previsto debido a los importantes beneficios en la reducción de los ataques cardíacos de los pacientes tratados con Lipitor.

Los resultados del brazo reductor de lípidos de ASCOT han proporcionado información vital para el desarrollo de las directrices nacionales, incluyendo el National Cholesterol Education Program y las Joint European Guidelines, que desde ahora solicitarán una reducción mayor de los lípidos en los pacientes que tienen un riesgo cardiovascular elevado, incluyendo los pacientes con una presión arterial alta.

"Los resultados de ASCOT, incluyendo los resultados del brazo Lipitor, han desempeñado un papel vital en la reducción de los ataques cardiovasculares y los fallecimientos en pacientes hipertensos con factores de riesgo adicionales", comentó el doctor Michael Berelowitz, vicepresidente senior de Investigación y Avances Médicos Mundiales de Pfizer. "Estos resultados indican que los médicos deberían considerar una aproximación más completa para la administración de los riesgos cardiovasculares que se incluyen en otras terapias, como Caduet, que ofrecen los beneficios de Norvasc y Lipitor en una sola tableta".

La hipertensión es uno de los factores de riesgo más comunes de las enfermedades cardiovasculares, y afecta a unos 800 millones de personas en todo el mundo. Se estima que al menos el 805 de las personas con la presión arterial elevada podría padecer otro tipo de factor de riesgo cardiovascular no controlado, siendo el más habitual el colesterol alto.

Fundado por Pfizer, ASCOT es un ensayo de investigación coordinado por un comité de supervisión independiente. El estudio comenzó en 1998 y en él se reclutaron pacientes del Reino Unido, irlanda, Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia. En diciembre de 2004, el Comité de Supervisión de ASCOT proporcionó la recomendación del Comité de Control de Seguridad de Datos para detener el ensayo debido a los beneficios favorables, incluyendo la mortalidad, demostrados por los pacientes que se sometieron a tratamiento basado en el régimen Norvasc.

Caduet es un fármaco de prescripción que combina 2 medicamentos, Norvasc(R) (amlodipine besylate) y Lipitor(R) (atorvastatin calcium). Se utiliza para tratar la presión arterial elevada (hipertensión) o angina (dolor de pecho) y el colesterol elevado, o para reducir el riesgo de padecer un ataque cardíaco por parte de los pacientes que tienen diferentes factores de riesgo en lo que respecta a las enfermedades coronarias, como historial familiar de enfermedades del corazón, presión arterial elevada, ser mayores de 55 años, baja tasa HDL-C o ser fumadores, además de la dieta y el ejercicio.

Caduet no es un medicamento para todas las personas. No está indicado para personas con problemas de hígado. y tampoco es apropiado para mujeres que cuiden niños, estén embarazadas o vayan a estar embarazadas. Los pacientes deberán comentar a su médico si sienten algún dolor muscular o debilidad. Este puede ser un síntoma de efecto secundario grave. Los pacientes también deberán comentar a su médico las medicinas que están tomando. Esto ayuda a evitar graves interacciones entre fármacos. El médico deberá hacer pruebas de sangre para comprobar la función del hígado antes y durante el periodo de tratamiento. Si el paciente tiene algún tipo de problema cardíaco, deberá comunicárselo a su médico antes de tomar Caduet. Los efectos secundarios más habituales son el edema, dolores de cabeza y mareos. Suelen ser moderados y a menudo desaparecen.

Norvasc (amlodipine besylate) está indicado para la presión arterial elevada y la angina. En ensayos clínicos, los efectos secundarios más habituales de Norvasc frente al placebo son el edema (8,3% frente a 2,4%), dolor de cabeza (7,3% frente a 7,8%), fatiga (4,5% frente a 2,8%) y mareos (3,2% frente a 3,4%).

Los efectos secundarios más corrientes son la sudoración, dolores de cabeza y fatiga. Suelenm ser leves y a menudo desaparecen. Los pacientes deberán consultar a su médico e informarles de todos los medicamentos que están tomando para evitar graves interacciones entre los fármacos. Los médicos deberán realizar pruebas de sangre para comprobar las funciones hepáticas antes y durante el tratamiento. Los pacientes tratados con Caduet deberán indicar si sienten algún dolor muscular nuevo o debilidad, que puede ser un signo de grave efecto secundario.

Página web: http://www.pfizer.com

FUENTE Pfizer Inc