Comisionada Laboral impone multa de $2.2 millones a centro de cuidado residencial por robo de salarios: los cuidadores trabajaban turnos de 24 horas por menos de $2 la hora

Aug 06, 2015, 14:12 ET from California Department of Industrial Relations, California Labor Commissioner's Office

SAN DIEGO, 6 de agosto de 2015 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- La comisionada laboral de California, Julie A. Su, emitió más de $2.2 millones en multas a los dueños de tres centros de cuidado residencial en el condado de San Diego por graves infracciones de robo de salarios. La investigación reveló que a nueve cuidadores los obligaron a trabajar turnos de 24 horas, seis a siete días a la semana, por un salario de $1.25 a $1.80 por hora.

Las multas se emitieron a Fairhill Castle LLC y sus propietarios, Lamberto "June" y Jesusan Deleon, de Spring Valley, por infracciones del salario mínimo, horas extra, período de comidas y compensación de trabajadores de septiembre de 2013 a agosto de 2014. Deben pagar $1,332,129 por salarios y primas no pagados, $716,846 por daños liquidados y $171,305 en sanciones civiles.

"Estos cuidadores merecen que se les pague todo lo que se les debe por su trabajo", dijo Christine Baker, directora del Departamento de Relaciones Industriales (DIR). "Los empleadores que nieguen a sus trabajadores el pago justo que se les debe serán responsables de remediar el problema y pagar los salarios que se deben". La Oficina del Comisionado Laboral, conocido oficialmente como la División para el Cumplimiento de las Normas Laborales (DLSE), es una división del DIR.

Los investigadores descubrieron que los Deleon empleaban a dos personas, generalmente un matrimonio, en cada uno de sus centros situados en Fairhill Drive, Prather Place y San Diego Street en Spring Valley. Les daban la tarea de cuidar las 24 horas a los residentes de edad avanzada que padecían de demencia en fase avanzada o de mal de Alzheimer, muchos de ellos confinados a la cama o recibiendo cuidado de hospicio. Los cuidadores trabajaban turnos de 24 horas, seis a siete días a la semana, pero solo les pagaban entre $900 y $1,300 al mes en efectivo.

La investigación también halló que los Deleon no informaron salarios a las agencias estatales, federales y locales apropiadas, ni tenían un historial de cobertura de compensación de los trabajadores durante los ocho años que operaron los centros. Aunque generalmente la entidad comercial es multada por violaciones a la ley laboral, en este caso el señor Deleon, el miembro gerente de la LLC, también fue multado como individuo porque causó las infracciones mediante su control diario de las operaciones de los centros.

Antes de la conclusión de la audiencia de apelaciones en este caso durante este año, los Deleon cerraron los centros de cuidado residencial bajo el nombre comercial Fairhill Castle. El local de Fairhill Drive fue reabierto posteriormente bajo un nuevo nombre, Jade House, y su hija mayor, Emmercelle M. DeLeon, fue nombrada dueña y única propietaria.

"Este es un ejemplo clásico de los pasos que dan los empleadores que infringen la ley para no pagar a trabajadores explotados los salarios que les deben", dijo la comisionada laboral, Julie Su. "Por eso es que estamos responsabilizando a los individuos que realizan el robo de sueldo, para que no puedan ocultarse detrás de una fachada corporativa y les sea difícil evitar su responsabilidad hacia los trabajadores".

Entre sus amplias responsabilidades de aplicación de la ley, la Oficina del Comisionado laboral inspecciona los centros de trabajo para determinar si se cometen violaciones de salarios y horarios, adjudica reclamaciones salariales, impone las tarifas salariales predominantes y las normas de aprendizaje en obras públicas, investiga quejas por represalias, emite licencias y registros para negocios y educa al público sobre las leyes laborales.

La campaña de concienciación pública El robo de sueldo es un crimen, lanzada el año pasado por el DIR y su Oficina del Comisionado Laboral, ha contribuido a que los trabajadores conozcan sus derechos. La campaña abarca publicidad impresa y en exteriores en varios idiomas, así como anuncios comerciales de radio en estaciones étnicas en inglés, español, chino, vietnamita, hmong y tagalo.

Los empleados que tengan preguntas o quejas relacionadas con el trabajo pueden ponerse en contacto con el Centro de Llamadas del DIR en inglés o español en el 844-LABOR-DIR (844-522-6734). La Línea de Información para los Trabajadores de California 866-924-9757 proporciona información grabada en inglés y español sobre diversos temas relacionados con el trabajo.

Para consultas de medios contacte a Erika Monterroza al (510) 286-1164 o a Peter Melton al (510) 286-7046. Se alienta a los medios suscribirse para recibir alertas por correo electrónico sobre comunicados de prensa del DIR u otras notificaciones departamentales.

https://www.facebook.com/CaliforniaDIR
https://twitter.com/CA_DIR
https://www.youtube.com/user/CaliforniaDIR
http://www.dir.ca.gov/email/listsub.asp?choice=1

El Departamento de Relaciones Industriales de California, creado en 1927, protege y mejora la salud, seguridad y bienestar económico de más de 18 millones de trabajadores y ayuda a sus empleadores a cumplir con las leyes laborales estatales. El DIR es parte de la Agencia del trabajo y desarrollo de la fuerza laboral. Para consultas no relacionadas con los medios contacte al Centro de atención telefónica de Comunicaciones del DIR al 1-844-LABOR-DIR (1-844-522-6734) para obtener ayuda para localizar la división o programa apropiada en nuestro departamento.

FUENTE California Department of Industrial Relations, California Labor Commissioner's Office

SOURCE California Department of Industrial Relations, California Labor Commissioner's Office



RELATED LINKS

http://www.dir.ca.gov