Una nueva encuesta revela el verdadero impacto del asma grave en la vida de las personas

28 Sep, 2015, 12:00 BST de Boston Scientific

MADRID, September 28, 2015 /PRNewswire/ --

Tanto el trabajo como la vida social y familiar se ven afectados por el asma grave; muchos pacientes refieren sentir ansiedad, depresión y aislamiento. 

Boston Scientific ha revelado hoy los resultados de una encuesta exhaustiva, que muestra la verdadera carga y las dificultades diarias a las que se enfrentan las personas con asma en Europa. ¿ Qué hay detrás del asma?, una encuesta a la que respondieron más de 850 personas con asma grave en toda Europa, ha hallado que el asma grave afecta diariamente a un cuarto de los encuestados, y hasta un 71% de ellos acusa sus efectos negativos de forma semanal[l]. Si bien la mayoría de los encuestados identificó su vida social (32%) como el aspecto más afectado por el asma, muchos mencionaron también una afectación de su vida laboral (23%), familiar (18%) y sexual (17%)[1]. Los principales expertos están abogando por la adopción de medidas urgentes destinadas a mejorar la atención a las personas con asma grave en Europa.

En esta encuesta se pide a los afectados de asma grave que evalúen el impacto que ejerce en su vida el asma grave, y les anima a consultar con los profesionales sanitarios cómo mejorar el control de su enfermedad. El asma grave afecta a aproximadamente 1,5 millones de personas en Europa[2], y algunos cálculos sugieren que casi una quinta parte de los asmáticos podrían presentar una forma grave de la enfermedad[3].  

De entre los encuestados que estudian o trabajan, casi la mitad (46%) admitió haber tenido que reducir su jornada o ausentarse más días debido a la enfermedad, y una cuarta parte considera que el hecho de padecer asma grave ha afectado negativamente a su carrera profesional, p. ej., al obligarles a cambiar de puesto o incluso a abandonar su empleo[1].

«Cuando estaba en la escuela primaria, tenía que ir al hospital unas seis veces al año a causa de crisis asmáticas graves», comenta Reah Yarworth, una británica de 24 años. «Esto afectó gravemente a mis estudios y preocupaba muchísimo a mi familia. En la escuela, me costaba mucho participar en las clases de educación física debido al asma; quería integrarme y jugar con los demás niños de mi clase, pero no era posible. La situación no mejoró cuando crecí; no podía irme de vacaciones con los amigos ni apuntarme al gimnasio, como otros chicos de mi edad».

A las personas con asma grave a menudo les resulta imposible realizar actividades que normalmente damos por sentadas, como las tareas domésticas sencillas, cuidar del jardín o reunirse con familiares y amigos. Según la encuesta, casi una cuarta parte de los participantes no habían podido reunirse en alguna ocasión con sus amigos o familiares a causa de los síntomas del asma[1]. Los encuestados indicaron también que su vida sexual se veía limitada por los síntomas de la enfermedad, y una cuarta parte declaró que el asma afectaba en gran medida a esta faceta de su vida[1]. La probabilidad de referir un efecto negativo del asma grave en la vida sexual es significativamente mayor entre los encuestados de sexo masculino (29% frente a 18%).

«Es obvio que el asma grave afecta profundamente a la vida diaria de las personas, dado que la encuesta ¿ Qué hay detrás del asma? muestra que una tercera parte de los participantes se sienten deprimidos y más de una tercera refiere sentimientos de ansiedad», ha señalado el Dr. Rob Niven, profesor de Medicina Respiratoria en el Iniversity Hopsital of South Manchester del NHS Foundation Trust. «Como profesionales sanitarios, también es importante notar que un porcentaje significativo de los pacientes con asma grave no responde a los medicamentos prescritos en la actualidad, lo cual es preocupante. Muchos de los encuestados mencionaron que un mejor control de los síntomas les permitiría ser más activos, y sentirse más libres y positivos en su vida.

Existen nuevas opciones terapéuticas no farmacológicas para tratar el asma grave, una de las cuales es la intervención denominada termoplastia bronquial (TB). La termoplastia bronquial es una intervención no farmacológica para tratar el asma grave en pacientes a partir de 18 años. Se espera que esta intervención, mínimamente invasiva, complemente a los tratamientos farmacológicos convencionales, con la consiguiente mejora del control de los síntomas y de la calidad de vida de las personas con asma grave. Los estudios han demostrado que la termoplastia bronquial posee un excelente perfil de seguridad y eficacia a largo plazo, con datos de seguridad de al menos cinco años[4],[5],  y una duración del efecto de al menos el mismo período[5],[6].

«El informe ¿ Qué hay detrás del asma? ayuda a poner de relieve las dificultades en el control del asma grave, e incide sobre experiencias importantes en la vida de las personas que padecen esta enfermedad. Esperamos que este informe contribuya a solventar estas dificultades para los asmáticos y sus familiares y seres queridos, así como para los profesionales sanitarios que ayudan cada día a controlar esta enfermedad potencialmente mortal», ha declarado Paraic Curtis, vicepresidente de la división MedSurg de Boston Scientific en Europa.

Sobre Boston Scientific 

Boston Scientific transforma las vidas de las personas mediante soluciones médicas innovadoras que mejoran la salud de los pacientes en todo el mundo. Somos una empresa con más de 35 años de liderazgo internacional en el sector de la tecnología médica y contribuimos al avance del campo biocientífico, ofreciendo una amplia gama de soluciones de alto rendimiento, dirigidas a cubrir las necesidades de los pacientes y reducir los costes sanitarios. Para más información, visite http://www.bostonscientific.eu, http://www.que-hay-detras-del-asma.es, y síganos en Twitter y Facebook.

Advertencia sobre las afirmaciones de carácter prospectivo 

Este comunicado de prensa contiene afirmaciones de carácter prospectivo según lo descrito en el Artículo 21E de la Ley del Mercado de Valores (Securities Exchange Act) estadounidense de 1934.  Estas afirmaciones de carácter prospectivo pueden identificarse por el uso de palabras como "anticipar", "esperar", "proyectar", "creer", "planificar", "planear", "estimar", "pretender" y otros términos semejantes.  Estas afirmaciones de carácter prospectivo están basadas en nuestras creencias, suposiciones y cálculos, derivados de los datos de los que disponíamos en el momento de emitir dichas afirmaciones, y no pretenden ser la garantía de ningún acontecimiento o nivel de rendimiento futuros.  Estas afirmaciones de carácter prospectivo incluyen, entre otras, las relacionadas con la comercialización de nuevos productos, con las aprobaciones de las autoridades de registro, y con el rendimiento e importancia de los productos y las ofertas competitivas.  Si las suposiciones en las que nos basamos resultaran ser incorrectas o, si se materializaran ciertos riesgos o dudas, los resultados obtenidos podrían ser sustancialmente distintos de las expectativas y las previsiones expresadas o implícitas en nuestras afirmaciones prospectivas.  En ciertos casos, estos factores han afectado y podrían afectar (junto con otros factores) a nuestra capacidad para establecer una estrategia empresarial, pudiendo provocar que los resultados reales difirieran considerablemente de los contemplados en las afirmaciones que se expresan en este comunicado de prensa.  Por tanto, se recomienda al lector que no deposite una confianza excesiva en ninguna de nuestras afirmaciones de carácter prospectivo.  

Entre otros, los factores que podrían causar tales diferencias son: las condiciones económicas, competitivas, de reembolso y de regulación futuras; la aparición de nuevos productos; las tendencias demográficas; la propiedad intelectual; los litigios; las condiciones del mercado financiero; y, las decisiones empresariales que tomen nuestra empresa y las empresas competidoras.  Todos estos factores son difíciles o imposibles de predecir con exactitud y muchos de ellos escapan a nuestro control.  Para obtener una lista y una descripción más detalladas de éstos y otros riesgos y dudas importantes que podrían afectar a nuestras operaciones futuras, véase el punto 1A, parte I, Factores de riesgo de nuestro último informe anual en el formulario 10-K presentado a la Comisión del mercado de valores, que podrá ser actualizado en el punto 1A, parte II, Factores de riesgo en los informes trimestrales del formulario 10-Q que hayamos presentado o que presentemos posteriormente.  Renunciamos a cualquier intención u obligación de actualizar o modificar públicamente cualquier afirmación de carácter prospectivo para reflejar los cambios en nuestras expectativas o en los acontecimientos, condiciones o circunstancias en que pudieran basarse dichas expectativas, o que pudieran afectar a la probabilidad de que

los resultados reales difieran de aquéllos mencionados en las afirmaciones de carácter prospectivo.  Esta declaración de advertencia es de aplicación a todas las afirmaciones de carácter prospectivo contenidas en el presente documento.

[1] Encuesta ¿ Qué hay detrás del asma? 2015

[2] European Lung White Book. Available online at http://www.erswhitebook.org/chapters/adult-asthma/. Last accessed July 2015

[3] S. Wenzel, Clinical & Experimental Allergy, 2012 (42) 650-658.

[4] Thomson N, et al. Long-term (5 year) Safety of Bronchial Thermoplasty: Asthma Intervention Research (AIR) Trial, BMC Medicine, 2011.

[5] Wechsler M, et al. Benefits of Bronchial Thermoplasty Persist Out to 5 years in Patients with Severe Asthma, Journal of Asthma and Clinical Immunology, August 2013

[6] Castro M, et al. Persistence of Effectiveness of Bronchial Thermoplasty Persist Out to 5 years in Patients with Severe Asthma, Journal of Asthma and Clinical Immunology, August 2013

FUENTE Boston Scientific