Un nuevo informe insta a una aproximación novedosa para el tratamiento del asesino número 1 del mundo

27 Sep, 2016, 00:01 BST de The International Society of Hypertension

LONDRES, September 27, 2016 /PRNewswire/ --

Hay una revisión destacada que insta a las mejoras en la forma de tratar la hipertensión a escala mundial. The Lancet Commission on Hypertension cita las 'áreas sin resolver' que si se afrontar podrían ayudar a reducir la carga de la presión arterial elevada, la causa de fallecimiento número uno en el mundo.

Estas incluyen variaciones en la forma de medición de la presión arterial y un debate acerca de los niveles seguros de sal en la dieta.

Lanzada hoy por medio de la reunión científica de la International Society of Hypertension de Seúl, Corea del Sur, la comisión afirma que la hipertensión sigue sin un reconocimiento porque no hay síntomas y falta un control adecuado. A pesar del conocimiento amplio en torno a cómo prevenir y tratar la elevada presión arterial, la hipertensión afecta al 30% de los adultos de todo el mundo.

Stuart Spencer, editor ejecutivo senior de The Lancet, explicó: "La hipertensión es la principal causa de enfermedad cardiovascular, y a menudo se deja sin tratar. El informe identifica varios temas sin resolver, por ejemplo, cómo las personas en los países en desarrollo pueden acceder a tratamientos con fármacos y control, y pretenden promover nuevas formas de hacer frente a la hipertensión, tanto de forma individual como desde una perspectiva de salud pública".

El profesor Neil Poulter, director general entrante de la International Society of Hypertension (ISH), destacó: "Estamos encantados de que la comisión haya seleccionado lanzar este informe tan importante en nuestro evento. La hipertensión se propaga a gran escala y es esencial crear concienciación entorno a los profesionales de la salud y personas a escala mundial".

"Los principales factores de riesgo son todo aquello que suele convertirse en más habitual según las sociedades se 'desarrollan' - reducción del ejercicio, consumo de mayor cantidad de alcohol, consumo de más sal y calorías y menos ingesta de verduras y frutas. Estos factores, junto al proceso de envejecimiento, aumentan el riesgo de padecer una presión arterial elevada. Necesitamos asegurarnos de que las personas sepan que padecen presión arterial elevada. La respuesta está en mejorar el conocimiento y permitir unos métodos de control más eficaces".

La comisión examina las pruebas epidemiológicas y de ensayos y enfatiza dónde el apoyo es destacado y dónde se necesita más investigación. Indica que el número de personas con hipertensión se espera aumente en los países con ingresos bajos e ingresos medios sin no se actúa por medio de una acción concertada. Insta a llevar a cabo métodos más sofisticados de tratamiento individualizado basado en los descubrimientos de investigación robustos y nuevas investigaciones para rellenar los vacíos de conocimiento. Establece diez acciones prioritarias que se espera se adopten por medio de los gobiernos de todo el mundo para reducir la carga mundial de la hipertensión.

Si desea conocer el informa completo visite: http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(16)31134-5/fulltext

FUENTE The International Society of Hypertension