Uno de cada tres pacientes de cáncer que siente dolor afirma que su dolor es tan fuerte que desearía morir

07 Jun, 2007, 08:00 BST de European Pain in Cancer (EPIC) Survey

BUDAPEST- European Association of Palliative Care (EAPC) Congress, June 7 /PRNewswire/ --

- Uno de cada tres pacientes con cáncer que siente dolor cree que a veces su dolor es tan fuerte que desearía morir - a pesar de esto, los medicamentos de alivio del dolor se utilizan poco

- El mayor estudio de este tipo subraya la necesidad de mejora de los tratamientos para los dolores provocados por el cáncer

Dos de cada tres personas que sufren cáncer padecen dolores (n = 4.724) - a pesar de la disponibilidad de medicamentos que controlan el dolor, uno de cada tres de estos pacientes, cuando se les pregunta en profundidad sobre la enfermedad, afirman que en ocasiones su dolor es tan fuerte que desearían morir (n = 514), según los resultados interinos de la encuesta del European Pain in Cancer (EPIC), publicada hoy. El estudio ha demostrado que el dolor puede reducir de forma considerable la calidad de vida de los pacientes con cáncer, y que a menudo su tratamiento no es el indicado.

La encuesta EPIC, que ha reclutado a más de 4.000 pacientes con cáncer en 12 países de toda Europa, es la mayor realizada de este tipo, y se dedica a la investigación del impacto y tratamiento del dolor del cáncer. Sus resultados han demostrado que a pesar de que el dolor fue la razón de que un tercio de los pacientes contactados visitaran a su médico en primer lugar cuando se les diagnosticó el cáncer (n = 4.724), para muchos, a pesar de que el cáncer se trate de forma correcta, su dolor no es tratado de forma eficaz.

Los resultados de hoy han demostrado que el 73% de los pacientes han experimentado dolor que es atribuible al cáncer que padecen (n = 4.724). De todos los pacientes con cáncer que han experimentado dolor en el último mes, el dolor suele ser frecuente y duradero, y cerca de uno de cada tres afirma sufrir un dolor duradero durante más de un año (n=3.059).

Los pacientes que han experimentado dolor entre moderado y severo en el último mes, y que han experimentado un dolor al menos de carácter semanal, fueron seleccionados para participar en entrevistas exclusivas, que demostraron que el dolor tenía un impacto considerable sobre la calidad de vida y las relaciones personales de las personas con cáncer. En uno de cada tres pacientes, su dolor fue "intolerable", y más de las dos terceras partes de los encuestados afirmaron que su dolor de cáncer creó problemas en el desarrollo de las actividades diarias (n = 514). El 42% de los pacientes afirmó que su dolor afectaba a sus relaciones con la familia. Esta fue una condición que dificultó el mantenimiento de las relaciones normales, y que podría estar relacionado con el hecho de que las dos terceras partes de los pacientes sentía que las personas no comprendían lo que era ese dolor (n = 514).

"Los resultados de hoy han demostrado que las personas que luchan contra el cáncer sufren en silencio en lo que respecta al dolor del cáncer, afectando a su capacidad de llevar a cabo una vida normal e impactando de forma negativa en las relaciones familiares", comentó Lance Armstrong, superviviente de la enfermedad de cáncer y fundador y presidente de la Lance Armstrong Foundation. "A pesar de que se ha conseguido un rápido avance respecto a los tratamientos contra el cáncer en los últimos años, el tratamiento del dolor contra el cáncer es algo que debe continuar. La comunidad médica debe desarrollar un papel superior en proporcionar el tratamiento y apoyo a las personas que padecen cáncer".

A pesar de que las personas con cáncer reciben medicamentos para ayudar a tratar su dolor, casi las dos terceras partes de los pacientes (el 64%) ha indicado que en ocasiones su tratamiento de prescripción no es suficiente para controlarlo (n = 402). El 62% de los encuestados tomó fármacos prescritos para hacer frente al dolor, pero indicó que sigue padeciendo brotes de dolor cortos e intensos (n = 402) - mientras que la mitad de estos pacientes indica que al menos durante una semana, y al menos la cuarta parte de los pacientes afirmó que la duración de este dolor era diaria (n = 250). A pesar de que existe una clara evidencia de falta de control eficaz para el dolor, sólo el 36% de las personas con cáncer han recibido un opioide fuerte, el tipo de eliminación de dolor más fuerte (n =402).

Quizá, debido a estos problemas y a la reluctancia de los medicamentos tradicionales, el 66% de los pacientes está utilizando métodos alternativos, como el calor y los masajes, para intentar controlar el dolor, mientras que más de un tercio está recurriendo a los eliminadores de dolor (n = 451). Más de la mitad de los pacientes comentaron que pagarían "lo que fuera por un tratamiento contra el dolor si supieran que fuera eficaz" (n= 514).

Otro factor en la baja tasa de tratamiento del dolor contra el cáncer se basa en los problemas de comunicación entre los pacientes y sus médicos. La mayor parte de los pacientes encuestados en profundidad habían planteado de forma proactiva el tema del dolor con su médico para hablar de ello, mientras que la cuarta parte de los pacientes indicaron que su médico no siempre les preguntaba sobre su dolor (n = 514). Un tercio de los pacientes sintió que su médico no tenía tiempo suficiente para hablar sobre sus dolencias (n = 514).

"La encuesta EPIC ha demostrado que a pesar de que existen tratamientos eficaces disponibles, los pacientes con cáncer que sufren dolor no siempre reciben el tratamiento adecuado", indicó el doctor Franco De Conno, MD, FRCP, director de la Unidad de Tratamientos Paliativos y de Rehabilitación del National Cancer Institute (Foundation), Milán, y director honorario de EAPC. "Los médicos deberían comunicarse de forma regular con los pacientes en lo que respecta a su dolor, utilizando los tratamientos disponibles y asegurando que los fármacos menos eficaces no deberán seguir utilizándose cuando una alternativa superior podría mejorar de forma considerable el tratamiento contra el dolor, y por tanto, la calidad de vida".

Notas de los redactores

Acerca de la encuesta

La encuesta EPIC se llevó a cabo a través de una compañía de investigación de mercado independiente y bajo los auspicios de la European Association of Palliative Care (EAPC) y con la ayuda del Panel de Control, formado por la European Oncology Nursing Society (EONS), la Lance Armstrong Foundation y OPEN Minds - un grupo de destacados expertos de Europa especializados en la investigación y tratamiento de los dolores persistentes - además de recibir el patrocinio de la beca formativa restringida de Mundipharma International Limited.

    
    Los objetivos de la encuesta fueron:

    - Investigación del impacto del dolor en los pacientes con cáncer
    - Creación de la prevalencia del dolor para pacientes en todas las fases
    de cáncer en Europa
    - Conocimiento de las prácticas de tratamiento actuales y niveles de
    satisfacción, además de la identificación de los vacíos en el
    aprovisionamiento existente del tratamiento de dolor eficaz para los
    pacientes de cáncer en Europa
    - Exploración del impacto del dolor en la calidad de vida de los que lo
    padecen

Metodología

EPIC se realizó en 11 países de Europa: República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Noruega, Rumania, Suecia, Suiza, Reino Unido e Israel.

Los pacientes fueron reclutados a través de una amplia sección de población, incluyendo pacientes con enfermedad en cualquiera de sus fases (primaria, localmente avanzada, avanzada y metastásica). En cada uno de los países se llevaron a cabo muchas rutas potenciales de reclutamiento, incluyendo el reclutamiento a través de los médicos tanto de tratamiento primarios como secundarios, grupos de pacientes, paneles de pacientes online y anuncios en los periódicos. A pesar de ello, los métodos de reclutamiento fueron limitados a las regulaciones individuales de los países. Las unidades de dolor especializadas y los centros de cuidados paliativos no se estudiaron para evitar mezclas en la recolección de datos.

Se contactó con 4.824 pacientes con cáncer para concertar entrevistas, evaluando la prevalencia, severidad y frecuencia del dolor del cáncer. El 57% (2.753) de los pacientes controlados en la encuesta - siendo estos pacientes evaluados según la intensidad de su dolor como 5 o por encima (en una escala de 0 a 10, donde el 0 supone la no existencia de dolor y 10 es el peor dolor imaginable) y habían experimentado un dolor recurrente varias veces al mes o más durante el mes pasado. Todos los pacientes controlados tenían una edad de 18 años o más y sufrían tumores sólidos o de sangre. Se controlaron 2.071 (43%) pacientes.

De los pacientes controlados en la encuesta, se seleccionaron 2.339 para la segunda fase del estudio, y de estos se eligieron de forma aleatoria 514 pacientes para completar el cuestionario de actitud en profundidad. Estos pacientes padecieron dolor recurrente en el último mes, con una frecuencia superior a la de varias veces a la semana.

La copia de la encuesta European Pain in Cancer está disponible a través de los contactos mostrados a continuación o visitando www.EPICsurvey.com

La encuesta EPIC recibió el apoyo de la beca educativa restringida de Mundipharma International Ltd, Cambridge, Inglaterra.

    
    Si desea más información contacte con: 

    Rebecca Burton (en el congreso EAPC)
    Cohn & Wolfe
    Email: rebecca_burton@uk.cohnwolfe.com
    Móvil: +44-7968-702-993

    Aoife Gallagher
    Cohn & WolfeEmail: aoife_gallagher@uk.cohnwolfe.com
    Móvil: +44-207-331-2324

FUENTE European Pain in Cancer (EPIC) Survey