La retirada del recurso por FinCEN reivindica el reto de los Cierco

19 Feb, 2016, 23:13 GMT de Ramon and Higini Cierco

WASHINGTON, Feb. 19, 2016 /PRNewswire/ -- La retirada del recurso Sección 311 contra la Banca Privada d'Andorra por parte de FinCEN es una victoria para los clientes, los empleados y todos los accionistas de BPA incluida la familia Cierco, accionistas mayoritarios del banco. Desde que el FinCEN público su "Notice" ilegal hace casi un año, los Cierco han luchado vigorosamente para limpiar su nombre por lo que interpusieron una demanda en una corte federal contra el Departamento del Tesoro norteamericano y el FinCEN para forzar que se retirará el "Notice". El anuncio de FinCEN retirando su "Notice" reivindica a los Cierco y a BPA.

Eric Lewis, el coordinador global de los Cierco declaró:" los Cierco deberían haber necesitado nunca la demanda para que se les hiciera justicia. El caso venia de una disputa entre reguladores que en última instancia se hizo pagar a BPA.  FinCEN no supo apreciar que BPA era uno de los bancos europeos importantes del sector con todos los controles anti-lavado de dinero funcionando. Es más que irónico que FinCEN haya justificado la retirada de su "Notice" aludiendo a la importante parte de "activos buenos" de BPA.  Si FinCEN hubiera hecho los deberes hubiera revisado los activos al inicio del proceso tal como le exige la ley, nunca hubiera publicado el Notice contra BPA.

En Octubre del 2015 los Cierco demandaron al Departamento del Tesoro norteamericano,  el FinCEN y sus máximas autoridades en los Estados Unidos para forzar al FinCEN a retirar su Notice.  La esencia del caso según los Cierco fue que, de hecho, el Notice era ilegal porque FinCEN no había tenido en cuenta (como así le exige la ley) las amplias y legítimas actividades financieras del banco, que se vieron absolutamente dañadas por la acción del FinCEN. De hecho, la demanda de los Cierco remarcaba que, repetidamente, el FinCEN rehúsa a considerar las actividades legítimas de los bancos a los que ataca con la Sección 311 del Notice.

En un paso para lavar su cara, FinCEN ha retirado ahora el Notice para evitar la revisión legal y judicial de sus acciones. La retirada coincide con la valoración del juzgado tanto sobre su reciente "Motion to dismiss" como de la petición de los Cierco de un juicio rápido. El próximo 11 de Marzo, 2016 FinCEN habría tenido que responder en el juzgado a la demanda de los Cierco de que el Notice era ilegal, aspecto que FinCEN no ha negado jamás. Al retirar el Notice FinCEN evita el riesgo de que sea forzado a defender sus acciones  o reconocer públicamente que, efectivamente, el Notice fue ilegal

Desde el inicio de este episodio, los Cierco han sido muy claros acerca de la falta de pruebas y han buscado respuestas para entender los preocupantes acontecimientos que se han dado durante el proceso 311:

1) Las acciones del FinCEN se basaron en incidentes que BPA ya había identificado e incluso notificado a sus reguladores un año antes. Los reguladores andorranos no informaron acerca de la carta que BPA les mandó en marzo 2014 ni mencionaron que de hecho BPA ya había informado acerca de estos incidentes y tomado todas las medidas necesarias.

2) BPA era periódicamente auditado, para cumplir con todas las medidas anti lavado, por parte de empresas de auditoría internacionales, incluyendo KPMG y Deloitte. Estas validaron sus políticas y procedimientos anti lavado de dinero . Por otra parte , el regulador andorrano valido el programa de Anti lavado de dinero de BPA en 2009 y 2012.

3) Maria Cosan, la actual directora del INAF, fue la encargada de KPMG, durante varios años, para llevar a cabo las auditoria anti lavado de BPA hasta el momento de su nombramiento como Director del INAF en enero de 2013. Durante la auditoría AML 2012, KPMG tuvo conocimiento de los tres casos citados en el "Notice of Finding" emitido por el FinCEN. KPMG desplazo gente de alto nivel de toda Europa para asegurarse de que no había problemas sistémicos de lavado de dinero en BPA. No hallaron nada.

4) Después de la emisión de la sección 311, el gobierno andorrano recluto a la firma PricewaterhouseCoopers para llevar a cabo una extensa y costosa auditoria de todas las cuentas de BPA . Los resultados de esta auditoría no se han hecho públicos, pero es ampliamente conocido que la auditoría no mostró ninguna evidencia de que se hubiera producido lavado de dinero dentro de BPA .

Los acciones recientes del FinCEN demuestran que BPA no hizo nada incorrecto, y ahora los Cierco exigen justicia y el retorno de su banco . Exigen igualdad, justicia y que se rindan cuentas .

Teniendo en cuenta el giro que ha dado el FinCEN , BPA exige que el INAF pare de inmediato sus actuaciones injustificables en la transferencia de los activos a Vall Banc, y que lleven a cabo las negociaciones correctivas y pertinentes que permitan hacer justicia para con la familia Cierco . Ha pasado casi un año y los Cierco, los empleados de BPA, la gente de Andorra, y la comunidad financiera mundial tienen derecho a saber por qué se tomó esta drástica acción contra una institución financiera que en todo momento cumplió con la ley.

Esto no es sólo un problema para los Cierco a la hora de impugnar la expropiación ilegal; están en juego la credibilidad y el compromiso con el estado de derecho por parte de Andorra. Andorra ha declarado públicamente que no tiene poder para actuar en contra de los dictámenes del FinCEN . Ahora el FinCEN ha retrocedido. Es hora de arreglar las cosas

FUENTE Ramon and Higini Cierco