Varios estudios sugieren que VIRAMUNE puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular

11 Jul, 2001, 12:18 BST de Boehringer Ingelheim

  • Un régimen basado en VIRAMUNE mejora el perfil lipoproteínico de los pacientes infectados con el VIH-1

Buenos Aires, Argentina - Los resultados provisionales de tres estudios presentados esta semana en la I Conferencia Internacional sobre Patogénesis y Tratamiento del VIH demuestran que VIRAMUNE (nevirapina) puede mejorar el perfil lipoproteínico de los pacientes infectados por el virus de inmunodeficiencia humana, incluyendo un aumento del HDL (lipoproteínas de alta densidad o colesterol 'benigno'), mejora de la relación colesterol/HDL y reducción de los niveles de triglicéridos.

Aunque estos datos provisionales necesitan ser confirmados con nuevos estudios, algunas de las conclusiones presentadas esta semana en el congreso de Buenos Aires sugieren que VIRAMUNE puede aportar una ventaja cardioprotectora no ofrecida por otros regímenes de tratamiento contra el VIH basados en inhibidores de la proteasa. Las investigaciones realizadas señalan que podría existir una relación entre el uso de un régimen de tratamiento basado en inhibidores de la proteasa y la incidencia de enfermedad de la arteria coronaria prematura y aterosclerosis carótida en personas infectadas por el VIH(1, 2). VIRAMUNE es un inhibidor de la transcriptasa inversa no nucleósido (NNRTI) indicado para su uso en combinación con otros agentes antirretrovirales en el tratamiento del VIH.

Subestudio del ensayo clínico Atlantic: FRAMS

El subestudio FRAMS (Conclusiones de la redistribución de grasa y respuesta metabólica) del ensayo clínico Atlantic señala que los pacientes tratados con VIRAMUNE, ddI y d4T lograron una mejora de su perfil lipoproteínico tras 24 semanas de tratamiento. Esta respuesta no se observó en pacientes que recibieron tratamiento con indinavir (inhibidor de la proteasa) o 3TC (análogo del nucleósido) en combinación con los agentes ddI y d4T.

"Asumiendo que estos cambios fueran sostenidos, VIRAMUNE puede tener un efecto cardioprotector. En este estudio, el régimen basado en VIRAMUNE logró un aumento del 49% del HDL, una cifra muy superior a la observada con medicamentos específicos para la mejora del colesterol", ha explicado el doctor Peter Reiss, del Centro Médico Académico/Centro Internacional de Evaluación de Terapias Antivirales de Amsterdam.

El principal objetivo de este subestudio era evaluar diferencias potenciales en el perfil lipoproteínico de los pacientes utilizando tres estrategias de tratamiento. En este análisis, los investigadores evaluaron a 114 pacientes representativos de los 298 participantes en el estudio Atlantic. Las tres ramas del subestudio fueron: d4T y ddI en combinación con VIRAMUNE, con indinavir o con 3TC.

Los investigadores determinaron el perfil lipoproteínico en las muestras de plasma recogidas de los pacientes al principio del tratamiento y tras seis y 24 semanas. Transcurridas 24 semanas, los pacientes tratados con VIRAMUNE alcanzaron un aumento del 49% en el HDL y un descenso del 14% en la relación colesterol/HDL. Esta relación está considerada como el mejor factor de predicción de riesgo de futuras enfermedades coronarias en enfermos no infectados por el VIH.

Subestudio de lípidos del ensayo clínico COMBINE

Los datos del subestudio FRAMS son similares a los del estudio internacional COMBINE, otro de los presentados en la Conferencia. Las conclusiones del subestudio de lípidos de este ensayo clínico demuestran que la terapia basada en VIRAMUNE contribuye más eficazmente a aumentar el nivel de lipoproteínas de alta densidad y a alcanzar una mejor relación de colesterol/HDL que el tratamiento basado en el inhibidor de la proteasa nelfinavir.

Los investigadores analizaron las variaciones en el metabolismo de un subgrupo de 43 seropositivos del estudio COMBINE. Tras 12 semanas de tratamiento, el 53% de los pacientes tratados con nelfinavir registraron aumentos del nivel de lipoproteínas de baja densidad (colesterol 'maligno'), siendo necesaria la intervención médica. En cambio, pocos pacientes tratados con VIRAMUNE necesitaron intervención médica para mejorar su nivel de LDL (22,2%).

COMBINE es un estudio aleatorio y multicéntrico realizado en 142 hospitales de España y Argentina. El estudio compara la eficacia y seguridad de VIRAMUNE en combinación con Combivir y de nelfinavir en combinación con Combivir en pacientes que previamente no han recibido ningún tratamiento antirretroviral.

Análisis de lípidos: estudios sobre VIRAMUNE y efavirenz

Un tercer estudio analizó el efecto sobre el colesterol, los triglicéridos y la redistribución de las grasas en el organismo de los pacientes cuando sustituyeron el tratamiento basado en un inhibidor de la proteasa por un inhibidor de la transcriptasa inversa no nucleósido, tanto VIRAMUNE (n=290) como efavirenz (n=414). Tras seis meses de tratamiento, los niveles medios de triglicéridos descendieron un 21% en los pacientes tratados con VIRAMUNE, mientras que los niveles de triglicéridos en los pacientes tratados con efavirenz no variaron. El nivel de colesterol total se redujo un 7% en los pacientes tratados con VIRAMUNE, mientras que en el otro grupo no se produjo ningún cambio.

Estas conclusiones proceden de un análisis completo de todos los estudios publicados o presentados en las conferencias internacionales sobre el SIDA y el VIH entre 1998 y 2001 en los que se informó de la evolución del colesterol total y los triglicéridos en el plasma sanguíneo tras sustituir el tratamiento con un inhibidor de la proteasa por VIRAMUNE o efavirenz. En este análisis se evaluaron los datos de 18 estudios, en los que participaron un total de 1.310 pacientes, sin límite a la duración del tratamiento previo con un IP. Debido a que se trata de un análisis retrospectivo de los datos clínicos, deben tenerse en cuenta los criterios empleados en cada uno de los estudios utilizados.

VIRAMUNE

La indicación de VIRAMUNE está basada en un análisis de los cambios en los puntos de interés del estudio, tales como la carga viral o el número de células CD4+. Hasta el momento no se han publicado resultados de estudios clínicos controlados en los que se evalúe el efecto de VIRAMUNE en combinación con otros agentes antirretrovirales sobre la progresión clínica de la infección del VIH-1. Cuando se administra este fármaco sólo el virus se vuelve resistente rápidamente.

El efecto secundario más relevante desde el punto de vista clínico de VIRAMUNE es la aparición de irritaciones cutáneas (16%) y síntomas hepáticos. Otros efectos secundarios generalmente asociados a este medicamento son las fiebres, las náuseas y los dolores de cabeza. Algunos pacientes tratados con VIRAMUNE han padecido reacciones cutáneas y casos de toxicidad hepática graves, incluyendo casos fatales. Algunos de estos casos se han producido después de un tiempo de exposición breve. Las 12 primeras semanas de tratamiento con VIRAMUNE son un período crítico durante el cual los pacientes deben ser evaluados intensivamente. No debe reiniciarse el tratamiento con VIRAMUNE una vez que han surgido reacciones hepáticas, cutáneas o de hipersensibilidad severas.

La dosis adecuada de VIRAMUNE para pacientes adultos es una tableta de 200 miligramos al día durante los primeros 14 días (se utiliza este período de adaptación porque se ha observado que reduce la frecuencia de los problemas epidérmicos). A continuación se puede comenzar a administrar dos pastillas de 200 mg al día. Si se administra VIRAMUNE solo, el virus se vuelve resistente rápidamente. Para el tratamiento de la infección del VIH-1, VIRAMUNE debe administrarse siempre en combinación con otros agentes antirretrovirales.

VIRAMUNE es un producto desarrollado desde el inicio por Boehringer Ingelheim Phaermaceuticals Inc., una empresa perteneciente al grupo Boehringer Ingelheim. VIRAMUNE se comercializa en todo el mundo a través de Boehringer Ingelheim. Esta compañía adquirió recientemente los derechos de comercialización en todo el mundo de un nuevo inhibidor de la proteasa en fase de investigación, tipranavir.

Para más información sobre Boehringer Ingelheim o VIRAMUNE, visite http://www.boehringer-ingelheim.com.

Sesión oral de la Conferencia Internacional sobre la Patogénesis y el Tratamiento del VIH: martes 10 de julio, de 12.30 a 14.00 (hora local) en San Isidro. Presentaciones:

- 496: Perfil lipoproteínico en pacientes infectados por VIH y tratados con terapia antirretroviral basada en nevirapina: resultados del estudio Atlantic. M. Van der Valk, J. Kastelein, R. Murphy, C. Katlama, A. Horban, M. Glesby y P. Reiss.

- 506: Cambios metabólicos y antropométricos observados en pacientes infectados por el VIH tratados con COMBIVIR (ZDV/3TC) en combinación con nelfinavir o nevirapina (subestudio del estudio COMBINE). C. Fisac, N. Virgili, E. Ferrer, C. Vilarasau, A. Pita, M. Lacárcel y D. Podzamczer.

- 484: El cambio de un tratamiento con inhibidor de la proteasa por nevirapina ocasiona un mejor perfil de lípidos que el cambio por efavirenz. S. Imperiale, H. Carlier.

Referencias:

(1). Henry K, Melroe H, Huebsch J, et al. 'Enfermedad coronaria severa y prematura en pacientes tratados con inhibidores de la proteasa'. The Lancet 1998; 351: 9112.

(2). Maggi P, Serio G, Epifani G et al. 'Lesiones prematuras de los vasos carótidos en pacientes infectados por el VIH-1 tratados con inhibidores de la proteasa'. AIDS 2000; 14: 123-8.

Agentes antirretrovirales mencionados en este comunicado: d4T (Zerit, stavudine), ddI (Videx, didanosina), ambos de Bristol-Myers Squibb Co.; indinavir (Crixivan), de Merck & Co Inc.; 3TC (Epivir, lamivudina), de Glaxo SmithKline Inc; efavirenz (Sustiva), de DuPont Pharma; nelfinavir (Viracept), de Agouron Pharmaceuticals Inc.

FUENTE Boehringer Ingelheim