The Lancet publica el primer año de resultados del estudio RIO-Europe

15 Abr, 2005, 14:17 BST de University Hospital Antwerp, Dept Diabetology, Metabolism and Clinical Nutrition

ANTWERP, Bélgica, April 15 /PRNewswire/ --

- Se ha publicado un informe en el que se llega a la conclusión de que rimonabant es una terapia prometedora para mejorar los factores de riesgo cardiovasculares y metabólicos

Hoy se han publicado en The Lancet los primeros resultados del ensayo a dos años Rimonabant In Obesity - Europe (RIO-Europe), un estudio clínico en Fase III que comparaba rimonabant, un agente terapéutico de una nueva clase conocido como bloqueador selectivo del canabinoide de tipo 1 (CB1), con placebo. Los descubrimientos han demostrado que los pacientes con sobrepeso u obesos que han tomado rimonabant 20mg una vez al día han demostrado una reducción importante del peso corporal, circunferencia de la cintura , un marcador de la adiposidad intra-abdominal, además de conseguir la mejora de la resistencia a la insulina y los perfiles de los lípidos y la glucosa. La mejora de la tasa de lípidos (colesterol HDL y triglicéridos) demostró ser independiente en parte a la pérdida de peso, que es un efecto directo de rimonabant sobre estos importantes parámetros del riesgo cardiovascular. Los descubrimientos del ensayo han demostrado un descenso del número de pacientes que padecen síndrome metabólico (i) en el grupo de tratamiento basado en rimonabant 20 mg/día.

A pesar de los avances en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares (CVD) conseguidos en los últimos años, las CVD siguen siendo la principal causa de muerte a nivel mundial. La obesidad es la principal amenaza pública, además de un importante factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares (ii). La obesidad se evalúa normalmente a través del índice de masa corporal (BMI); aún así, los últimos descubrimientos han demostrado que la obesidad abdominal es un predictor mucho mejor para los ataques al corazón que el peso o el BMI (ii). La reducción de las grasas abdominales es una de las principales prioridades para reducir el riesgo de padecer CVD (iii). Los resultados del estudio de un año RIO-Europe han confirmado el potencial de rimonabant para convertirse en una importante herramienta para la reducción de los diversos riesgos cardiovasculares, gracias a la reducción del peso corporal y a la mejora de los parámetros del síndrome asociados al sobrepeso o a las personas obesas.

En el primer año, los pacientes tratados con rimonabant 20mg/día perdieron una media de 6,6 kg (p<0.001 frente a placebo), en comparación con los 3,4 kg de los pacientes que se sometieron a un tratamiento basado en rimonabant 5mg/día (p=0.002 frente a placebo) y 1,8 kg los que fueron tratados con un placebo. Los pacientes que fueron tratados con rimonabant 20mg/día experimentaron un descenso medio de la circunferencia de su cintura de 6,5 cm (p< 0.001), en comparación con los 3,9 cm de los que se sometieron a un tratamiento con rimonabant 5mg (p=0.002 frente a placebo) y los 2,4 cm de los del grupo placebo.

Entre los pacientes que finalizaron el estudio, el 67,4% de los pacientes tratados con rimonabant 20mg/día perdieron más de un 5% del peso corporal inicial (p<0.001 frente a placebo), en comparación con el 44,2% de los pacientes del grupo rimonabant 5mg/día (p=0.001 frente a placebo) y el 30,5% del grupo placebo. Además, un 39% (p<0.001 frente a placebo) de los pacientes que utilizaron rimonabant 20mg/día perdieron más de un 10% del peso corporal inicial, en comparación con el 15,3% de los que utilizaron rimonabant 5mg/día y 12,4% de los que usaron placebo.

El porcentaje de pacientes que cumplieron con el criterio del síndrome metabólico se redujo en un 54% después de someterse a tratamiento basado en rimonabant 20mg, en comparación con el 21% de los pacientes tratados con placebo (p<0.001). Además de conseguir la reducción en el peso y circunferencia de cintura, también se consiguió una mejora estadísticamente más importante de los factores de riesgo metabólicos con rimonabant 20mg frente al placebo. En los pacientes tratados durante un año con el régimen rimonabant 20 mg/día, el colesterol HDL (colesterol bueno) aumentó en un 22,3% (p< 0.001 frente a placebo), en comparación con el 16,2% (p=0.005) del grupo tratado con rimonabant 5mg/día y el 13,4% en el grupo tratado con placebo. Los triglicéridos se redujeron en un 6,8% en los pacientes tratados con rimonabant 20 mg (p < 0.001 frente a placebo), en comparación con el aumento del 5,7% y 8,3% de los grupos de tratamientos rimonabant 5mg y placebo, respectivamente. Cerca del 50% de los cambios provocados por rimonabant en las cifras de colesterol HDL y triglicéridos fueron independientes de las pérdidas de peso observadas, lo que sugiere un efecto inverso del fármaco en los lípidos del metabolismo.

Se consiguió una reducción importante en los niveles de glucosa del plasma de un 0.09 mmol/L en los pacientes tratados con rimonabant 20mg (p=0.026 frente a placebo), frente al aumento de 0.03 mmol/L en los grupos tratados con placebo. Una conducta similar fue la que se consiguió en los niveles de insulina, que descendieron en 1.0 microIU/mL dentro del grupo rimonabant 20mg (p<0.001 frente a placebo) y en comparación con un aumento de 1.8microIU/mL del grupo tratado con placebo. Por último, se experimentó un descenso de un 0,3% en HOMA-IR (una medida de la resistencia a la insulina) en el grupo de tratamiento que utilizó rimonabant 20mg (p=0.002 frente a placebo), en comparación con el aumento del 0,4% del grupo tratado con placebo.

"Los resultados del ensayo de un año de RIO-Europe han indicado que los pacientes tratados con rimonabant 20mg/día experimentaron una notable mejora en diversos factores de riesgo cardiovasculares. No sólo han conseguido la reducción del peso corporal, sino que también han conseguido una reducción considerable de la circunferencia de la cintura, una medida para evaluar la peligrosa adiposidad intra-abdominal. Los pacientes también han experimentado una mejora de los perfiles de los lípidos y glicémicos", comentó Luc Van Gaal, doctor y profesor de Diabetología, Metabolismo y Nutrición Clínica del University Hospital Antwerp (Bélgica), y principal investigador del ensayo RIO-Europe. "Lo que es más esperanzador de los descubrimientos de este estudio son los efectos que rimonabant 20mg han causado en los factores de riesgo cardiovasculares y metabólicos, independientemente de la pérdida de peso", añadió.

Los descubrimientos del estudio RIO-Europe también indicaron que rimonabant fue tolerado de forma correcta. Los efectos secundarios fueron normalmente leves y transitorios, y normalmente fueron náuseas (4,3 %, 5,1 % y 12,9 % para los grupos placebo, rimonabant 5mg y rimonabant 20mg, respectivamente), diarrea (3 %, 6% y 7,2 % para placebo, rimonabant 5mg y rimonabant 20mg, respectivamente) y mareos (4,9 %, 7 %, 8,7 % para placebo, rimonabant 5mg y rimonabant 20mg, respectivamente). Sólo en muy pocos casos estos efectos secundarios hicieron que se tuviera que detener el tratamiento.

RIO Europe es un estudio internacional, multicentro, aleatorio, doble ciego, controlado por placebo de un grupo paralelo en el que se compararon dosis rimonabant 20mg/día y 5mg/día de placebo en 1.507 pacientes con sobrepeso/obesos (Indice de Masa Corporal (BMI) superior o igual a 30 kg/metros cuadrados o BMI > 27 con una co-morbidad (por ejemplo, dislipidemia, hipertensión). Después de un periodo de control de dos semanas, los pacientes recibieron la prescripción de una dieta hipocalórica leve (diseñada para reducir las calorías diarias en una ingesta de 600 kcal para hacer frente a las necesidades energéticas de los pacientes) y que entraron en un periodo de cuatro semanas tratados con placebo. Después, los pacientes fueron asignados de forma aleatoria para someterse a uno de los tres grupos de tratamiento: rimonabant 20 mg o 5 mg o placebo con una duración de 104 semanas a través de un tratamiento doble ciego en el que se utilizó un radio aleatorio de 2:2:1. En cada visita los pacientes recibieron un consejo sobre la dieta, y fueron instados a aumentar su actividad física. El estudio fue realizado en 60 centros de Europa y EE.UU. por un periodo de dos años.

RIO-Europe es uno de los cuatros estudios en Fase III incluidos en el programa RIO, que tiene como objetivo evaluar la eficacia y seguridad de rimonabant en la reducción del peso y de la mejora del factor de riesgo metabólico en cerca de 6.600 pacientes obesos o con sobrepeso. Los resultados de un año del estudio RIO-Europe se publicaron por primera vez en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, celebrado en Munich en septiembre de 2004. Los datos de los dos años fueron presentados recientemente en la sesión científica anual del American College of Cardiology, celebrada en Orlando (Florida, EE.UU.).

Las mejoras de los factores de riesgo metabólicos y cardiovasculares de los pacientes que recibieron rimonabant 20mg/día van más allá de lo esperado en lo que respecta a la pérdida de peso. La publicación ha llegado a la conclusión de que los resultados del primer año del estudio han demostrado que rimonabant consigue una pérdida de peso considerable, reducción de la circunferencia de la cintura y mejoras asociadas a diversos factores metabólicos y cardiovasculares, convirtiéndose en una gran promesa terapéutica.

(i) El síndrome metabólico es un término que engloba una serie de riesgos de la salud o enfermedades que aumentan las oportunidades de la persona de desarrollar una enfermedad cardíaca, derrames cerebrales y diabetes. Según la definición de la ATP III, el síndrome metabólico incluye al menos 3 de los siguientes criterios: obesidad abdominal: circunferencia de la cintura en los hombres >102 cm (40 pulgadas), mujeres > 88 cm (35 pulgadas); hipertensión: superior o igual a 130/85mmHg; hipertrigliceridemia: superior o igual a 150mg/ dL; bajo colesterol HDL: hombres <40mg/ dL, mujeres <50mg/ dL; abstención anormal de glucosa: superior o igual a 110mg/ dL.

(ii) Yusuf et al, Effect of potentially modifiable risk factors associated with myocardial infarction in 52 countries (the INTERHEART study): case-control study. The Lancet, Volume 364 Number 9438, September 11-17, 2004.

(iii) Ford et al, Increasing Prevalence of the Metabolic Syndrome Among US Adults. Diabetes Care, Vol 27, Number 10, October 2004

FUENTE University Hospital Antwerp, Dept Diabetology, Metabolism and Clinical Nutrition