Un tribunal lleva a trámite una demanda colectiva de 750 millones de dólares contra General Motors of Canada

03 Mar, 2011, 13:50 GMT de Sotos LLP

TORONTO, March 3, 2011 /PRNewswire/ --

- Un tribunal lleva a trámite una demanda colectiva de 750 millones de dólares contra General Motors of Canada y Cassels Brock & Blackwell frente a la finalización en masa de los concesionarios canadienses de GM en 2009

Un tribunal de Ontario ha concedido ayer el estado de demanda colectiva a una demanda interpuesta por más de 200 antiguos concesionarios canadienses de GM en relación con la salida automovilística en 2009 de GM por los gobiernos de Canadá y Ontario.

La demanda, que solicita 750 millones de dólares en daños, indica que General Motors of Canada Limited (GM), una filial de General Motors Company, infringió la normativa de franquicias comerciales al eliminar los concesionarios.

También se nombra en la demanda a Cassels Brock & Blackwell LLP (Cassels), una importante firma legal canadienses mantenida para actuar por parte de los concesionarios canadienses de GM como anticipación de la reestructuración de GM. La demanda alega que Cassels estaba en conflicto de intereses, actuando de forma simultánea por parte del Gobierno de Canadá en relación con la salida automovilística de GM. Una de las condiciones para que GM accediera a los miles de millones de dólares con fondos gubernamentales era la eliminación de un gran número de concesionarios de GM.

La demanda alega que después de que GM presentara el paquete de finalización a los concesionarios afectados, Cassels les indicaría que consultaran a sus abogados individuales por un tiempo limitado, que es el que disponían para responder al paquete. Al ser incapaz de negociar como grupo, y sin un asesor legal de grupo, la amplia mayoría de los concesionarios firmó el paquete de finalización presentado por GM en lugar de arriesgarse a una demanda contra GM por medio de procedimientos formales de insolvencia mientas GM amenazaba con hacerlo si los concesionarios rechazaban la oferta. Los concesionarios tenían entre dos y cuatro días laborales para aceptar el paquete que se les había ofrecido.

GM evitó el procedimiento formal de insolvencia en Canadá, al contrario que en Estados Unidos, donde su compañía pariente redujo su red de concesionarios por medio de la cumplimentación de la formalización del Capítulo 11.

En una decisión de 68 páginas, el Honorable Justice G.R. Strathy describió los tumultuosos eventos que tuvieron lugar durante seis días en mayo de 2009, mientras que GM pretendía eliminar a los concesionarios. Estos eventos se han visto ocultados en buena parte a su desvelación pública por medio de acuerdos de confidencialidad firmados por los concesionarios en el momento de su finalización. (Tal y como se ha respaldado, los abogados de los concesionarios finalizados han comenzado con la libertad de solicitud de información de los gobiernos federales y provinciales en relación con la finalización automovilística de GM. Ambos gobiernos han denegado el acceso a miles de documentos, citando la necesidad de proteger los intereses comerciales de las terceras partes no nombradas, presumiblemente GM. Este rechazo se encuentra actualmente bajo apelación).

http://www.sotosllp.com/wp-content/uploads/2011/03/reasons-for-decision-certification.pdf

Al concluir que la justicia estaría mejor servida si permitiera que los concesionarios procedieran como una demanda colectiva, Justice Strathy remarcó: "[no] es realista pensar que una franquicia individual, que ha experimentado la pérdida de su negocio, esté financieramente o psicológicamente equipada para hacer frente a la prolongación, complicación y muy caro litigio con una de las mayores corporaciones de Norteamérica y una importante firma legal de Canadá." (Para. 161)

En relación a la demanda contra Cassels, el juez comentó: "[este] no es el típico caso de negligencia del abogado demandante", destacando que el caso proponía "importantes problemas relacionados a las actividades de los abogados para con sus clientes, sobre todo en el contexto de los grupos mantenidos" (Para. 164).

David Sterns, uno de los abogados de la demanda principal, declaró: "La eliminación de los concesionarios fue un desastre realizado por el hombre para clientes de negocios de propiedad familiar que se vieron forzados a pagar el precio de los problemas financieros de GM. Como resultado de esta decisión, los concesionarios tienen ahora la oportunidad de volver a reunir las piezas de forma conjunta y hacer la recuperación por su parte."

Trillium Motor World Ltd., un antiguo concesionario de GM en Toronto, ha sido designado para representar a los concesionarios finalizados en cada provincia.

Una copia de la decisión está disponible en:

http://www.sotosllp.com/wp-content/uploads/2011/03/reasons-for-decision-certification.pdf.

Una copia de la declaración de demanda presentada en el tribunal está disponible en:

http://www.sotosllp.com/class-actions/gm-dealers-claim/statement-of-claim/

Pour une copie de la declaration en francais cliquez (si desea una copia en francés visite):

http://www.sotosllp.com/class-actions/gm-dealers-claim/declaration/

Los concesionarios están representados de forma conjunta por las firmas legales de Toronto WeirFoulds LLP (http://www.weirfoulds.com) y Sotos LLP (http://www.sotosllp.com).

(Debido a la longitud de las URLs anteriores podría ser necesario copiar y pegar este hiperenlace en el campo de direcciones URL de su buscador de Internet. En caso de que existan espacios elimínelos).

Si desea más información:

David Sterns en dsterns@sotosllp.com o John Sotos en jsotos@sotosllp.com. Sotos LLP +1-416-977-0007

FUENTE Sotos LLP