Una nueva encuesta revela el devastador impacto de fármacos de epilepsia en la función cerebral normal

05 Sep, 2004, 18:00 BST de UCB Pharma

PARIS, September 5 /PRNewswire/ -- Casi la mitad de las personas que padecen epilepsia tienen problemas de aprendizaje y creen que no tienen capacidad de pensar lo suficientemente rápido, y hay un porcentaje mayor que reconocen sentir sueño con frecuencia, estar cansados o sentir letargo (1). Los resultados de una nueva encuesta europea han mostrado que los pacientes a menudo culpan de sus dificultades a los fármacos que ingieren para controlar su epilepsia, que los fármacos que debería ayudar a controlar los síntomas de su enfermedad.

Estos resultados han confirmado lo que muchos de los especialistas en epilepsia sospechaban desde hace tiempo: algunos tratamientos pueden suponer un impacto importante en las vidas diarias de las personas que padecen epilepsia, y la extensión de estos síntomas puede reducir la calidad de vida de los pacientes, un hecho que no debería ser infravalorado.

"A menudo escuchamos que demasiadas personas padecen no sólo por su epilepsia, sino también por los fármacos prescritos para tratarles", afirmó Hilary Mounfield, presidenta del European Committee of the International Bureau for Epilepsy (IBE), encargado de desarrollar la encuesta. Y añadió: "Las personas con epilepsia, y sus médicos, necesitan estar más atentos, y el sentimiento de sueño y sopor es un importante impacto en las vidas de las personas, por lo que es importante que su enfermedad reciba un tratamiento óptimo".

Un total del 56% de los encuestados asociaron su disfunción cognitiva a la medicación de la epilepsia, y entre el 45% y el 50% identificaron el trabajo, educación, actividades de ocio y relaciones familiares como las áreas en las que sufrían esas consecuencias. Estos problemas, como son la discapacidad de recordar nombres y caras, o el acceso a la memoria, a menudo han sido las más frecuentes, con una disminución que ha conseguido que las personas con epilepsia no consigan finalizar su proceso educativo, o conseguir trabajos seguros remunerados, además de no conseguir realizar tareas básicas, como recordar al lista de la compra o el número de teléfono de algún amigo:

"He perdido la confianza de hablar en público (se dedicaba a la enseñanza de ciencias), porque sé que tendré problemas para utilizar las palabras que deseo utilizar".

"Mi medicación inicial me ha producido efectos secundarios graves, afectando de forma considerable mi capacidad de funcionar. Tengo muchos cambios en el estado de ánimo y un cansancio excesivo, y he "perdido" 6 meses de formación".

La encuesta se realizó a 425 personas con epilepsia de Bélgica, Malta, Irlanda, Escocia y Dinamarca, y en ella se preguntó por los efectos de la epilepsia y el tratamiento de su "función cognitiva", su capacidad de aprendizaje y de pensar, lo somnolientos y cansados que se encontraban y su calidad de vida. Otros importantes descubrimientos de la encuesta fueron:

El 44% expresó que tenía muchas dificultades para aprender cosas nuevas

El 45% afirmó que pensaban las cosas de forma lenta o muy lenta

El 59% indicó que a menudo tenían sueño, estaban cansados o muy cansados

El 48% experimentaron estar moderadamente letárgicos o adormilados

El 63% sintió que los efectos secundarios experimentados les habían prevenido hacer actividades concretas o lograr objetivos

Al preguntarles cuales eran los efectos secundarios que deseaban evitar, el 38% de los encuestados respondieron que les gustaría no tener sueño o estar cansados como resultado de su medicina, el 16% deseaban no tener problemas de memoria y el 13% quería no padecer letargia o somnolencia. Uno de cada 12 desearon no padecer problemas de peso o de apetito relacionados con el tratamiento.

Esta encuesta recibió el apoyo de una beca educativa sin restricciones de UCB Pharma

Referencia:

1. Epilepsy and Cognitive Function Survey, International Bureau for Epilepsy, August 2004

Acerca de IBE

International Bureau for Epilepsy (IBE) se creó en 1961 como una organización de personas jurídicas y profesionales interesadas en los aspectos médicos y no médicos de la epilepsia. IBE se encarga de dirigir los problemas relacionados con la educación, empleo, seguros, restricciones del carné de conducir y concienciación pública. Bureau también trabaja junto a la International League against Epilepsy (ILAE), una organización de profesionales de la medicina implicados en los temas médicos y científicos relacionados con la epilepsia. IBE se fundó a través de sus miembros por medio de los capítulos y por su apoyo financiero por parte de otros contribuyentes.

International Bureau for Epilepsy proporciona ayuda por medio del ofrecimiento del apoyo internacional, creando médicos para el intercambio mundial de información, y en los casos en los que es posible, estableciendo estándares que proporcionan a los políticos la oportunidad de centrarse e identificar a todas las personas que padecen epilepsia. La mayor parte de este trabajo se ha logrado por medio de las comisiones laborales, compuestas de voluntarios expertos en su materia.

Acerca de UCB Pharma

UCB Pharma es una de las principales compañías farmacéuticas europeas, activa en los principales mercados mundiales y especializada en los campos de la alergia y las enfermedades respiratorias, así como en el tratamiento de trastornos del sistema nervioso central con sede en Bruselas (Bélgica). Entre los productos desarrollados por UCB Pharma se encuentran KEPPRA (R) (antiepiléptico), Nootropil (R) (regulador de la función cerebral), XYZAL (R) y ZYRTEC (R) (antialérgicos) y Tussionex (R) (antitusivo). UCB Pharma tiene más de 8.000 empleados en cerca de 100 países y en 2003 facturó 1.500 millones de euros.

FUENTE UCB Pharma