Sirolimus protege contra la enfermedad arterial coronaria en pacientes con transplante de corazón

25 Oct, 2004, 08:00 BST de St Vincent's Hospital, Sydney

SYDNEY, Autralia, October 25 /PRNewswire/ -- Un estudio publicado hoy en Circulation muestra que sirolimus empleado en el momento del trasplante de corazón, ofrece una protección sostenida contra la vasculopatía coronaria a la vez que reduce a la mitad la posibilidad de rechazo del órgano en este tipo de pacientes.

La vasculopatía cardiaca homóloga, una manifestación grave de la enfermedad arterial coronaria, supone el estrechamiento y bloqueo de las arterias coronarias. Esta enfermedad se da en el 50%, (1), o más de los pacientes con transplante de corazón en los cinco primeros años tras el trasplante. Es la causa más común de muerte para estos pacientes y es cada vez más importante a medida que transcurre el tiempo tras el trasplante. El rechazo agudo es el responsable de las muertes prematuras tras el trasplante de corazón mientras que la vasculopatía cardiaca homóloga causa el 17% de las muertes a los tres años, (2).

Al habar acerca de la investigación, la profesora Anne Keogh del Hospital St Vincent de Sydney comentó: "La vasculopatía cardiaca homóloga es el principal reto al que se enfrentan los pacientes con trasplante de corazón. El tratamiento para esta complicación progresiva no ha funcionado hasta la fecha. Los agentes reductores del colesterol y los bloqueadores del calcio tienen un relativo efecto protector pero no eliminan el problema. Este emocionante fármaco. El sirolimus inhibidor de mTOR, previene de forma importante el desarrollo de esta enfermedad en pacientes con trasplante de corazón. Esto coincide con los efectos en la enfermedad arterial coronaria para detener la restenosis dentro del stent, un hecho conocido desde hace varios años."

Cinco centros de transplantes de corazón de Australia y Nueva Zelanda participaron con 136 pacientes receptores de un corazón en este estudio de etiqueta abierta. Tras el trasplante, los pacientes fueron asignados de manera aleatoria al grupo administrado con sirolimus o azatioprina en combinación con ciclosporina y esteroides. De los 136 pacientes, 34 recibieron sirolimus 3mg, 57 5mg y 43 azatioprina y sólo 2 pacientes que no recibieron medicación (1 azatioprina y 1 sirolimus 5mg). De estos 136 pacientes, el 41% se sometieron a petición de los investigadores a ICUS (ultrasonidos intracoronarios) a los dos años para establecer si los beneficios frente a la vasculopatía se mantenían.

Los ultrasonidos intracoronarios y la angiografía coronaria se realizaron a las 6 semanas, 6 meses y 2 años y se compararon entre los dos grupos. A los 2 años, todos los parámetros de vasculopatia cardiaca homóloga habían progresado de forma marcada en los pacientes tratados con azatioprina. Por el contrario, no se observó desarrollo de vasculopatía en los pacientes tratados con sirolimus. Los resultados confirman que sirolimus en el momento del trasplante se asocia a una importante protección contra la vasculopatía cardiaca homóloga.

    
    Medidas de los ultrasonidos intracoronarios a los 2 años

    Medida                    AZA           SRL           pValor 

    Grosor/máximo/(mm)        0.9+/-0.4     0.5+/-0.3     0.0865 
    Grosor/medio(mm)          0.32+/-0.19   0.22+/-0.16   0.0048 
    Área/media(mm2)           3.8+/-2.2     2.8+/-2.0     0.0397 
    Diámetro/lumen(mm)        3.4+/-0.7     3.8+/-0.6     0.0042 
    Area/lumen(mm2)           9.4+/-3.8     11.7+/-3.7    0.0047 
    Área/venosa(mm2)          13.3+/-4.4    14.6+/-4.5    0.1600 
    Volumen/plaquetario(mm2)  7.1+/-4.7     5.7+/-4.1     0.1105
    Carga plaquetaria (%)     28.7+/-15.3   18.3+/-11.3   0.0002 

"Las conclusiones de este estudio son muy interesantes y completas. La prevención de la vasculopatía de injertos no sólo a los seis meses sino también a los dos años, sugiere que la elección de un tratamiento inmunosupresivo puede influir en los resultados a largo plazo de los pacientes con trasplante de corazón con vistas a la enfermedad arterial coronaria. Más del 90% de todos los receptores de trasplante de corazón de Australia y Nueva Zelanda pudieron participar en el estudio, por lo que se desprende que sirolimus tiene uso práctico en la mayoría de los casos," comentó Keogh.

Conclusiones adicionales del estudio:

El rechazo agudo durante los seis primeros meses se redujo casi a la mitad cuando se sustituyó sirolimus con azatioprina. Es importante que esta reducción se obtuvo sin un incremento en la diabetes mellitus, la tensión o el colesterol en comparación con la supervivencia. Las malignidades e infecciones por citomegalovirus se redujeron. Se espera que el beneficio sobre esta dolencia aumente con el tiempo.

    
    Rechazo agudo
    - A los 6 meses, el rechazo agudo se dio en el 32,4% de los pacientes 
      administrados con 3 miligramos de sirolimus (p=0,027) y en el 32,8% de 
      los administrados con 5 miligramos de sirolimus (p=0,013), en comparación 
      con el 56,8% del grupo de azatioprina  

    Supervivencia
    - Las tasas de supervivencia a los 12 meses no se diferenciaron 
      significativamente (85,3% sirolimus 3mg, 86,2% sirolimus 5mg, 90,9% 
      azatioprina, p=0,746) 

Además, los resultados del estudio están en la misma línea que los stent coronarios recubiertos con sirolimus empleados por lo general en la enfermedad arterial coronaria regular, con lo que se reducen las tasas de oclusión hasta un mínimo al emplear este tipo de stent cada vez más demandado.

Referencias

    
      (1) Avery RK. Cardiac-Allograft Vasculopathy. NEJM. 2003 349:829-830.
      (2) Taylor DO et al. The registry of the International Society for Heart 
          and Lung Transplantation: twentieth official adult heart transplant 
          report - 2003. J Heart Lung Transplant. 2003;22;6:616-624.

FUENTE St Vincent's Hospital, Sydney