Un estudio con Rimonabant muestra importantes mejoras en HbA1c y en los factores de riesgo cardiometabólicos en personas con diabetes tipo 2

13 Jun, 2005, 14:18 BST de sanofi-aventis

LIEJA, Bélgica, June 13 /PRNewswire/ --

- Los resultados del ensayo RIO-Diabetes presentados en el congreso anual de la Asociación Americana de Diabetes, celebrado en San Diego

Los resultados de un ensayo de un año en fase III en 1045 pacientes con diabetes tipo 2 revelan que el tratamiento con rimonabant, el primero en una nueva clase de agentes terapéuticos llamados bloqueadores selectivos CB1, consigue, en los pacientes tratados con 20 mg, mejora significativamente HbA1c (una medida de control de glucosa en sangre), la dislipidemia (niveles anormales de grasa en sangre) y la presión sistólica con una reducción concomitante importante en la obesidad abdominal en comparación con los pacientes con diabetes tipo 2 tratados con fármacos orales contra la diabetes y que requieren mas control. El estudio también evaluó la seguridad y el perfil de tolerabilidad de rimonabant frente al placebo en pacientes con diabetes tipo 2.

Los resultados a un años del estudio RIO-Diabetes han presentados hoy en las sesiones científicas de la Asociación Americana de Diabetes celebradas en San Diego (California, EE.UU.) por Andre Scheen, director de la división de farmacología clínica, nutrición y trastornos metabólicos del Hospital Académico de Lieja (Bélgica), investigador principal del estudio RIO-Diabetes y miembro del comité de dirección del programa RIO.

"Los resultados del ensayo RIO-Diabetes indican que rimonabant ofrece una reducción significativa en HbA1c y puede ofrecer múltiples mejoras en los factores de riesgo metabólicos que son fundamentales para un tratamiento completo de las personas con diabetes tipo 2", comentó Scheen.

Objetivos y diseño del RIO-Diabetes

El ensayo RIO-Diabetes es uno de nuestros cuatro estudios en fase III que forman el programa RIO, que evalúa la eficacia y seguridad de rimonabant en las mejoras de los factores de riesgos cardiometabólico y en la pérdida de peso en más de 6.600 pacientes con sobrepeso y obesos estudiados en todo el mundo. Los cuatro ensayos del programa en fase III ha se han completado.

RIO-Diabetes es un ensayo en fase III, multinacional, multicentro, aleatorizado, doble ciego y controlado por placebo que compara dos regímenes de dosis fijas de rimonabant (5 mg y 20 mg una vez al día) con placebo durante un periodo de un año. El estudio ha sido realizado con 1.045 pacientes con diabetes tipo 2 en 151 centros de 11 países. Los objetivos del ensayo fueron evaluar la eficacia y seguridad de rimonabant en pacientes con diabetes tipo 2 ya tratados con o metformin o sulfonilurea. El estudio investigaba el efecto de rimonabant en HbA1c, en el contorno de la cintura, el peso corporal y en otros factores de riesgo cardiometabólico como la dislipidemia y la presión arterial, así como el síndrome metabólico. También se evaluaron la seguridad y tolerabilidad en un año de tratamiento.

Conclusiones del RIO-Diabetes

Entre todos los pacientes que participaron en el estudio RIO-Diabetes, los pacientes tratados con 20 mg de 20 consiguieron una reducción HbA1c del 0,7% frente al placebo (p<0,001) desde un valor inicial del 7,3%. El cuarenta y tres por ciento de los pacientes tratados con 20 mg de 20 frente a tan solo el 21% de los tratados con (p<0,001) alcanzaron un nivel HbA1c por debajo del 6,5%, el objetivo principal de tratamiento establecido por la Federación Internacional de Diabetes (IDF) (1) y la Asociación Americana de Endocrinos Clínicos (AACE)(2) . Entre los pacientes cuyos niveles de HbA1c al inicio eran superiores al 7%, el objetivo de tratamiento de la Asociación Americana de Diabetes (3), el 52,7% de los pacientes tratados con 20 mg de rimonabant frente al 26,8% de los pacientes tratados con (p<0,001) redujeron sus niveles HbA1c por debajo de esta marca al final del estudio. Más del 50% de la mejora obtenida en los niveles HbA1c observada con 20 mg de rimonabant 20mg se pudo atribuir más allá de la reducción de peso obtenida (p<0,001).

"Lo que destaca de estas conclusiones del estudio RIO-Diabetes es que incluso en una población de pacientes con un nivel medio HbA1c difícil de controlar, rimonabant ha podido obtener una reducción clínicamente importante", comentó Scheen.

El peso se redujo en 5,3 Kg. (11,7 libras) en los pacientes tratados con 20 mg de rimonabant al día frente a 1,4 Kg. (3 libras) en pacientes tratados con placebo (p<0,001). Además, los pacientes tratados con 20 mg de rimonabant se beneficiaron de una reducción del talle de 5,2 cm. (2 pulgadas) frente a 1,9 cm. (0,7 pulgadas) del grupo de placebo (p<0,001).

"La pérdida de peso conseguida con rimonabant en pacientes con diabetes puede ser una importante conclusión", comentó Michael D. Jensen, catedrático de medicina del Mayo Clinic College of Medicine en Rochester (Minnesota, EE.UU.). "El control de la glucosa con los tratamientos actuales se asocia a menudo con un aumento de peso. Este aumento de peso puede disminuir los beneficios del tratamiento y reducir las mejoras generales en el riesgo cardiometabólico", añadió.

Los niveles de colesterol HDL y de triglicéridos se vieron francamente mejorados con 20 mg al día de rimonabant durante un periodo de un año. Entre todos los pacientes que participaron en el estudio, el nivel de colesterol HDL aumentó en un 15,4% en el grupo de 20 mg de rimonabant al día frente al 7,1% en el grupo tratado con placebo (rimonabant 20 mg/día frente a placebo (p<0,001), una diferencia en comparación con el placebo del 8,3%).

Además, los triglicéridos se han reducido en un 9,1% en los pacientes tratados con 20 mg de rimonabant al en comparación con un aumento del 7,3% en el grupo de placebo (p<0,001), la diferencia entre ambos grupos ha sido del 16,4%. Como sucedió con los niveles HbA1c, más del 50% de las mejoras obtenidas en los niveles HDL van más allá de las atribuibles a la pérdida de peso conseguida (p<0,001). Además, las mejoras en los perfiles de lípidos, una reducción del 18,9% en la prevalencia de pacientes dentro de los criterios del síndrome metabólico, se dieron en el grupo de 20 mg en comparación con el 7,6% del grupo de placebo (p=0,007). El síndrome metabólico es un conjunto de anormalidades metabólicas relacionadas con la obesidad abdominal como subidas rápidas de glucosa, aumento del talle, dislipidemia aterogénica (bajo colesterol HDL o elevados niveles de triglicéridos) y aumento de la presión sanguínea, todos ellos asociados con un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares (4)

Seguridad y tolerabilidad en el estudio RIO-Diabetes

El estudio RIO Diabetes también evaluó la seguridad y tolerabilidad de 20 mg de rimonabant , 5mg y placebo, cuyos resultados coinciden con los datos del resto de ensayos en fase III del programa en el que participaron 6.600 pacientes. Los efectos secundarios fueron por lo general leves y transitorios y los más frecuentes fueron náuseas (12,1% para 20 mg de rimonabant al día, frente al 5,7% del placebo), vértigos (9,1% para 20 mg de rimonabant al día, frente al ,9% del placebo), diarrea (7,4% para 20 mg de rimonabant al día, frente al 6,6% para placebo), vómitos (5,9% para 20 mg de rimonabant al día, frente al 2,3% del placebo), hipoglucemia (5,3% para 20 mg de rimonabant al día, frente al 1,7% del placebo), fatiga (5,3% para 20 mg de rimonabant al día, frente al 3,7% del placebo) y ansiedad (5,0% para 20 mg de rimonabant al día, frente al 2,6% del placebo). La tasa de interrupción debido a estos efectos coincidió con las de otros ensayos del programa RIO (13,8% frente al 7,2% para 20 mg de rimonabant al día y placebo respectivamente en un año en todos los estudios RIO).

Adiposidad intrabdominal y diabetes

En la actualidad hay una epidemia global de diabetes y se prevé que el número de afectados crezca de los 194 millones de la actualidad a los 333 millones previstos para 2025 (5). La diabetes tipo 2 se asocia con un aumento de las enfermedades cardiovasculares y a la mayor presencia de obesidad abdominal y otros factores de riesgo cardiometabólico asociados con el síndrome metabólico en personas con diabetes tipo 2. La últimas conclusiones han demostrado que la obesidad abdominal es un indicador mucho mejor de un ataque al corazón que el peso o BMI (6). La obesidad abdominal se puede medir simplemente por el (7), y es un indicador de la adiposidad intrabdominal, la grasa oculta está en la parte más profunda del abdomen (8). Los hombres con un talle superior a 102 cm. (40 pulgadas) y las mujeres cuyo talle exceda los 88 cm. (35 pulgadas) se consideran abdominalmente obesos, según lo definen las directrices NCEP ATPIII (9).

Rimonabant

Rimonabant es el primero en una nueva clase de fármacos llamados bloqueadores CB1. Al bloquear selectivamente los receptores CB1 de forma tanto central como periférica en las células grasas y hepáticas, rimonabant ayuda a normalizar un sistema EC hiperactivo.

El ensayo RIO-Diabetes ha sido patrocinado por Sanofi-Aventis.

Referencias

1 European Diabetes Policy Group, Diabetic Medicine 1999;16:716-30.

2 American Association of Clinical Endocrinologists, Endocrine Pract (2002) 8 (Suppl. 1): 40-82

3 American Diabetes Association. Diabetes Care, Volume 28, Supplement 1, January 2005

4 Eckel RH, Grundy SM, Zimmet P. The Metabolic Syndrome. The Lancet 2005. Volume 365; 1415-1428.

5 International Diabetes Federation. Facts & Figures. Available at www.idf.org.

6 Yusuf et al, Effect of potentially modifiable risk factors associated with myocardial infarction in 52 countries (the INTERHEART study): case-control study. The Lancet, Volume 364 Number 9438, September 11-17, 2004.

7 Despres JP. Treatment of obesity: need to focus on high risk abdominally obese patients. BMJ. 2001;322;716-720.

8 Sharma AM, Adipose tissue: a mediator of cardiovascular risk. International Journal of Obesity, Volume 26, Suppl.24, S5-S7.

9 National Cholesterol Education Panel. ATP III Guidelines, September 2002.

FUENTE sanofi-aventis