Autores y Agrupaciones de Autores de Australia, Quebec, el R.U. y EE.UU. Demandan a HathiTrust, la Universidad de Michigan, y Otras Cuatro Universidades Estadounidenses por Violación de Derechos de Autor

Se Cuestionan Archivos Digitales Provistos por Google y Demandantes Buscan Impugnar Escaneos No Autorizados de 7 Millones de Libros Protegidos por Derechos de Autor, A La Espera de Medida del Congreso

Sep 13, 2011, 23:00 ET from The Authors Guild

NUEVA YORK, 13 de septiembre de 2011 /PRNewswire/ -- The Authors Guild, the Australian Society of Authors, the Union Des Ecrivaines et des Ecrivains Quebecois (UNEQ), y ocho autores individuales interpusieron una demanda por violación a los derechos de autor en un tribunal federal en contra de HathiTrust, la Universidad de Michigan, la Universidad de California, la Universidad de Wisconsin, la Universidad de Indiana, y la Universidad de Cornell.  Entre los autores demandantes figuran la autora e ilustradora de libros para niños Pat Cummings; los novelistas Angelo Loukakis, Roxana Robinson, Danièle Simpson, y Fay Weldon; el poeta André Roy; el profesor de la Universidad de Columbia y estudioso de Shakespeare James Shapiro; y el autor de biografías ganador del Premio Pulitzer y el National Book Award T.J. Stiles.

Las universidades obtuvieron desde Google escaneos no autorizados de alrededor de 7 millones de libros protegidos por derechos de autor, derechos que pertenecen a los autores en docenas de países.  Las universidades depositaron los archivos no autorizados en un registro organizado por la Universidad de Michigan denominado HathiTrust.  En junio, Michigan anunció planes de permitir que sus estudiantes y los miembros de sus facultades descarguen sin límite las obras protegidas por derecho de autor, a las que considera "huérfanas" según las reglas establecidas por la misma institución. En agosto, otras universidades se unieron al proyecto de Michigan.

La liberación del primer grupo de las 27 obras denominadas huérfanas -de autores franceses, rusos y estadounidenses- iría destinada a alrededor de 250.000 estudiantes y miembros de facultades y tendría lugar el 13 de octubre. A partir de noviembre se liberarían otros 140 libros, incluidas obras en español, yiddish, francés y ruso.  

"Se trata de un intento ofensivo y escandaloso de desechar los derechos de los autores", declaró Angelo Loukakis, director ejecutivo de la Australian Society of Authors. "Tal vez algunos no lo vean así, pero escribir libros es un trabajo de la vida real y el sustento del autor.  Este grupo de universidades estadounidenses no tiene ninguna autoridad para decidir cuándo o cómo los autores renuncian a su protección por derechos de autor. No son libros huérfanos, son libros abducidos".

"Quedé anonadada al enterarme de esto", comentó Danièle Simpson, presidenta de UNEQ.  "¿Cómo pueden saber autores de Quebec, Italia o Japón que sus obras han sido declaradas 'huérfanas' por un grupo en Ann Arbor, Michigan? Si estas universidades pueden fijar sus propias reglas, ¿no querrá cada universidad, en cada país, hacer lo mismo?"

La demanda también cuestiona la seguridad de los 7 millones de archivos digitales no autorizados. Las cifras son asombrosas.  Las universidades, sin permiso, digitalizaron y cargaron en los servidores en línea de HathiTurst miles de ediciones, en varias traducciones, de obras de Simone de Beauvoir, Italo Calvino, Bernard Clavel, Umberto Eco, Carlos Fuentes, Gunter Grass, Peter Handke, Michel Houellebecq, Clarice Lispector, Mario Vargas Llosa, Herta Muller, Haruki Murakami, Kenzaburo Oe, Octavio Paz, y José Saramago, entre innumerables otros autores. Se han digitalizado obras de casi todos los países.  Las bases de datos de HathiTrust alojan más de 65.000 obras publicadas en el año 2001, por ejemplo, incluidos cientos de obras publicadas ese año en China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Rusia, España, y el Reino Unido, además de cientos de Australia, Austria, Brasil, Canadá, Egipto, Israel, Líbano, México, Países Bajos, Filipinas, Corea del Sur, Suiza, Tailandia, Turquía, y Vietnam.  

"Estos libros, por los actos ilegales de las universidades y de Google, ahora corren un riesgo digital innecesario e intolerable", sostiene el presidente del Authors Guild, Scott Turow.  "Aún cuando no se tratara de esta iniciativa absurda y de fines específicos, tendríamos un problema de importancia con el depósito digital.  Los autores no deberían verse obligados a confiar sus obras a un grupo que está imponiendo las reglas sobre la marcha".

El proyecto de escaneo de bibliotecas de Google ya es objeto de una demanda colectiva federal en Nueva York.  Está programada una conferencia sobre el estatus del caso ante el Juez Denny Chin para este martes 15 de septiembre.

Los abogados Edward Rosenthal y Jeremy Goldman de Frankfurt Kurnit Klein & Selz representan a los demandantes.

FUENTE  The Authors Guild

FUENTE The Authors Guild

SOURCE The Authors Guild