Puntos clave sobre la retirada del "Notice de la Sección 311" contra la Banca Privada d'Andorra

21 Feb, 2016, 03:25 GMT de Ramon and Higini Cierco

WASHINGTON, 21 de febrero de 2016 /PRNewswire/ -- La retirada de la Sección 311 del FinCEN contra la Banca Privada d'Andorra es una victoria trascendental para los clientes, los empleados de BPA, y todos sus accionistas, incluidos los accionistas mayoritarios, la familia Cierco. Desde que el FinCEN emitió el "Notice" ilegal hace casi un año, los Cierco han luchado con fuerza para limpiar su nombre, demandando en un tribunal federal al Departamento del Tesoro de los EE.UU. y al FinCEN para forzar así la retirada de los "Notices". El anuncio del FinCEN comunicando que se han retirado los "Notices" reivindica a los Cierco y a BPA. Los intentos del FinCEN para sugerir que el "Notice" ya no era necesario carecen de fundamento. El FinCEN sabía que sus acciones acabarían siendo castigadas en los juzgados.

  • Momento cuestionable: El Departamento del Tesoro presentó su último documento en apoyo de su moción1 para desestimar el caso contra los Cierco a las 9:35 pm del pasado jueves 18 de febrero de 2016. En 25 páginas de discusión, el Departamento del Tesoro no trató de apoyar los fundamentos de hecho de los "Notices" de la sección 311, sino que basó su respuesta exclusivamente en argumentos técnicos, alegando que los Cierco no deberían poder cuestionar sus acciones. Lo más notable es que el Departamento del Tesoro y su agencia de control de lavado de dinero, el FinCEN, argumentaron que las acciones de los bancos y del Gobierno de Andorra para que dejaran de hacer negocios con BPA,  eran totalmente voluntarias - que las acciones del FinCEN no tenían nada que ver. Además argumentaron esto sin tener en cuenta el hecho de que el FinCEN es el ejecutor principal de las políticas de lavado de dinero para los bancos regulados, y que el "Notice" invitaba expresamente a los gobiernos extranjeros a tener acciones en contra de BPA. El FinCEN también sabía que Andorra no querría ni podría tomar acciones contrarias a las directivas del FinCEN puesto que Andorra ha dejado claro más de una vez que no desafiaría al FinCEN.
  • Giro de 180º en 12 horas: El mismo día que presento sus alegaciones al juzgado, y en un esfuerzo para evitar el escarmiento judicial por haber emitido el "Notice de la Sección 311", el jefe del FinCEN lo rescindió, haciendo pública dicha rescisión al día siguiente. Esta acción es una indicación clara e inequívoca de que los funcionarios que tomaron esta decisión estaban preocupados por:
    • La finalización del periodo para presentar las alegaciones en oposición a la demanda de los Cierco, con lo que le juez podía emitir un fallo en cualquier momento. Por lo tanto, el FinCEN tenía una necesidad inmediata de impedir un posible fallo adverso - sobre todo en la cuestión de que los afectados pudieran desafiar la imposición de la "Notice de la Sección 311" -cuando se les impusiera por primera vez - y antes de que entre en vigor. Esto es importante porque una vez que la "Notice de la Sección 311" surta efecto, los bancos colapsan rápidamente y no hay ninguna institución que pueda cuestionar las acciones del FinCEN. El FinCEN quería limitar la capacidad de hacer daño de los bancos pero sin tener que rendir cuentas ante la ley en los tribunales.
    • El 11 de marzo, el FinCEN estaba obligada a presentar una oposición a la demanda presentada por los Cierco de tener un juicio sumario, lo que le obligaba a defender la imposición del "Notice Sección 311" sobre el fondo del asunto. El FinCEN no respeto la ley en la imposición del "Notice", por lo que le era necesario encontrar la manera de evitar hacer frente a esa respuesta que debía presentar. De hecho, en el momento de notificar a la Corte la retirada de las "Notices", el FinCEN hizo esfuerzos para informar también de que no tenía ninguna intención de responder a la moción de sentencia sumaria, a la luz de la retirada de los "Notices".
    • Ocultando los hechos: Si el caso hubiera continuado, el FinCEN y el Departamento del Tesoro tendrían que haber presentado ante el Tribunal la base sobre la que se impuso la "Notice de la Sección 311". Además, se expondría a un descubrimiento del caso. A lo largo de este proceso las autoridades americanas, españolas y andorranas han trabajado en completo secreto; sólo dando pequeños detalles, a través de un comunicado de prensa, de lo que dicen que fue la razón para designar BPA.2
  • Nada nuevo: Lo que es absurdo sobre los cargos impuestos por el Gobierno americano es que están basados en unos casos que el Regulador andorrano conoce desde hace años. Estos casos fueron investigados en profundidad por KPMG a finales de 2012 y principios de 2013 y no se encontraron indicios de lavado de dinero sistemático. De hecho, BPA proporcionó a los reguladores andorranos un sumario de estos casos, de los que ya eran conscientes, casi un año antes de la acción del FinCEN.3 Los mismos tres casos que fueron investigados por KPMG y que conocía el regulador andorrano eran los mismos tres casos citados por la FinCEN en su nota de un año después, sin ninguna mención de que era la propia BPA la que había informado de estos incidentes.
  • Incluso los auditores: La familia Cierco, como accionistas, y Ramón y Higini Cierco, como Copresidentes y miembros del Consejo de Administración, contrataron a las firmas de auditoría KPMG y Deloitte quienes aprobaron las políticas y procedimientos de blanqueo de capitales de BPA año tras año durante más de una de una década. Además, el programa anti-blanqueo de BPA fue aprobado por el regulador andorrano en 2009 y 2012.
    • Maria Cosan no puede llevar la razón en los dos lados: BPA contrató a KPMG como expertos para revisar y analizar los procesos del banco, así como sus cuentas, para asegurarse de que eran compatibles con los estándares internacionales de anti-blanqueo de capitales. Sorprendentemente, Maria Cosan, ahora cabeza del INAF, aprobó las auditorías anuales de BPA como empleada de KPMG. Maria Cosan, Directora del INAF, era plenamente consciente de los tres casos citados por la FinCEN en 2012. La auditoria de KPMG sobre BPA del 2012 fue examinada y aprobada por los más altos ejecutivos de KPMG, incluido su Director Global de Lucha contra el Blanqueo de Capitales para Europa, África, y Oriente Medio. A día de hoy, los Cierco están extremadamente preocupados por el hecho de que KPMG no quiera presentar la información que refleja que los Cierco les contrataron para la búsqueda y elaboración de informes. Si en KPMG no respaldan su trabajo cuando se toman las acciones pertinentes, el informe de KPMG presentado sobre el valor ilícito de las acciones tomadas, se pondría en duda el valor de cualquier persona que solicita servicios de consultoría y revisión externa.
  • Chivo expiatorio y relaciones diplomáticas: Para vergüenza del gobierno de Estados Unidos, es evidente que la acción contra el BPA no era sobre el banco, era sobre el hecho de que los EE.UU. no podían exigir a Andorra superar las leyes estadounidenses contra el blanqueo de capital. Esta era una cuestión intergubernamental y BPA fue el chivo expiatorio en una disputa entre países sobre la política de prevención de blanqueo de capitales.
    • Antón Smith, Consejero Económico de la Embajada de Estados Unidos en España constató que después de que los EE.UU. mostraran su malestar con el sistema financiero andorrano decidieron  "usar el martillo" en contra de BPA. El martillo fue el "Notice de la Sección 311", reflejado en  jerga diplomática, causado por la negativa de Andorra para acatar las solicitudes americanas en su sector bancario.4
  • Cuando se detectó, primero mintieron,  luego intentaron cubrirlo y, finalmente, dijeron que todo fue un malentendido: Cuando se recriminó el lapsus de Anton Smith, la Embajada de Estados Unidos en Madrid extendió su discurso preparado de que no le constaban los comentarios 'Hammer' y que tales comentarios no se hicieron. El equipo que trabaja para el Cierco se hizo con el video de su discurso y lo tradujo. La Embajada después de dichas acciones no hizo comentarios. Más tarde volvió a la versión del mal entendido. Estas declaraciones contradicen los argumentos poco acertados y dañinos que FinCEN presentó ante el tribunal  sobre que las acciones de Andorra fueron el resultado de acciones independientes y de que no guardaban relación alguna con las "Notices del FinCEN"
  • ¿Dónde está el problema? El Gobierno de los EE.UU. trabajó entre bastidores sin revisión, sin tener en cuenta la responsabilidad judicial, en coordinación con los reguladores andorranos y españoles lanzado un frenesí de informaciones falsas y sin fundamento a los medios que "designaron" de forma irresponsable a BPA como un banco para el blanqueo de capitales. Como se ha mencionado varias veces,  todas las cuentas señaladas por el FinCEN y otros, eran ya conocidas y se estaban tratando de la forma pertinente.
    • Estaba vacío: El gobierno Andorrano estaba avergonzado debido a que su única prueba eran unas cuentas del banco que habían sido denunciadas un año antes y también habían revisadas por expertos de AML de KPMG, por ello trajeron a PWC para llevar a cabo una auditoria exhaustiva del banco que duró casi un año. Alrededor de 100 auditores fueron enviados o dispersados por sus redes internacionales buscando cuentas en el banco y cobrando decenas de millones de dólares. Que encontraron? Obviamente nada de importancia, de modo contrario hubiera sido publicado para que la agencia pudiera recuperar un poco de credibilidad. PWC ha rechazado numerosas peticiones por parte de los Cierco para acceder al informe.
  • FinCEN se esconde en la oscuridad: La agencia se espera hasta última hora de un viernes para comunicar en medio de un ciclo de noticias que rescinden su sección 311 contra BPA aclamando que estaban satisfechos con las acciones tomadas por parte del gobierno andorrano. Es mas que irónico que el FinCEN haya justificado la retirada de la nota refiriéndose a los "activos buenos" de BPA. Si el FinCEN hubiese considerado estos "activos buenos" al principio de este proceso, tal y como era requerido por ley, nunca hubiese emitido la "Notice del 311".
    • ¿Por qué tan rápido ? En toda la historia de las emisiones de 311 del FinCEN, nunca han actuado con tanta rapidez como en el caso de Banca Privada d' Andorra para retirar una designación 311.5 NUNCA. El gráfico vinculado a continuación demuestra que el tiempo más rápido para anular una orden  ha sido a BPA (a los 11 meses) . La mayoría de los anuncios  no se retiran hasta que el banco se ha vendido por completo ya muchos años después de la notificación . En este caso, pararon su carga y accedieron a la demanda de los Cierco para detener este esfuerzo ridículo para destruir su banco sólo para conservar su credibilidad profesional y poder estatuario.
    • Vall Banc es BPA!: La nota del 311 nunca tendría que haber sido emitida, y el FinCEN tendría que haber considerado la legitimidad del banco, lo cual no hicieron. BPA nunca debió haber sido cerrada. De hecho, el FinCEN demuestra su incoherencia cuando dice: "debido al esfuerzo de AREB de traspasar las 'cuentas buenas' del banco a Vall Banc, BPA ahora esta limpia. Vall Banc es BPA! De hecho, los activos de BPA no han sido traspasados a Vall Banc, continuan siendo de la propiedad de BPA. Ya que BPA estaba limpia, Vall Banc está limpio. Esta mal y es ilegal el expropiar un banco limpio.
  • High Five y palmaditas en la espalda para Andorra!?  FinCEN aplaude descaradamente los esfuerzos de Andorra en su notificación de retirada de la nota . El nivel de incompetencia y la subversión completa del estado de derecho de Andorra es irritante . BPA fue expropiada ilegalmente por el estado sin ninguna evidencia de mala conducta , sin ningún proceso adecuado para los acusados , y ninguna responsabilidad por los legisladores y reguladores que se equivocaron.
    • Andorra no compartió la carta de marzo de 2014 con el FinCEN y tampoco explicó al FinCEN que BPA ya había reportado estos incidentes y había llevado a cabo todas las acciones necesarias. En otras palabras, parece que el FinCEN actuó basándose en el enorme fracaso de Andorra a la hora de revelar la información, llevándoles a la conclusión de que BPA estaba cubriendo blanqueo de capitales en vez de la conclusión opuesta y correcta – que BPA era proactivo a la hora de informar de incidentes para un seguimiento regular.
    • Las autoridades andorranas no informaron al FinCEN de que conocían los tres incidentes del la norma 311 del FinCEN desde 2012.
    • El FinCEN "usó el martillo" en el caso BPA porque Andorra no se ponía de acuerdo en imponer ciertas limitaciones en transacciones de dinero en el sistema entero y Andorra no respondió como ellos esperaban. Tras ver que el sistema financiero había sido cerrado por su falta de cooperación, las autoridades andorranas actuaron por decreto para salvarse a sí mismas de más escrutinio público y apuntaron al FinCEN cada vez que los Cierco trataron de razonar. Andorra ha declarado públicamente su falta de poder para actuar contra el FinCEN. Ahora el FinCEN ha dado marcha atrás. Es hora de hacer las cosas bien.
  • Momento de Justicia: Visto el cambio dado por el FinCEN, los Cierco demandan que INAF pare todos los procedimientos injustificados para transferir activos a Vall Banc y negociar para conseguir justicia para la familia Cierco. Los "activos buenos" de BPA que habían sido propuestos para traspasarlos a Vall Banc deberían ser devueltos a los Cierco, sus inocentes y legítimos dueños.
  • Ha pasado casi un año y los Cierco, los empleados de BPA, la gente de Andorra y la comunidad financiera global tienen derecho a saber porque esta acción tan drástica fue tomada contra a una institución financiera respetuosa con las leyes.
    • En el momento de su cierre, BPA tenía un valor de 600 millones de Euros. Andorra ahora ha puesto un valor negativo al banco para poder justificar su pérdida de activos en búsquedas infructuosas de actividades de blanqueo de capitales y una venta a precio de saldo a amigos del gobierno que están dispuestos a cooperar para cubrir lo ocurrido.
    • En el transcurso de este año, los Cierco han tratado que todos los accionistas cooperaran para salvar el valor de la institución en nombre de sus depositantes, empleados y accionistas. Los Cierco han propuesto tres planes alternativos para evitar que Andorra malgastara el capital del banco mientras huía de su responsabilidad por haber destruido BPA. Los Cierco han pedido el apoyo del FinCEN para conseguir una resolución posible. Los Cierco aún esperan poder formar parte de un proceso transparente y constructivo que respete todos los objetivos regulatorios legítimos al mismo tiempo que haga justicia con todos los afectados, incluyendo a todos los empleados y depositantes inocentes de BPA.

1 Reply in Support of Motion to Dismiss by Defendants Jacob Lew, U.S. Department of the Treasury, Jennifer Shasky Calvery, and the Financial Crimes Enforcement Network - https://www.scribd.com/doc/299871631/REPLY-IN-SUPPORT-OF-MOTION-TO-DISMISS-BY-DEFENDANTS-JACOB-LEW-U-S-DEPARTMENT-OF-THE-TREASURY-JENNIFER-SHASKY-CALVERY-AND-THE-FINANCIAL-CRIMES-ENFO

2 FinCEN Names Banca Privada d'Andorra a Foreign Financial Institution of Primary Money Laundering Concern, March 10, 2015
https://www.fincen.gov/news_room/nr/pdf/20150310.pdf

3 March 24, 2014 Self Reporting Letter from BPA to INAF

4 Anton Smith en Foro Internacional antiblaqueo de capitales de Ausbanc, May 25, 2015 https://www.youtube.com/watch?v=j2aPNwxlp-w&feature=youtu.be

5 Special Measures for Jurisdictions, Financial Institutions, or International Transactions of Primary Money Laundering Concern https://www.fincen.gov/statutes_regs/patriot/section311.html

FUENTE Ramon and Higini Cierco