Plan de Bid Alcohol para el Gran Partido

Alcohol Justice opina que el alcohol y los deportes son una mezcla tóxica para los jóvenes telespectadores y los atletas, provocando lesiones, el comportamiento violento y otros daños

Jan 30, 2014, 18:32 ET from Alcohol Justice

SAN FRANCISCO, 30 de enero de 2014 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ --   A pocos días del Gran Partido este domingo, es el momento de evaluar la dimensión del impulso que este evento realmente significa para la industria del alcohol.

(Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20110727/DC41105LOGO )

"Big Alcohol en los deportes es un gran negocio y muy perjudicial para la sociedad, su juventud, la salud y la seguridad pública", indicó Bruce Lee Livingston, director ejecutivo y CEO de Alcohol Justice. "Aunque el 'plan de juego' de Big Alcohol incluye mentiras obvias que dicen que no hay evidencia de que la exposición a los anuncios publicitarios de bebidas alcohólicas promuevan el consumo en los jóvenes menores de edad o el consumo excesivo peligroso entre los adultos, lo contrario es realmente la verdad".

Investigadores en el mundo entero han llegado a la conclusión muy bien resumida en un artículo en The Conversation por Kerry O'Brien, director de estudios de comportamiento en Monash University en Australia, el pasado mes de febrero cuando comentó: "ver y/o recordar anuncios publicitarios y patrocinios de bebidas alcohólicas para niños y adolescentes predice sus expectativas en cuanto a beber, normas, intenciones de beber y comportamientos perjudiciales con respecto a las bebidas en el futuro".

En una invitación abierta de Año Nuevo, este año Livingston invitó al mundo a unirse a Alcohol Justice para desafiar a la NFL, NBA, MLB, FIFA, las Olimpiadas y otras asociaciones de deportes profesionales y amateur en todo el mundo a poner fin a los posicionamientos de marca, auspicios, anuncios y patrocinios de celebridades para las bebidas alcohólicas.

MIENTRAS VE EL GRAN PARTIDO ESTE DOMINGO, PIENSE EN LO SIGUIENTE

Apenas dos gigantes mundiales de la cerveza, Anheuser-Busch InBev y SABMiller, invierten aproximadamente quinientos millones de dólares al año en anuncios televisivos durante eventos deportivos en Estados Unidos. ¿Acaso estas corporaciones sedientas de ganancias y centradas en los resultados malgastarían sus dólares?  Esto sólo comprueba que recuperan el retorno sobre la inversión (ROI) que desean …mayores ventas y consumo de bebidas alcohólicas. Desafortunadamente, esto conduce a un resultado en la salud y la seguridad pública que es inaceptable.

Motivado por la publicidad de Big Alcohol, los posicionamientos de marca, auspicios y patrocinios de celebridades, Estados Unidos consume una cifra estimada de 325 millones de galones de cerveza el día del Gran Partido, de modo que el daño relacionado con el alcohol es inevitable.  Durante el año, el consumo excesivo de alcohol relacionado con los deportes conduce directamente a decenas de miles de incidentes de violencia y problemas asociados con el alcohol. 

Ahora que el Súper Tazón XLVIII está prácticamente aquí– ¿nos atrevemos a decir su verdadero nombre? – se estima que unos 20 a 30 millones de niños sintonicen el juego en la TV o en línea. Como siempre, estarán saturados una vez más con anuncios seductores de cerveza.

Las investigaciones muestran que mientras más anuncios publicitarios de bebidas alcohólicas ven los niños, mayores son sus probabilidades de beber, beber en exceso o beber con mayor frecuencia.  En 2009, el Llamado de acción del Director General de Salud Pública para prevenir y reducir el consumo de bebidas alcohólicas en los menores de edad reportó que 5,000 personas menores de 21 años mueren anualmente a causa de lesiones asociadas con el alcohol. Otros cientos de miles más sufren abusos sexuales, lesiones graves, enfermedades e incumplimiento académico provocados por el alcohol.

Durante los últimos cinco años Alcohol Justice ha utilizado sus concursos de video de jóvenes (LIBERA EL TAZÓN & LIBERA NUESTROS DEPORTES) para enviar un mensaje a Big Alcohol y a las asociaciones de deportes profesionales diciéndoles que el ALCOHOL Y LOS DEPORTES SON UNA MALA COMBINACIÓN.  Nos complace saber que no somos los únicos que hallamos perturbadores los anuncios publicitarios de bebidas alcohólicas, los auspicios y los patrocinios de celebridades.

Dos de las personalidades más inteligentes y populares de la televisión en el país también consideran que hay algo equivocado en mezclar el alcohol con los deportes. Jon Stewart en "The Daily Show" recientemente fulminó a los críticos de la marihuana pero que sí beben en exceso http://bit.ly/1e8OYll y cuestionó el exceso de anuncios de cerveza en los deportes televisivos.  Mientras que Steven Colbert en "The Colbert Report" comentó sobre los patrocinios lucrativos de la NFL y el reciente "shout-out" de Peyton Manning para Bud Light http://bit.ly/1dBo0kz "Lo que más pesa en mi mente es cuándo puedo llevarme a la boca una Bud Light después de esta victoria. Esa es la prioridad número 1", dijo Manning. "¿Realmente Peyton?" preguntó Michael Scippa, director de asuntos públicos de Alcohol Justice. "¿Usted cree que miles de niños de diez años de edad necesitan escuchar esto? ¿Cuánto le pagaron para que usted plante esta semilla?"

Los anuncios publicitarios de bebidas alcohólicas, los auspicios y los patrocinios de celebridades asociados con los deportes son perturbadores porque están diseñados para tentar a los jóvenes a ingerir esa primera bebida, y además como lo dijo Kerry O'Brien "…también crean inteligentemente una cultura donde los niños perciben el consumo de bebidas alcohólicas como algo normal parte de la vida diaria, y ven como algo asociado con el éxito en los deportes".

"Sin embargo nosotros somos más sensatos y nada está más lejos de la verdad ", añadió Scippa. "Y recientes artículos noticiosos de varios percances trágicos por conducir en estado de ebriedad, de varias estrellas profesionales del deporte como Josh Brent, Erin Henderson y Bruce Smith, para nombrar apenas unos pocos, son una prueba de que el alcohol y el éxito en los deportes son una muy mala combinación".

LOS DEPORTES PUEDEN SOBREVIVIR SIN ALCOHOL

En el mismo artículo de Monash University anteriormente mencionado, O'Brien indicó, "Francia ha tenido una prohibición total de publicidad y auspicio de bebidas alcohólicas desde 1991.  Los deportes no han sufrido y el consumo de alcohol ha disminuido en los últimos 20 años más o menos. De hecho, Francia incluso fue el anfitrión de la Copa Mundial FIFA 1998 aun con esa prohibición."

Este resultado, aunque positivo para la salud y la seguridad pública de Francia, evidentemente no fue del agrado de la FIFA y de su mayor socio en la industria del alcohol, Anheuser-Busch InBev. Mientras que la Copa Mundial se prepara para trasladarse a Brasil en 2014, la FIFA exigió que esa nación soberana cambie su ley de 2003 que prohíbe la venta de alcohol en los estadios deportivos, para forzar así la venta de bebidas alcohólicas en los partidos de la Copa Mundial. A pesar de la protesta mundial generalizada sobre este intento de dictar la reversión de las leyes de seguridad pública, la FIFA ganó la moción, favoreciendo mayores ganancias para la FIFA y uno de sus principales patrocinadores, Anheuser-Busch InBev. "La FIFA quiere tener poderes Brasil a los que no tiene derecho como empresa privada", indicó el congresista federal y ex-delantero campeón de la Copa Mundial, Romario de Souza Faria.

"Ese es un precio demasiado alto a pagar por un partido", dijo David Sirota, autor de los bestsellers, "Hostile Takeover", "The Uprising" y "Back to Our Future" en un artículo que escribió en octubre pasado titulado La NFL simboliza la injusticia económica en Estados Unidos.  Pero él se refería al futbol americano y la NFL y refiriéndose al hecho de que el mejor amigo (BFF) de Big Alcohol, la NFL, disfruta de miles de millones de ganancias libres de impuestos mientras amasa subsidios públicos masivos para estadios, mejoras de infraestructura y servicios públicos operativos. Citó datos de Harvard University que muestran que el "70 por ciento del costo de capital de los estadios de la NFL ha sido proporcionado por los contribuyentes, y no por los propietarios de la NFL".

Un estudio de la Universidad de Minnesota  halló igualmente un consumo excesivo de bebidas alcohólicas durante las fiestas previas al partido y en los estadios, lo que produce un estimado conservador de 5,000 fans en estado de embriaguez legal en cada partido de la NFL. Consecuentemente, ellos son responsables por los daños relacionados con el alcohol el día del partido, como palizas violentas, puñaladas y choches de vehículos que la policía local, los técnicos de emergencias médicas (EMT) y el personal de salas de emergencias (ER) deben atender a costo del público.   

EL ÚNICO PLAN DE JUEGO QUE FUNCIONA: ELIMINAR LAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS DE LOS DEPORTES  

David Pease, un antiguo ejecutivo de los Miami Dolphins indicó en un reciente artículo TCP, "Con recientes aumentos significativos en las tarifas de derechos que se les cobraba  las redes deportivas, especialmente por la NFL, podemos esperar ver comerciales de bebidas alcohólicas más costosos y probablemente más unidades totales que saldrán al aire como parte de los esfuerzos de las redes por recuperar el mayor costo de sus gastos por concepto de derechos."

Pease, que perdió dos hijos debido al abuso de alcohol y las drogas, es hoy un activista de la prevención que cree que una gran parte de nuestra infraestructura de prevención y alcance ha sido ya desmantelada, o ha sufrido recortes o pérdidas de financiamiento en años recientes. Pease observa que el modelo operativo de los negocios del deporte coloca las ganancias del futbol y el básquetbol por delante del desarrollo cerebral de los adolescentes en Estados Unidos con las consecuencias involuntarias siendo letales para las neuronas cerebrales.

"Necesitamos armarnos de voluntad y valor para presionar colectiva y respectivamente a la NFL, NBA y NCAA para monitorear de manera más responsable esta consecuencia no reportada e "involuntaria", dijo Pease. "Independientemente de la inevitable reacción en contra, tenemos la obligación con nuestros hijos de intervenir.  A la final, fuimos nosotros quienes los involucramos en los deportes por primera vez".

"El único plan de juego que funciona es eliminar los anuncios publicitarios globales de bebidas alcohólicas, los patrocinios, los posicionamientos de marca y promociones de todo deporte, comenzando con los juegos universitarios hasta los campeonatos de la NFL, desde la Serie Mundial hasta la Copa Mundial y las Olimpiadas",  concluyó Livingston. "Además ha llegado el momento de poner fin al estatus de sin fines de lucro de la NFL y a los subsidios públicos injustos que los dueños multimillonarios de los equipos aprovechan".

Para más información acerca de la norma social tóxica de mezclar Big Alcohol y Big Sports Stadiums aquí: http://bit.ly/hK6Dg3

Vea a Bruce Livingston en conversación con David y Brian Pease aquí: http://youtu.be/2UhXkF1GvR4

Entérese más acerca de farsa del estatus sin fines de lucro de la NFL  aquí: http://bit.ly/17B556d

Contactos: Michael Scippa: 415 548-0492; Jorge Castillo: 213 840-3336

FUENTE  Alcohol Justice

FUENTE Alcohol Justice

SOURCE Alcohol Justice



RELATED LINKS

http://www.AlcoholJustice.org