Un equipo de expertos anuncia un proyecto de eficacia energética en el Empire State Building

06 Abr, 2009, 21:36 BST de Empire State Building

NEW YORK, April 6 /PRNewswire/ --

- Un equipo de expertos anuncia un revolucionario proyecto de eficacia energética en el Empire State Building

- El edificio de oficinas más famoso del mundo cuenta con un programa de mejora de más de 500 millones de dólares estadounidenses para incorporar un proyecto completo con el fin de reducir el uso energético en casi un 40%

Utilizando el Empire State Building como caso de pruebas y modelo, la consultora medioambiental de nivel mundial, sin ánimo de lucro, y socios de diseño y construcción - incluyendo la Clinton Climate Initiative (CCI), el Rocky Mountain Institute (RMI), Johnson Controls Inc. (NYSE: JCI) (JCI) y Jones Lang LaSalle (NYSE: JLL) (JLL) - han presentado hoy un innovador proceso para el análisis y retroutilización de las estructuras existentes para la sostenibilidad medioambiental.

Adoptado como elemento central del programa de mejora de más de 500 millones de dólares estadounidenses presentado en marcha para el edificio de oficinas más famoso del mundo, el programa se convierte en la primera aproximación completa que integra muchos de los pasos para utilizar la energía de forma más productiva. Se espera que el programa reduzca el consumo energético en más de un 38%. Y proporcione un modelo de réplica para proyectos similares en todo el mundo. La obra ya ha comenzado, y está previsto que finalice a finales del año 2010. El tiempo estimado para la ejecución de las obras es de 18 meses, consiguiendo el 50% del ahorro energético previsto. El equilibrio necesitará de 36 meses adicionales para estar terminado en 2013.

El proyecto demostrará la viabilidad para los proyectos de retroalimentación de eficiencia energética, reduciendo de forma considerable la eficiencia energética del edificio y reduciendo su huella de carbono, con periodos de pago sensibles y una mejora del beneficio.

Al finalizar el proceso de definición del proyecto, el equipo analizó los pasos que debían darse junto a los otros pasos de consecución de la sostenibilidad como parte del programa Empire State ReBuilding dentro del marco del sistema de evaluación existente USGBC LEED. Los cálculos internos han demostrado que el Empire State Building podrá disponer del certificado GOLD para el Leadership in Energy and Environmental Design (LEED) for Existing Buildings, y sus propietarios desean conseguir este certificado.

"Los edificios comerciales y residenciales contabilizan la mayor parte de la huella total de emisiones de carbono totales de las ciudades en todo el mundo - cerca del 70% en la ciudad de Nueva York. Comenzando en febrero de 2008, el Empire State Building se ha utilizado como banco de pruebas para crear un proceso replicable que reduzca el consumo energético y los impactos medioambientales", comentó Anthony E. Malkin, propietario del edificio de Empire State Building Company. "La mayor parte de los edificios nuevos se construyen teniendo en mente el medioambiente, pero la clave principal del progreso sostenible está en la reducción del consumo energético de los edificios y su huella de carbono".

"Este innovador proceso, que ha desarrollado nuevas técnicas para el modelado y la organización de un programa integrado, ofrece un camino destacado de la adopción en todo el mundo, consiguiendo importantes reducciones en las emisiones de gas efecto invernadero", indicó Malkin. "Además de los otros pasos llevados a cabo en el reciclaje de residuos y de desechos de construcción, el uso de materiales reciclados y de la limpieza verde y de productos de control de pestes, el modelo construido en el Empire State Building mejorará la velocidad de reducción del consumo energético y el impacto medioambiental, permitiendo operaciones más sostenibles - al tiempo que mejora de forma simultánea los beneficios y la comodidad de los propietarios. Este programa real, que se realiza en tiempo real, crea puestos de trabajo verdes reales".

Los socios del proyecto utilizan unas herramientas de modelado de creación existentes y nuevas en procesos nuevos y repetidos para analizar el Empire State Building y crear una comprensión completa de su uso energético, además de su eficacia y deficiencia funcional. Esto proporciona unas recomendaciones accionables, además de una curva de beneficio de costes que mejora la eficacia y que no daña el rendimiento de la línea base. En lo que respecta al estudio de más de 60 actividades opcionales, el equipo ha identificado ocho proyectos económicos viables, aplicando las renovaciones a escala de edificio, mejorando el sistema eléctrico y de ventilación y el espacio de los propietarios, que servirá para proporcionar un considerable retorno de las inversiones, tanto a nivel medioambiental como financiero.

"En este complicado clima económico, existe una extraordinaria oportunidad para las ciudades y propietarios de edificios de mejorar los edificios existentes para ahorrar dinero y consumir menos energía", dijo el Presidente Clinton. "Estoy orgulloso de que el trabajo de la iniciativa climática de mi fundación se haya llevado a cabo en 40 de las ciudades más grandes del mundo, incluyendo Nueva York, donde hemos desempeñado un papel central en la creación de un set único de socios que están trabajando para hacer que el proyecto de retromejora del Empire State Building se lleve a cabo. Se trata del tipo de colaboración innovadora vital para la protección de nuestro planeta en lo que respecta al desarrollo económico y su utilización de nuevo".

"Este proyecto muestra cada punto de experiencia, investigación e innovación que hemos acumulado en nuestros 125 años dentro de este negocio", afirmó Iain Campbell, vicepresidente de Johnson Controls, que presta servicio como compañía de servicios energéticos para el programa. "Es gratificante saber que señalamos a este edificio como uno de los principales logros de la generación de nuestros abuelos, y de este mismo modo nuestros nietos podrán recordarnos".

"Este proyecto no sólo reduce de forma considerable el impacto medioambiental del Empire State Building, sino que también hemos conseguido hacerlo de forma que se puede conseguir un destacado ahorro de costes en su construcción, además de para sus propietarios", indicó Raymond Quartararo, director internacional de Jones Lang LaSalle.

Con un coste de proyecto inicial estimado en torno a los 20 millones de dólares estadounidenses, los ahorros adicionales y redirección de los gastos previstos originalmente en el programa de mejora del edificio, además de un gasto adicional alternativo en las instalaciones de los poseedores, el Empire State Building conseguirá un ahorro en los costes energéticos anuales de 4,4 millones de dólares estadounidenses, reduciendo su consumo energético en un 40%, repagando sus costes netos extras en cerca de tres años y reduciendo su rendimiento de carbono general a través de ocho iniciativas clave, incluyendo:

    
    1. Mayor luminosidad en las ventanas: La readaptación de cerca de 6.500
       ventanas de vidrio aislante, utilizando los cristales y bandas 
       existentes para crear paneles aislantes con recubrimiento triple 
       construidos en nuevos componentes que reducen de forma considerable 
       tanto el calor del verano como la pérdida de calefacción en invierno.
    2. Mejora del aislamiento de radiadores: Se añade aislamiento detrás de
       los radiadores para reducir la pérdida de calor y conseguir un calor 
       más eficaz en el perímetro del edificio.
    3. Iluminación para propietarios, luz diurna y mejora de los enchufes:
       Introducción de mejoras en el diseño de iluminación mejorada, 
       controles de día y carga de enchufe con sensores de ocupación en las 
       áreas comunes y espacios de propietarios para reducir los costes de 
       electricidad y cargas de refrigeración.
    4. Sustitución de los controles de aire: Sustitución de las unidades de
       control de aire con frecuencia variable para los ventiladores, que 
       permiten un aumento de la eficiencia energética en las operaciones, 
       al tiempo que mejora el confort de los propietarios individuales.
    5. Mejora de la planta de enfriado: Reutilización de las células de
       enfriamiento existentes mientras que se eliminan y sustituye el 
       interior para mejorar la eficacia de enfriamiento y su control, 
       incluyendo la introducción de la frecuencia variable.
    6. Mejora del sistema de control del edificio completo: La mejora del
       sistema de control del edifico existente para la optimización de las
       operaciones HVAC, además de proporcionar información más detallada de
       subevaluación.
    7. Mejora del control de la ventilación: Introducción de la ventilación
       de demanda de control en espacios ocupados para mejorar la calidad de 
       aire y reducir la energía necesaria de la condición del aire externo.
    8. Sistemas de administración de aire para propietarios: Presentación de
       los sistemas individualizados, basados en la utilización de la energía 
       en red para cada uno de los propietarios, que permiten una 
       administración más eficaz del uso energético.

Recientemente se han lanzado varias iniciativas, incluyendo el programa CCI Building Retrofit y el PlaNYC de a ciudad de Nueva York en 2007, cuyo objetivo es reducir la importancia de la huella de carbono en las estructuras existentes de las principales ciudades. El programa piloto lanzado hoy en el Empire State Building es un avance frente a los pasos teóricos y de dirección de los planes de acción cuantificables, que se pueden adoptar a gran escala en todo el mundo. A través de las acciones tangibles anunciadas hoy por medio de la Clinton Climate Initiative, Johnson Controls Inc. y Jones Lang LaSalle, el Rocky Mountain Institute y Empire State Building Company, los propietarios de edificios dispondrán de un ejemplo práctico de la ruta de economía inteligente para los miembros responsables de la comunidad mundial. Este proyecto puede aumentar la confianza de las ciudades, estados y gobiernos de todo el mundo en los programas de viabilidad que ya han conseguido cambios positivos.

"Para hacer que las ciudades sean más limpias y eficientes desde el punto de vista energético, necesitamos urgentemente un modelo replicable de retroutilización de los principales edificios existentes. El ejemplo visionario ayudará a informar e inspirar sobre las iniciativas que pueden reducir las emisiones de carbono, ahorrar energía, ahorrar dinero, conseguir puestos de trabajo y proporcionar mejores lugares en los edificios de todo el mundo", destacó Amory B. Lovins, presidente y responsable científico del Rocky Mountain Institute.

El proceso de análisis completo está disponible online como materiales de fuentes abiertas para uso público en www.esbsustainability.com y www.esbnyc.com.

Si desea más información contacte con Adam Pietrala (+1-212-704-8176, adam.pietrala@edelman.com) o Viet N'Guyen (+1-212-704-4535, viet.n'guyen@edelman.com).

Acerca de la Clinton Climate Initiative

La William J. Clinton Foundation lanzó la Clinton Climate Initiative (CCI) con el fin de crear y conseguir el avance de las soluciones para los principales problemas que representaba el cambio climático. Trabajando con gobiernos y negocios de todo el mundo con el objetivo de hacer frente a las soluciones locales que sean sostenibles económica y medioambientalmente, la CCI se centra en tres áreas de programa estratégicas: aumento de la eficiencia energética en las ciudades, catálisis del suministro a gran escala de energía limpia y trabajo para la evaluación y valoración del carbono absorbido por los bosques. En cada uno de estos programas, la CCI utiliza una aproximación integral para hacer frente a las principales fuentes de emisiones de gas efecto invernadero y las personas, políticas y prácticas que suponen un impacto para ellas. La CCI sirve como brazo de acción de C40, una asociación de grandes ciudades de todo el mundo que se han comprometido a acelerar sus esfuerzos con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y de la cual Nueva York es miembro. Si desea conocer más sobre el trabajo de la Clinton Climate Initiative y de la William J. Clinton Foundation visite www.clintonfoundation.org. Contacto: press@clintonfoundation.org

Acerca de Johnson Controls Inc.

Johnson Controls (NYSE: JCI) es un líder mundial que proporciona ingenio a los lugares donde viven, trabajan y viajan las personas. Gracias a la integración de tecnologías, productos y servicios, creamos entornos inteligentes que redefinen las relaciones entre las personas y sus entornos. Nuestro equipo de 140.000 empleados crea un mundo más cómodo, seguro y sostenible a través de nuestros productos y servicios para más de 200 millones de vehículos, 12 millones de hogares y un millón de edificios comerciales. Nuestro compromiso con la sostenibilidad se basa en nuestro control medioambiental, correcta ciudadanía empresarial en nuestros lugares de trabajo y comunidades, y los productos y servicios proporcionados a los clientes. Si desea más información visite http://www.johnsoncontrols.com/. Contacto: Kari Pfisterer, +1-414-524-4017, Kari.B.Pfisterer@jci.com

Acerca de Jones Lang LaSalle

Jones Lang LaSalle (NYSE: JLL) es una firma de servicios profesionales y financieros especializada en bienes inmuebles. La compañía proporciona servicios integrales, prestados por equipos de expertos en todo el mundo, a clientes que buscan incrementar su valor mediante la adquisición, ocupación e inversión en bienes inmuebles. Con ingresos mundiales en 2008 por valor de 2.700 millones de dólares estadounidenses, Jones Lang LaSalle presta servicios a sus clientes en 60 países a través de sus 750 bases operativas alrededor del mundo, incluyendo 180 oficinas corporativas. La firma es líder de la industria en administración de propiedades e instalaciones corporativas, con una cartera mundial de aproximadamente 1.400 millones de metros cuadrados. LaSalle Investment Management, la división de inversiones de la compañía, es una de las firmas de inversiones inmobiliarias más grandes y diversificadas, con activos valorados en más de 46.000 millones de dólares estadounidenses. Para más información visite nuestro sitio web www.joneslanglasalle.com. Contacto: Craig Bloomfield, +1-312-228-2774, Craig.Bloomfield@am.jll.com

Acerca del Rocky Mountain Institute

El Rocky Mountain Institute (RMI), una organización sin ánimo de lucro 501(c)(3), se creó en 1982 por medio de los analistas de recursos L. Hunter Lovins y Amory B. Lovins. Lo que comenzó siendo un pequeño grupo de colegas centrados en la política energética ha crecido hasta convertirse en una institución de amplia base con cerca de 80 miembros a jornada completa, con un presupuesto anual de cerca de 12 millones de dólares (cerca de la mitad conseguidos por medio de la programación empresarial), y un alcance mundial.

Contacto: Josh Baran, +1-212-584-5000, josh@fenton.com

Acerca del Empire State Building

El Empire State Building es el "edificio de oficinas más famoso del mundo", y se encuentra en mitad del programa Empire State ReBuilding, valorado en 500 millones de dólares estadounidenses, sirviendo como principal cartera de W&H Properties de los edificios de oficinas del Pre-War Trophy. Desde que comenzó el programa Empire State ReBuilding en 2007, las nuevas inversiones en infraestructura, áreas públicas y comodidades han atraído los nuevos inversores de primer nivel en un abanico de industrias de todo el mundo. La robusta tecnología de transmisión del rascacielos da soporte a las instalaciones de emisión más importantes dentro del mercado más destacado del mundo. El Empire State Building fue elegido el edificio favorito de EE.UU. en una encuesta realizada por el Instituto Americano de Arquitectos. El Observatorio del Empire State Building es una de las atracciones más admiradas del mundo, y es el destino turístico principal en la zona. Si desea conocer más información sobre el Empire State Building visite www.esbnyc.com. Contacto: Adam Pietrala, +1-212-704-8176, adam.pietrala@edelman.com; Viet N'Guyen, +1-212-704-4535, viet.n'guyen@edelman.com

FUENTE Empire State Building