Ramón e Higini Cierco ("los hermanos Cierco") buscan la retirada de FinCEN de su noticia imperfecta acerca del BPA Group

08 Sep, 2015, 13:11 BST de Sphere Consulting

- Ramón e Higini Cierco ("los hermanos Cierco") buscan la retirada de FinCEN de su noticia imperfecta acerca del Grupo Banca Privada d'Andorra ("BPA Group")

La reciente acción de un Tribunal Federal de Estados Unidos pone en cuestión los poderes de FinCEN y pone en marcha la creación de normas de BPA

WASHINGTON, 8 de septiembre de 2015 /PRNewswire/ -- Ramón e Higini Cierco, vicepresidentes no ejecutivos del Grupo Banca Privada d'Andorra y accionistas controladores del BPA Group, solicitaron la retirada del aviso de FinCEN del 6 de marzo de 2015 y reconsiderar si es necesaria alguna acción o acción diferente de desarrollos de intervención que han transformado por completo el contexto y las bases de evidencia del aviso anterior, basándose en las normas del Juez Cooper, del Tribunal del Distrito de Columbia de Estados Unidos, el 27 de agosto de 2015 en el caso de FBME Bank Ltd. frente a Lew, Caso Número 15-cv 01270 (CRC).

Eric Lewis, coordinador legal global de los hermanos Cierco, afirmó: "Este aviso debería rescindirse, ya que un tribunal de Estados Unidos ha descubierto que FinCEN no ha logrado cumplir con los requisitos del Administrative Procedure Act ('APA') en dos aspectos materiales. Estos mismos principios legales son los que dictan la retirada del aviso". El Juez Cooper descubrió que FinCEN no proporcionó toda la información pública acerca de en lo que se basaba para emitir su mantenimiento de norma final acerca de que FBME era una institución de "primero de la preocupación de blanqueo de dinero", y en segundo lugar, FinCEN no logró explicar porqué las penalizaciones alternativas potencialmente viables pero menos drásticas no se habían impuesto en lugar de una quinta medida especial, que prohibía a las instituciones financieras nacionales de mantener las cuentas de banca correspondientes con FBME. La aplicación de la quinta medida especial cierra de forma eficaz un banco internacional.

El aviso de FBME contra FBME contenía descubrimientos específicos acerca de la actividad de blanqueo de dinero que estaba más propaganda y que aumentó las preocupaciones de seguridad nacionales frente a los descubrimientos específicos realizados en el aviso en lo que respecta a BPA, incluyendo el apoyo de los fundadores de Hezbolá y los proliferadores de armas de destrucción masiva en Siria. Y por los registros de FBME parece que estas violaciones no fueron auto-indicadas por medio de FBME, sino que más bien se descubrieron a través de los responsables el gobierno por medio de investigaciones clasificadas.

Lewis explicó: "La posición de BPA es bastante diferente, ya que los tres principales casos citados por FinCEN en el aviso de proposición de creación de normas fueron indicados por BPA al regulador de Andorra un año antes de la emisión del aviso". BPA escribió al responsable de regulación (la misma persona que anteriormente fue auditor responsable de las políticas de compatibilidad de certificado BPA) en torno a estas "cuentas de reputación de riesgo" e hizo referencia a las mismas para su investigación. Estos temas fueron todos ellos sujetos de la acción gubernamental en la que BPA era completamente cooperativa.

Los reguladores de Andorra no informaron a FinCEN de que BPA había informado acerca de estos temas de forma voluntaria tiempo antes de la emisión del aviso de proposición de creación de normas. Esto fue parte de una conducta de negligencia imprudente y no responsabilidad por medio de los reguladores de Andorra, que tal y como indicó Anton Smith, de la Embajada de Estados Unidos en España, llevó a FinCEN a "usar el martillo" del aviso de la sección 311 y propuso la imposición de sanciones más severas, la quinta medida, contra BPA.

Lewis comentó: "BPA sigue siendo un banco expropiado que las autoridades andorranas parecen estar preparadas para desechar de forma que esté desprovista de transparencia, gastando cientos de millones de euros, imponiendo pérdidas a miles de depositarios inocentes y llevando a cientos de personas a perder el trabajo. Con ello, es esencial que FinCEN de los pasos responsables para detener la cadena de injusticia que Andorra pone en movimiento con su negligencia y para la que Ciercos está pagando el precio, tanto a nivel financiero y con lo que respecta a su reputación".

La imposición de la sanción más severa, la quinta medida, está completamente inexplicada y parece estar totalmente injustificada por ninguna evidencia o precedente. Tal y como se indicó en los comentarios de Ciercos, las acciones de los directores del consejo de administración de BPA, en la búsqueda voluntaria en un régimen normativo de la UE por medio de la ampliación en España, en su empleo y responsabilidad de sus auditores, y con el crecimiento en marcha dentro de los negocios de administración de activos principalmente en España, son un indicativo de una institución responsable y transparente, no de una institución que busca negocios opacos o inadecuados. Los reguladores de Andorra fueron inequívocos al indicar la aproximación proactiva de BPA y el responsable de la Andorran Financial Intelligence Unit, Carles Fiñana Pifarré, confirmó en su certificado más reciente, la declaración: "[BPA] cumple de forma estricta con los preceptos legales contenidos en la ley [Andorran AML], habiendo además estado sujeto a varias auditorias externas, que certifican no solo lo anterior, sino que también lo hacen sobre los mecanismos necesarios para la formación y prevención. Puede confirmar también que en los últimos tres años BANCA PRIVADA D'ANDORRA S.A. no ha sido objeto de ninguna acción correctiva o medida de penalización sobre blanqueo de dinero y financiación de terrorismo".

Lewis concluyó: "En lugar de pasar tiempo y esfuerzos intentando avanzar en forma de aviso basado en premisas defectuosas e imprecisas, al final FinCEN deberá retirar el aviso y emitir un aviso revisado que cumpla con los requisitos establecidos por el Juez Cooper a través de la APA."

La falta de respuesta de Andorra ha precipitado un estado de asuntos que es incómodo para FinCEN, ya que no es justo para Ciercos y para otros accionistas en BPA. La situación puede y debe ser corregida antes de que se invierta tiempo o recursos en la creación de normas que son totalmente defectuosas.  

Sphere Consulting representa a Cierco Brothers en este asunto.

FUENTE Sphere Consulting