G100 Brasil - Núcleo de Estudios del Desarrollo Empresarial y Económico

Aug 15, 2015, 13:32 ET from G100 Brasil

SÃO PAULO, 15 de Agosto de 2015 /PRNewswire/ -- Revisión del panorama político brasileño - Según el G100 Brasil, compuesto por 100 Miembros (Accionistas, Presidentes y Directores Ejecutivos) efectivos y nominados, en estos momentos el sentimiento del ciudadano brasileño en relación al gobierno es de frustración y rabia. Las personas votaron confiando en que se tomarían algunas medidas que no se concretaron. Al inicio del primer gobierno de Dilma Rousseff había una gran expectativa y el índice de aprobación del gobierno se ubicaba en el 73%. Luego se produjo un ajuste y a comienzos de 2013 la evaluación era bastante positiva. En junio/julio de 2013 se produjo una caída en el índice y en julio la aprobación se ubicó en el 45% mientras que la evaluación de la gestión del gobierno como "Óptima/Buena" caía a un 31%. En esa ocasión descendieron las calificaciones de todas las instancias del gobierno. A lo largo del segundo semestre la situación mejoró y el gobierno de Dilma llegó a diciembre con un 56% de aprobación. Pero el año 2014 comenzó con un ritmo descendente. Durante la campaña electoral Dilma recuperó su aprobación y terminó siendo elegida con un 58% de aprobación, en comparación con un 44% al inicio de la campaña electoral. En diciembre ya se produjo una caída en el índice y la aprobación bajó al 52%. En marzo de 2015 la aprobación se precipitó a un 19% y en junio continuó descendiendo hasta ubicarse en el 15%. En términos de evaluación "Óptima/Buena" para la gestión del gobierno, el índice se ubicó en un 9%.

La caída de la Bolsa de Valores, la suba del dólar y el SELIC, la previsión de una caída del PIB y el aumento de la inflación, conforman el escenario económico del país. Mientras tanto, cuando se pregunta a la población cuál es la tasa de inflación, el 25% responde que se ubica entre el 4% y el 8% y más del 30% de la población no tiene idea. El 49% de la población considera que las medidas que se están adoptando no ayudarán ni resolverán los principales problemas económicos. Lo mismo ocurre con el paquete anticorrupción, donde el 55% de la población considera que no resultará eficaz. Para el 39% de la población, la corrupción forma parte de la cultura brasileña. Lo que provoca esta sensación de desesperanza es la falta de posicionamiento del gobierno, que no logra colocarse por encima de la economía ni de la corrupción en Petrobras. Para posicionarse se necesita de alguien que tenga credibilidad y hoy falta esa persona. El escenario es peor que en el período de las manifestaciones de 2013 y se encuentra muy anclado en las cuestiones de la economía y la corrupción. La ausencia y la inoperancia del gobierno en estos dos aspectos generan una gran decepción que se suma a las frustraciones en relación a las promesas electorales no cumplidas. Las perspectivas económicas son negativas y esto agrava el pesimismo.

Para la prensa:
MARKET 21
Juliana Mathias -
juliana.mathias@market21.com.br- (11 99161-8883)

Logo - http://www2.prnewswire.com.br/imgs/pub/2014-09-03/original/2082.jpg

 

 

 

FUENTE G100 Brasil

SOURCE G100 Brasil